Agro

El sector agrario pide un plan de choque urgente ante la "brutal subida" de los costes de producción

  • Alertan de que el coste de la energía se ha disparado un 270%, el gasóleo, un 73%, y los abonos, un 48%
El gasóleo ha subido un 73%
Valladolid

Asaja, COAG y UPA han reclamado al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, una reunión urgente donde abordar un plan de choque que frene la crítica situación que atraviesan las explotaciones agrarias ante la "brutal subida" de los costes de producción que están ahogando al sector agrario, según han informado en un comunicado conjunto.

Las organizaciones agrarias han recordado que se está ante la "campaña más cara de la historia en lo que a costes de producción se refiere", sin que los agricultores y ganaderos puedan repercutir esas "tremendas subidas" en el precio final al que venden sus producciones. El alza de la energía dispara los costes agrícolas

En las últimas semanas, los productos básicos en la cesta de la compra como el pan, la leche, los huevos o el aceite de oliva ya han incrementado sus precios en los lineales de supermercados y grandes superficies, lo que provocará que el consumidor pagará más caros estos artículos, sin que los productores de los mismos puedan ver repercutidas estas subidas en sus cuentas de explotación.

En este escenario, Asaja, COAG y UPA consideran "urgente" que tanto Planas, como el Gobierno en su conjunto, tomen conciencia del "grave problema" que está sufriendo el eslabón más débil de la cadena alimentaria, el formado por agricultores y ganaderos, y se arbitre un "plan de choque urgente" que aporte soluciones y garantice el buen funcionamiento del sector agroalimentario, algo que no solo redundará en beneficio del sector sino también de todos los consumidores.

El sector ha ejemplificado con la grave situación que atraviesan los ganaderos de leche, que estos días se están manifiestando ante las industrias lácteas porque están al borde del colapso y está en juego su supervivencia inmediata.

Así recuerdan que producir un litro de leche le cuesta al ganadero 38 céntimos de euro y se le está pagando 34 céntimos, mientras que el precio de venta al público son 80 céntimos de media. Con estos datos, cada día cierran en España ente 2 y 3 explotaciones lácteas, cuando, hay que recordar que, España es un país deficitario en leche por lo que tiene que importar más de 700.000 toneladas anuales.

Respecto al incremento de los costes, los piensos para el ganado se han encarecido cerca de un 30% en el último año, mientras que son más caras las semillas (+20%), los abonos (+48%), el agua (+33%) o los plásticos que se utilizan en los cultivos de invernadero (+46%).

Aunque la subida más espectacular es la que afecta al gasóleo que usan todos los productores para mover sus tractores (+73%) y a la energía eléctrica, que se ha disparado un 270%.

Por último, las organizaciones agrarias también precisan que se debe computar la subida del SMI que, en los últimos tres años, ha sido del 29,7%, a lo que debemos sumar la subida de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Con esta situación de "brutal" subida generalizada de los costes de producción y sin que los agricultores y ganaderos puedan repercutir las alzas en el precio de venta de sus productos, el sector primario se encuentra en una "situación seriamente comprometida", y han advertido de que si las explotaciones se ven abocadas al cierre, el suministro de alimentos básicos podría no estar garantizado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.