Empleo

Un 40% de los desempleados de larga duración es mayor de 50 años

  • Tres cuartas partes de los parados sénior lleva más de dos años buscado trabajo
  • Los parados que encuentran empleo suponen el 11% de todos los parados entre 50 y 64 años
  • En el periodo de un trimestre solo el 11% de la población de entre 55 y 64 años que está desempleada logra ocuparse
Los trabajadores sénior tienen muchas más dificultades para encontrar empleo que los jóvenes

Los parados que llevan más de un año buscando empleo suponen en España 1,4 millones de personas y el 39% de ellos se encuentran entre los 50 y los 64 años de edad (400.000 personas). Además, tres cuartas partes del paro de larga duración mayor de 50 años llevan más de dos años buscando empleo.

Así lo pone de manifiesto un informe de Randstad Research sobre el mercado laboral de los sénior. En él se refiere también que las salidas de las situaciones de desempleo para los mayores de 50 años presentan más dificultades. Los desempleados que salen de esta situación y encuentran empleo suponen el 11% de todos los parados entre 50 y 64 años. Este porcentaje es más del doble para los desempleados entre los 25 y 34 años de edad (27%). En este grupo de edad, constata el estudio, hay una mayor proporción de personas que pasan a la inactividad, tanto desde el desempleo como desde la ocupación.

Actualmente, la población activa de más de 50 años alcanza su cifra más alta y se sitúa en los 7,5 millones de personas, que representan el 32% del conjunto de los activos totales (23 millones). Más de la mitad de los activos mayores de esa edad son hombres mientras que las mujeres representan el 46%.

El estudio señala que a partir de los 34 años, y según va avanzando la edad, se hace más difícil encontrar un empleo desde una situación de desocupación. De este modo, en el periodo de un trimestre solo el 11% de la población de entre 55 y 64 años que está desempleada logra ocuparse. Este porcentaje se eleva hasta el 27% para los desempleados entre los 25 y los 34 años.

Al margen de los datos, Randstad Research ha realizado una encuesta entre los sénior que revela que el 85% de ellos está buscando empleo de manera más o menos activa. Aunque la principal razón para ello, apunta la consulta, es la desocupación, un porcentaje destacado menciona la búsqueda de un mayor salario (34%), la necesidad de nuevos retos profesionales (24%) o la mayor conciliación de la vida laboral con la profesional (20%) como principales razones para cambiar de trabajo.

Según la consulta, las personas desempleadas recurren en mayor medida a la ayuda de empresas de recursos humanos (87%) o al Servicio Público de Empleo (60%). En cuanto a la percepción, dos de cada diez mayores de 50 años que está en desempleo piensan que la posibilidad de encontrar un empleo es muy baja. Por el contrario, los que están trabajando se muestran ligeramente más optimistas a la hora de encontrar una nueva oportunidad laboral: cuatro de cada diez.

Parados sérior
Desempleo entre los mayores de 50 años

En un contexto en el que la edad es un factor que puede condicionar la posibilidad de alcanzar nuevos retos profesionales, la formación se convierte en el principal impulsor para conseguirlo. De hecho, un 33% de este colectivo cuenta con titulación universitaria, algo que facilita su empleabilidad.

No obstante, la necesidad de actualizar su formación la tienen muy presente. Salvo el 14% que asegura no haber realizado ningún programa, aludiendo a aspectos económicos, la gran mayoría (el 86% restante) señala que ha completado alguna formación en los últimos cinco años. Además, una de cada cuatro personas de este colectivo afirma haber hecho un curso por año durante los últimos cinco años.

El doble de paro juvenil que la UE

A pesar de las mejoras que ha experimentado el empleo con carácter general, España sigue siendo, junto con Grecia, el Estado de la Unión Europea con una tasa de desempleo juvenil más elevada. De acuerdo con los últimos datos disponibles, dados a conocer el viernes por la compañía de Recursos Humanos Adecco, el paro entre los jóvenes se situó en el 29,6%, más del doble que la tasa de desempleo joven para el conjunto de la UE (14,4%) y para el total de la población activa española (13,2%).

Adecco apunta, remitiéndose al último informe anual del Observatorio de Emancipación Juvenil del Consejo de la Juventud de España (CJE) que para aquellos que trabajan, la situación no es mucho mejor. Así, a pesar de que la temporalidad se ha reducido del 52,8% al 47,2%, el incremento en la contratación indefinida se habría dado especialmente en los indefinidos a tiempo parcial y en los fijos-discontinuos. De hecho, el tiempo medio de permanencia dentro de la misma empresa es de 22,7 meses.

En segundo lugar, y en relación con lo anterior, se trabaja menos de lo que se desearía. El trabajo a tiempo parcial involuntario alcanza el 48,1% entre los jóvenes. Además, un 15% de las personas entrevistadas declaraba estar ocupada a tiempo parcial por menos de diez horas semanales trabajadas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud