Empleo

Estas son las tendencias laborales que vaticinan los expertos para 2023

  • Después de que el teletrabajo haya tendido a la baja, ¿qué nos deparará este año en los espacios de trabajo?

Llevamos tres años de continuos cambios en nuestra relación con el trabajo. En gran medida, forzadas por la pandemia, pero también reconfiguradas en los últimos meses, como se ha visto con el descenso que ha tenido el teletrabajo o el menor peso que se le da ahora a debates que estaban muy instaurando como el de la semana laboral de 4 días.

Durante todo este tiempo, los empleados se han visto obligados a adaptarse constante y rápidamente a los cambios socioeconómicos como consecuencia de la pandemia. Tanto los empresarios como los empleados se enfrentan a la nueva normalidad y a cómo integrar los comportamientos y actividades aprendidos durante la pandemia en un mundo pospandémico.

La adopción de herramientas digitales que permiten el trabajo a distancia, la creación de culturas empresariales virtuales y un enfoque interno en el compromiso y la satisfacción de los empleados son ejemplos de estos objetivos basados en la pandemia que los lugares de trabajo están tratando de integrar en su día a día.

Sin embargo, ahora que también se oyen campanas de recesión, conviene saber cómo valoran algunos de los mayores centros de estudio y análisis el que puede ser el futuro del trabajo.

Continuarán los espacios de trabajo híbridos (pero aumentará el control)

La flexibilidad en el lugar de trabajo nunca ha sido tan valorada como ahora, según diversas encuestas. La mayoría de los empleados no quieren sentirse atados a sus escritorios durante ocho horas al día después de experimentar el trabajo en remoto. La reducción de los desplazamientos y la posibilidad de cambiar el horario de trabajo a horas no tradicionales permitió a los empleados mejorar su equilibrio entre trabajo y vida personal.

Con la adopción generalizada del trabajo híbrido, que parece haberse quedado como la opción favorita de empresas y empleados, las empresas están adoptando medidas para medir la productividad de los empleados cuando no están en la oficina. Desde el seguimiento de las horas hasta los programas informáticos de control, hemos empezado a ver que los empresarios intentan conocer mejor cómo emplean su tiempo los equipos.

Más beneficios más allá del sueldo

En 2023, esperamos ver una creciente importancia de los beneficios en los paquetes de compensación de los trabajadores. Según un estudio reciente de Talent, cerca del 60% de los solicitantes de empleo consideran que los beneficios extra son un elemento importante a la hora de buscar trabajo, sólo superado por el salario.

Con la continua escasez de talento en el mercado laboral, muchas organizaciones recurrirán a la aplicación de paquetes de prestaciones más completos y atractivos para atraer y retener a los mejores talentos.

Mayor transparencia salarial

Requerido cada vez más por Europa, la transparencia salarial aparece como otra de esas tendencias. Fuera de la UE la ciudad de Nueva York, California y Colorado ya cuentan con leyes de transparencia salarial que obligan a los empleadores a indicar los rangos salariales en las descripciones de los puestos de trabajo.

El mayor peso dado a la salud mental no se perderá

La pandemia dio lugar a muchas conversaciones importantes en torno a la salud mental y el bienestar dentro y fuera del lugar de trabajo. Como resultado, muchas organizaciones ofrecen ahora a sus empleados beneficios para el bienestar, como programas de meditación, jornadas de verano para desestresarse o acceso a servicios psicológicos. Aunque ya hemos superado la pandemia, no es el momento de retroceder en los enormes avances logrados que permitieron a los empleados hablar abiertamente de sus problemas de salud mental.

Los tiempos de incertidumbre económica traen consigo toda una nueva serie de temores que tienen el poder de afectar negativamente a la salud mental, y parece que ese cuidado también ha llegado para quedarse.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud