Empleo

Los 5 hábitos que sigue Bill Gates en su día a día para ser productivo

  • Gates tiene algunas rutinas muy marcadas desde sus inicios en Microsoft, según ha contado en varias entrevistas

Bill Gates es conocido por montar y cofundar el imperio de Microsoft, por su actividad después filantrópica y, también, por su capacidad para leer una gran cantidad de libros. No se le puede achacar, desde luego, que no aproveche el tiempo.

Todo ello le ha convertido en un referente para muchas personas, especialmente desde el punto de vista empresarial. Pero si algo tiene cualquiera en común con Gates es que, como todo el mundo, tiene 24 horas al día. Por lo tanto, ¿cómo saca partido a su tiempo?

En las siguientes líneas repasamos algunas de las rutinas que según él mismo ha comentado cuenta que le hacer ser más productivo.

Nada más levantarse: ejercicio

Como otros empresarios venidos del mundo de la programación (y aquí puede que estemos pecando algo de clichés) Gates no es un gran fan del ejercicio. Sin embargo, se lo impone.

Gates es conocido por pasar una hora cada mañana corriendo en la cinta de correr al levantarse. Varios estudios han descubierto que el ejercicio matutino mejora la cognición y la concentración a lo largo del día. Así que parece una buena receta para empezar el día.

Guarda una hora al día para dedicarla a aprender algo o leer

Gates es conocido por ser un ávido lector. Sin embargo, como todos, a veces no saca tiempo. ¿Cómo conseguirlo? Reservando unas horas fijas ante cualquier contratiempo.

A pesar de su apretada agenda, Gates dedica una hora diaria al aprendizaje deliberado. Se sabe que lee unos 50 libros al año.

Planifica su día de forma específica

Durante una entrevista con Charlie Rose, Gates, junto con Warren Buffet, hizo hincapié en que, aunque puede comprar todo lo que quiera con su riqueza, no puede comprar más tiempo. Por eso programa sus días meticulosamente. Es conocido por dividir su día en tiempos de 5 minutos, al igual que hace por ejemplo Elon Musk.

La lección es clara: hay que estructurar el tiempo. Reservar una cantidad de tiempo específica para realizar una tarea concreta (por ejemplo, diez minutos para responder a tres correos electrónicos) evita las distracciones.

Pero no tiene miedo de dedicar tiempo a tareas aparentemente poco productivas

Gates lava los platos o recoge su casa él mismo, según cuneta. ¿Por qué, si es tan rico? Según su experiencia, las tareas cotidianas pueden ser oportunidades para practicar la atención plena, promoviendo así la calma y la creatividad, además de la generación de ideas.

Y, sobre todo, cuida su descanso

Cuando llega la hora de irse a la cama, Gates se asegura de acostarse lo suficientemente temprano como para dormir siete horas siempre. La falta de sueño no solo afecta a los procesos cognitivos -como la atención, la capacidad de alerta y la resolución de problemas-, dificultando el aprendizaje eficaz, sino que también puede provocar graves problemas de salud, como enfermedades cardíacas e hipertensión.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin