Empleo

4 de cada 10 trabajadores españoles sufren 'burnout': así puedes reconocerlo

  • Un 70% de los encuestados reconocen que esta sensación de "estar quemado" en el trabajo ha aumentado debido a la pandemia

Del denominado burnout o fatiga relacionada con el trabajo se venía hablando desde antes de la pandemia, pero esta parece haberlo llevado a otro nivel, incluyendo a los trabajadores españoles.

La pandemia ha permitido más flexibilidad laboral para la mayoría de profesionales, dando lugar a muchos aspectos positivos, pero también a otros que no lo son tantos.

Según la Guía del Mercado Laboral 2022, el 43% de los profesionales españoles tienen cierta sensación de agotamiento, fatiga laboral o 'estar quemado' del trabajo, como podría ser su traducción literal.

Las empresas también reconocen la existencia de este problema

Esta cifra es de especial relevancia, ya que no solo los profesionales encuestados consideran sufrir esta sensación, sino que el 43% de empresas encuestadas -porcentaje idéntico al de los profesionales- afirman que sus equipos cuentan con este síndrome. Y es que la salud mental ha jugado un papel clave durante toda la pandemia.

Dentro del 43% de profesionales que sufre burnout, el 70% afirma que se trata de una sensación que ha aumentado desde la pandemia de Covid-19, lo que supone un 30% del total de la muestra analizada.

En el caso de las empresas, es un porcentaje aún más alto: dentro del 43% de organizaciones que afirman que sus equipos sufren burnout, un 88% afirma que ha aumentado con la pandemia, un 38% del total de empresas.

Entre los motivos derivados se encuentra el estrés, la carga excesiva de trabajo, la falta de interacción social y la falta de políticas de apoyo en recursos humanos.

Más horas, más fatiga

Otro dato que contribuye a la sensación de fatiga laboral es que el 51% de los empleados considera que trabaja más horas que antes de la irrupción de la Covid-19. Además, el 59% confirma que tienen dificultad para desconectar de su trabajo, alcanzando al 68% en los casos de puestos directivos. Por otro lado, en el caso del personal de apoyo, este porcentaje baja hasta el 48%.

El 61% de los empleados españoles asegura que realiza horas extra sin remuneración y sin recuperarlas. Si comparamos estos datos con los del pasado año, supone un aumento de dos puntos porcentuales. También hay empleados que sí realizan horas extra, pero o bien las recuperan o son remuneradas.

Cómo reconocer si estamos sufriendo 'burnout'

Para reconocer este síndrome, más allá de la falta de motivación, los expertos señalan una serie de señales claras. Monica Valour, profesora de empresariales y colaboradora de la Harvard Business Review, explicaba en un artículo los siguientes indicadores:

El agotamiento es el síntoma central del burnout: Comprende una "profunda fatiga física, cognitiva y emocional que socava la capacidad de las personas para trabajar eficazmente y sentirse positivas con lo que hacen", dice la experta. Puede deberse a la intensa presión o, simplemente, al hecho de tener demasiadas cosas que hacer. En un estado de agotamiento, uno se da cuenta de que es incapaz de concentrarse o de ver el panorama general; incluso las tareas rutinarias y antes agradables parecen arduas.

Despersonalización y erosión del compromiso: Es esencialmente una forma de distanciarse psicológicamente del trabajo. En lugar de sentirse involucrado en las tareas, proyectos, colegas, clientes y otros colaboradores, la implicación va a menos. El cinismo puede ser el resultado de la sobrecarga de trabajo, pero también es probable que se produzca en presencia de grandes conflictos, injusticia y falta de participación en la toma de decisiones, dice.

Ser ineficiente y poco productivo por bajo interés: Las personas que padecen este síntoma de agotamiento sienten que sus habilidades disminuyen y se preocupan por no ser capaces de tener éxito en determinadas situaciones o de realizar ciertas tareas. "A menudo se desarrolla junto con el agotamiento y el cinismo, porque las personas no pueden rendir al máximo cuando están sin combustible y han perdido su conexión con el trabajo", cuenta la experta, que recomienda hablar estas sensaciones con los superiores, buscar nuevos roles o formas de encarar el trabajo y, en el peor de los casos, cambiar de empleo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin