Elecciones 26M

Maragall (ERC) se impone a Colau en Barcelona con un resultado muy ajustado

  • Jaume Collboni (PSC) obtiene ocho concejales y Manuel Valls (Ciudadanos) seis
  • JxCat pasa de segunda a quinta fuerza y la CUP pierde sus tres ediles
  • Maragall quiere ser alcalde con el apoyo de JxCat pero quedan en minoría
El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall. Luis Moreno

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, ha logrado este domingo ganar las elecciones municipales a la candidata de BComú, Ada Colau, con pocos votos de diferencia y empatados con diez concejales. Maragall (ERC) se impone a Colau en Barcelona con un resultado muy ajustado. Colau se ha impuesto en seis de los diez distritos de la ciudad. 

La ERC de Maragall ha obtenido diez ediles -el doble que en 2015, cuando consiguió cinco-, y Colau ha obtenido también diez -pierde uno-, con 4.833 votos menos que los republicanos, con el 100% escrutado.

Por detrás se sitúan Jaume Collboni (PSC) con ocho concejales; Manuel Valls (Ciudadanos) con seis; JxCat –con el preso soberanista Joaquim Forn como número uno- con cinco concejales, y el PP –con el empresario Josep Bou como cabeza de lista- con dos concejales. La CUP, que tenía tres concejales, se queda sin representación.

Maragall, vencedor: "Ya estamos aquí. Barcelona tendrá un alcalde republicano"

Los socialistas suben del quinto al tercer lugar en comparación con las elecciones municipales de hace cuatro años en la capital catalana, cuando obtuvieron cuatro ediles, y el PP pasa de tres a dos concejales, aunque los ha conseguido por lo pelos, ya que ha obtenido un 5,01% de los votos -el mínimo para obtener representación es el 5%-.

Por contra, JxCat ha pasado de segunda a quinta fuerza, ya que ha perdido la mitad de los concejales de 2015 -de 10 a 5-, evolucionando en sentido inverso a ERC, y la CUP ha perdido la representación en el Ayuntamiento de Barcelona, donde ahora tenía tres ediles.

Maragall se ve alcalde

El candidato de ERC a las elecciones municipales de Barcelona, Ernest Maragall, ha celebrado este lunes su victoria: "Ya estamos aquí. Barcelona tendrá un alcalde republicano. Barcelona tendrá un alcalde progresista, tendrá un alcalde de Esquerra Republicana de Catalunya".

El ganador de los comicios locales ha dedicado sus primeras palabras a anunciar su visita al líder municipal de JxCat, Joaquim Forn, a la cárcel de Soto del Real (Madrid) para "hablar de Barcelona, del futuro, de la emancipación de Barcelona y Cataluña y de la recuperación del derecho de autodeterminación".

Con todo, ha mostrado su "respeto" por el resultado de Ada Colau (Barcelona en Comú), y ha afirmado que también hablará con ella sobre "la libertad y la democracia, el retorno de los presos y exiliados, y las aspiraciones del derecho de autodeterminación".

Maragall ha sostenido que Barcelona tendrá un alcalde de ERC, lo que no pasaba desde 1939, y que está dispuesto a tender la mano "por el bien de la ciudad" a todas las formaciones, incluida la CUP –aunque no haya obtenido representación- y los partidos contrarios a la independencia, si bien ha advertido: "Que tengan claro que en nuestra actitud primará el compromiso con la dignidad, la justicia y la libertad. Eso no está en negociación ni forma parte de ningún regateo".

Por su parte, la líder de Barcelona en Comú, Ada Colau, ha llamado a una alianza de izquierdas en el Ayuntamiento de Barcelona.

En comparecencia pública tras constatarse el triunfo de ERC, ha argumentado que los republicanos han ganado "por muy pocos votos" y que el resultado "histórico" de las formaciones de izquierdas en la capital catalana -con el PSC en tercera posición con ocho concejales- debe traducirse en un pacto.

La número dos de JxCat a la alcaldía de Barcelona, Elsa Artadi, ha pedido un gobierno municipal "100% independentista". Ha lamentado que la "falta de unidad" del independentismo ha supuesto una pérdida de peso del soberanismo en el pleno municipal de la capital catalana, pasando de 18 a 15 concejales respecto a las anteriores elecciones municipales en 2015.

Maragall ha priorizado la alianza con JxCat pese a que solo suman los mencionados 15 concejales sobre un total de 41 ediles, lo que los deja en minoría. Por contra, una hipotética alianza de Colau con el PSC tampoco suma mayoría, ya que se queda en 18 concejales. 

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

10140
A Favor
En Contra

Es una de las mejores cosas que le podia haber pasado a Barcelona: Darle patada a la cantamañanas de la Colau.

Ahora bien, a ver si ha salido de Guatemala para ir a caer en Guatepeor con el de ERC.

Un mal menor hubiera sido que el PSC hubiera mejorado resultados.

Puntuación 12
#1
Cum.fraude
A Favor
En Contra

Lo penoso es que el egsperpento este, que no ha traído más que delincuencia e inseguridad, no ha ganado por poco, posiblemente por mostrarse menos independentista!! jaja

Puntuación 8
#2
Indignada
A Favor
En Contra

Mefistofeles, vete a tu casa a mearte por los pasillos soooo guarra boyera

Puntuación 4
#3
navegante los que se sacrifican por una vivienda merecen un premio no un okupa.
A Favor
En Contra

Me alegro enormemente que en la ciudad de Barcelona las paridas queden de una vez por todas fuera de las verdaderas necesidades de los catalanes de un signo y de otro.

Tambien Madrid logra quitarse a esa señora que tanto daño ha hecho a la capital del país.

Madrid recupera la cordura en su alcaldía algo que no debió de perder núnca.

Puntuación 2
#4