Editoriales

Sin controles sobre la renta mínima

El nuevo ingreso mínimo vital recibió esta semana la aprobación del Congreso y todo está listo para que su primer desembolso llegue a partir del próximo día 21. Sale así adelante un nuevo subsidio estatal, sin que se resuelvan sus numerosos puntos negros, muchos evidentes desde antes de la discusión parlamentaria.

Es el caso de la invasión de competencias autonómicas, por el afán del vicepresidente Iglesias de que la nueva ayuda se vincule directamente a su gestión. También está ya calculado el esfuerzo extra, 3.000 millones anuales, que deberá hacer la Administración central en un momento de máxima tensión para la deuda y el déficit públicos.

Otros perjuicios, sin embargo, se manifestarán en el inmediato futuro. Es el caso del incremento de hasta cinco puntos en la tasa de desempleo estructural que los expertos consultados por elEconomista prevén. Ya antes de la entrada en vigor del ingreso mínimo, se observa un desincentivo de la búsqueda de trabajo en la agricultura o las empleadas del hogar. Es previsible que el fenómeno vaya a más, por culpa de la deficiente supervisión que el diseño de la renta vital establece. Los ayuntamientos tendrán que asumir una gestión nueva para ellos, ya que hasta ahora estas ayudas eran potestad de las autonomías.

Además, el subsidio está exento de caducidad, lo que implica que sus perceptores carecen de la obligación de someterse a controles periódicos. Y aún más grave es la ausencia de parámetros claros que permitan medir la proactividad a la hora de buscar empleos de los beneficiarios, y penalizarlos en caso de rechazo sistemático de ofertas de empleo. Se da así el perfecto caldo de cultivo para los abusos y el avance de la economía sumergida.

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Catedrático de Economí­a
A Favor
En Contra

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias está mintiendo de una manera intolerable, cuando dicen que quieren fomentar el empleo pagando un sueldo a las personas que no trabajan, y subiendo los impuestos.

Puntuación 0
#1
Catedrático de Economí­a
A Favor
En Contra

Con el pago de la "Renta Mínima" Pablo Iglesias puede conseguir diez millones de votantes para Podemos, pero lo peor de todo, es que la "Renta Mínima" la vamos a pagar a través de los impuestos, las personas que nos ganamos la vida trabajando.

Puntuación -1
#2
Catedrático de Economí­a
A Favor
En Contra

Pablo Iglesias quiere que la "Renta Mínima" la cobren diez millones de personas, y de ésta manera, Pablo Iglesias quiere asegurarse diez millones de votantes para Podemos.

Puntuación 0
#3
amore
A Favor
En Contra

Es un caos, anarquia, muerte destrucción, fin del mundo, este gobierno socailcomunistaetarrabolivarianocatalan quiere que los niños de este país no pasen hambre, serán comunistas!!

Puntuación 1
#4
Usuario validado en elEconomista.es
IMPUESTOSSUCESIONESROBO
A Favor
En Contra

La cigarra y las hormigas. Me imagino a los profesionales de vivir sin trabajar a quién van a votar los próximos años. Tengo un caso en la familia, soltera con hijo a cargo, sin trabajo desde hace 12 años, vive de la pequeña ayuda del Estado, la paga en negro del padre del niño y usufructua la casa de su madre a la que de vez en cuando le limpia algo de dinero. Y tiene coche. ¿Quién va a pagar la fiesta?. Cuando se mire en el espejo, recuerde quién paga la fiesta. El espejo, el espejo.

Puntuación -1
#5
Encarni
A Favor
En Contra

Exigimos controles ya, los servicios sociales, ayuntamientos, el que lo cobre haga trabajos a la comunidad, y el que no lo acepte que devuelva todo lo cobrado. Que la pena de todo esto, es que va a aumentar la economía sumergida por dos ámbitos, los que quieran cobrar la ayuda y las empresas que les van a subir impuestos y no los van a poder asumir.

Puntuación 0
#6
Encarni
A Favor
En Contra

Exigimos controles ya!!, los servicios sociales, ayuntamientos, el que la cobre que realice trabajos a la comunidad, y eso hará que busquen activamente empleo, y el que no lo acepte que devuelva todo lo cobrado. Que la pena de todo esto, es que va a aumentar la economía sumergida por dos ámbitos, los que quieran cobrar la ayuda no declararnos sus impuestos correctamente y las empresas que les van a subir impuestos y no van a poder asumir el gasto

Puntuación 0
#7