Economía

EEUU se desmarca del cierre de filas del G20 contra el cambio climático

  • Trump anunció la retirada de EEUU del acuerdo en 2017

Los países del G20 han reafirmado este sábado la "irreversibilidad" del Acuerdo de París y se han comprometido a la "plena implementación" de sus medidas nacionales contra el cambio climático, con la excepción de Estados Unidos.

El G20 "reafirma su compromiso para la plena implementación" de las medidas pactadas en París en 2015, y se fija la fecha de 2020 para "actualizar las contribuciones nacionales" a la lucha común contra el calentamiento global, según la declaración conjunta adoptada al término de la cumbre celebrada en Osaka (Japón).

El texto resalta que Estados Unidos se retiró del Acuerdo de París porque "ponía en desventaja a los trabajadores y contribuyentes estadounidenses" y replica así la conclusión de la cumbre del G20 del año pasado celebrada en Buenos Aires. Esta división se produjo tras el acceso a la Casa Blanca del actual presidente estadounidense, Donald Trump, que revirtió gran parte de la política internacional de su predecesor, Barack Obama.

Desde el primer momento de la cita de Osaka la disensión se hizo patente en declaraciones como la del presidente francés, Emmanuel Macron, quien advirtió de que Francia no aceptaría una declaración final que no mencionara el Acuerdo de París para limitar los efectos del calentamiento global. Según fuentes conocedoras del encuentro, las negociaciones para la redacción del acuerdo final han sido conflictivas. La primera parte del texto que recoge la postura de los 19 firmantes del Acuerdo de París advierte de que los países tienen "responsabilidades comunes pero diferenciadas y capacidades diferentes" para la aplicación del Acuerdo.

La segunda parte, la estadounidense, subraya que Washington asume "un enfoque equilibrado entre energía y medio ambiente" para lograr "energía asequible, fiable y segura para todos sus ciudadanos". Para ello plantea utilizar "todas las fuentes y tecnologías energéticas, incluido el uso de tecnologías de combustibles fósiles limpias y avanzadas, renovables, energía nuclear civil y reducción de las emisiones sin dejar de fomentar el crecimiento económico".

En cuanto al plástico en los océanos, el G20 asume la Visión Océano Azul de Osaka para evitar mayor contaminación de los mares para 2050, aunque no se menciona ningún medio concreto aparte de un "planteamiento integral del ciclo de la vida" mediante la mejora de la gestión de residuos y soluciones innovadoras sin dejar de reconocer la importancia del plástico para la sociedad. El documento añade un punto en el que Estados Unidos "reitera su decisión de retirarse de los Acuerdos de París porque suponen una desventaja para los trabajadores y contribuyentes estadounidenses", según el texto.

Un freno al calentamiento

El Acuerdo de París fue firmado por 195 países en diciembre de 2015, y su objetivo principal es no llegar a los 2º de incremento de la temperatura media del planeta. Además, el documento recoge la necesidad de intentar que el calentamiento no supere 1,5º. Para ello, los países firmantes establecen un compromiso de planes nacionales contra el cambio climático para rebajar su nivel de emisiones. La idea es compensar las emisiones con la neutralización de las mismas con sistemas naturales como los bosques. 

Trump anunció la retirada de EEUU de este compromiso en junio de 2017, meses después de ser elegido presidente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud