Economía

May estudia presentar mañana su acuerdo de Brexit en el Parlamento y que se vote en dos partes

  • Una buena parte de los conservadores piden públicamente su cabeza
  • La premier estudia presentar mañana su acuerdo de Brexit al Parlamento
  • Su idea pasa por separar el plan de salida de la declaración política
La primera ministra británica, Theresa May. Reuters

La primera ministra, Theresa May, en la reunión con su Gabinete ha anunciado llevar por tercera vez su acuerdo de Brexit al Parlamento británico. La premier ha propuesto al líder laborista, Jeremy Corbyn, dividir la votación en dos. Por un lado, se votaría el acuerdo de salida y por otro, la declaración política que contiene la relación futura entre Reino Unido y la Unión Europea. Según el partido laborista, Corbyn lo habría rechazado. May trasladó el domingo a varios parlamentarios partidarios del 'Brexit' que presentará su renuncia como jefa del Gobierno si logra que la Cámara de los Comunes apruebe su plan para el proceso de salida de la Unión Europea, según ha informado la cadena de televisión ITV.

"Me han dicho con fiabilidad que Theresa May ha dicho a Boris Johnson, Iain Duncan Smith, Steve Baker, Jacob Rees-Mogg y David Davis que ella dimitirá si votan a favor de su acuerdo, incluida la salvaguarda que ellos odian", ha asegurado el jefe de Política de la cadena ITV, Robert Peston. "Ella no ha dado detalles. Por lo que no hay mucha confianza en que realmente dimita", ha añadido.

May afronta una nueva semana crucial para el futuro de su país, con la votación en la que la Cámara de los Comunes deberá pronunciarse sobre su plan para el Brexit por tercera vez, después de que la Unión Europea le diera un ultimátum para aclarar sus planes la semana pasada en la cumbre de Bruselas.

La DUP sigue rechazando el acuerdo con los brexiteros

A primera hora de la mañana estaban convocados los ministros en Downing Street. Según la prensa británica, Theresa May les ha manifestado su intención de presentar mañana por tercera vez su acuerdo de Brexit, pese a que ha sido rechazado dos veces por amplia mayoría. Theresa May sigue manteniendo contactos con las fuerzas parlamentarias para intentar recabar los apoyos suficientes. Desde la DUP, el partido unionista de Irlanda del Norte y que sostiene el Gobierno de May, aseguran que el acuerdo de Brexit volverá a fracasar. 

La premier ha propuesto al líder laborista, Jeremy Corbyn, dividir la votación en dos. Por un lado, se votaría el acuerdo de salida (que incluye los dos años de transición, la factura de 39.000 millones y las salvaguardas con Irlanda del Norte) y por otro, la declaración política que contiene la relación futura entre Reino Unido y la Unión Europea. Según el partido laborista, Corbyn lo habría rechazado. 

Desde su propia formación, el Partido Conservador, crecen las voces que piden que May presente su dimisión para allanar el camino en el proceso del Brexit. Andrew Bridgen, un parlamentario 'tory' que es partidario de un Brexit duro, ha subrayado que la 'premier' debe renunciar. "Confío en que el Gabinete le diga a la primera ministra que se ha acabado el juego", ha dicho Bridgen, en declaraciones a la cadena de televisión Sky News.

"Creo que la primera ministra no tiene la confianza del partido en el Parlamento. Claramente no tiene la confianza del Gobierno y no tiene la confianza de los miembros del partido", ha asegurado el parlamentario 'tory'.

Bridgen ha abogado por celebrar nuevas elecciones para elegir a unos parlamentarios que sean más partidarios del Brexit pero ha dejado claro que no apoyará a los laboristas para tumbar al Ejecutivo actual.

Por su parte, el diputado conservador euroescéptico Nigel Evans ha afirmado que May debería tener tiempo para aprobar su plan del Brexit en el Paralmento antes de que se elija a otra persona para liderar las negociaciones con la Unión Europea.

"Hay claramente varias personas que no quieren a la primera ministra en la próxima fase de las negociaciones sobre las relaciones comerciales futuras entre nosotros y la Unión Europea", ha dicho Evans, en declaraciones a la BBC. Evans ha subrayado que May debería dimitir si no consigue la Cámara de los Comunes apruebe su plan en la tercera votación.

Otro diputado conservador, Oliver Letwin, ha explicado a la BBC que confía en que el Brexit salga adelante celebrando una serie de votaciones indicativas para fijar las alternativas al acuerdo presentado por May. Hoy el Parlamento británico vive otra sesión histórica. Se han presentado siete enmiendas para ser discutidas hoy en el pleno, mientras May permanece reunida con su Gabinete. Va a depender del presidente de la Cámara de Representantes, John Bercow, decidir cuáles son las propuestas que serán presentadas y votadas.

Las que tienen más posibilidad son la enmienda presentada por los tories Oliver Letwin y Dominic Grieve, para que el Parlamento tome el control de los procedimientos durante un solo día el miércoles, para establecer votos indicativos de por dónde tiene que ir el Brexit. Hay otras que siguen solicitando un segundo referéndum sobre Brexit, un retraso largo y votar por reafirmar el Brexit.

El secretario de comercio internacional y proBrexit, Liam Fox, ha indicado que Reino Unido dejaría la Unión Europea sin un acuerdo si eso es necesario para evitar cancelar el Brexit. En declaraciones a la BBC ha indicado que solo hay tres opciones: Brexit con acuerdo, en el que solo está sobre la mesa el de May, una salida sin acuerdo o quedarse en el bloque.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Me aburro
A Favor
En Contra

Y a quién van a poner, si todos se han desentendido hasta ahora? El problema no es el capitán, es el barco, llamado Brexit, el que se va a pique.

Puntuación 2
#1
RG
A Favor
En Contra

Nadie habla que Escocia no quiere salir de la EU, entonces referéndum de inpedendencia al canto?.

Puntuación 1
#2
Al 2
A Favor
En Contra

Escocia no tiene derecho de autodeterminación ni puede celebrar ningún referéndum.

El Parlamento británico les dejó hacer uno porque se lo pidió Cameron. Allí no hay Constitución, por lo que el Parlamento es el que manda. Si quieren otro hay que pedir permiso de nuevo.

No te creas lo que oyes a los indepes.

Puntuación 0
#3