Economía

La industria alemana mantiene la incógnita sobre la profundidad del frenazo económico en Europa

  • Francia consigue frenar su caída y supera previsiones
  • La industria de la zona euro, en contracción por primera vez desde 2013
  • La previsión es que todavía siga habiendo un deterioro mayor

Los indicadores adelantados de PMI en Europa, que miden la actividad económica, registran una ligera recuperación en el mes de febrero en Alemania, Francia y la zona euro, pero la industria germana sufre un nuevo un deterioro y cae a mínimos de seis años por la crisis del sector del automóvil y las tensiones comerciales.

Alemania, la principal economía del euro, esquivó la recesión técnica a final de año in extremis y ha arrancado el ejercicio con nuevas dudas sobre su motor de crecimiento, su potente industria y exportaciones. Hoy se han conocido nuevas referencias con la publicación del adelanto del PMI manufacturero de febrero. El índice cayó de los 49,7 puntos de enero a 47,6. El deterioro se sigue agudizando con ocho meses consecutivos de caídas y por segunda vez en el año registra contracción situándose en mínimos de seis años.

La economía germana sigue en expansión gracias al impulso del sector servicios que mantiene la actividad del país en positivo. Los PMI se elaboran a partir de encuestas a empresas en un índice que si se sitúa por debajo de 50 indica contracción y si lo supera refleja expansión de la actividad de un sector. El sector servicios creció 2,1 puntos hasta los 55,1, en máximos de cinco meses. El PMI compuesto de un país recoge la actividad económica de un país. En el caso de Alemania, durante febrero a 52,7, en máximo de cinco meses.

"Los sectores de fabricación y servicios de Alemania siguen caminos muy diferentes", señala Phil Smith, economista de IHS Markit, la consultora que elabora los índices de PMI. El sector industrial se está viendo afectada por la crisis que está atravesando la industria del automóvil en plena reconversión del diesel a coches menos contaminantes y a las tensiones del comercio mundial y registró la mayor caída en los pedidos de exportación en más de seis años.

"La fortaleza del empleo es quizás sorprendente dada la situación de la cartera de pedidos", indican desde la consultora. El economista subraya que la confianza de los empresarios y las cifras de empleo apuntan a que esperan a que sea un "bache suave".

La nueva caída del sector industrial en Alemania arrastró también al resto de la zona euro. La actividad ha experimentado en febrero su primera contracción en casi seis años al pasar de 50,5 puntos a 49,2 puntos, su peor lectura en los últimos 68 meses.

Sin embargo, la consultora no es tan optimista sobre un parón temporal para el resto de la economía del euro. "Los datos de la encuesta sugieren que en el mejor de los casos el PIB (de la zona euro) podría llegar a aumentar apenas un 0,1% en el primer trimestre", dice Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, con un mayor deterioro del ritmo de caída de los pedidos recibidos en el sector industrial, "por lo que la tasa de contracción del sector de producción de bienes probablemente empeorará en los próximos meses".

No obstante, el conjunto de la zona euro ha acelerado su actividad respecto del mes anterior, ha permitido mejorar la lectura del índice PMI compuesto a 51,4 puntos desde los 51 de enero, su nivel más alto de actividad del sector privado en los tres últimos meses.

En concreto, el índice PMI del sector servicios de la zona euro se ha situado en febrero en 52,3 puntos, frente a los 51,2 del mes anterior, registrando así su mejor resultado del último trimestre.

"Una sólida demanda interna en muchos países, notablemente en Alemania, continuó ayudando a respaldar el crecimiento económico del sector servicios y ha contrarrestado la caída del sector manufacturero", apuntó Williamson, quien atribuyó la mayor debilidad de las carteras de pedidos a una combinación de crecientes problemas e inquietudes, entre los que se incluyen la preocupación por el proteccionismo del comercio internacional, el Brexit, la crisis del sector automotriz, el aumento de la incertidumbre política y la ansiedad respecto del panorama económico en general.

Francia consigue frenar su caída y supera previsiones

En este sentido, la actividad del sector privado en Francia ha logrado frenar su ritmo de caída en febrero, cuando su indicador compuesto se ha situado en 49,9 puntos desde los 48,2 de enero, registrando así su nivel más elevado en cinco meses. En el caso del sector servicios, el PMI adelantado se ha situado en febrero en 49,8 puntos, frente a los 47,8 de enero, mientras que en el sector industrial el dato ha subido a 51,4 desde 51,2.

Por su parte, el sector servicios alemán ha experimentado en febrero una sensible mejoría, que ha permitido situar el índice PMI del sector en 55,1 puntos, frente a los 53 de enero, su mejor lectura en cinco meses, impulsando el indicador compuesto del sector privado a los 52,7 puntos desde los 52,1 de enero.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
pitynobel81
A Favor
En Contra

Tenemos que dejarnos de tonterias y que las multinacionales que venden en europa paguen impuestos aqui, y si no es facil. Que no vendan aqui.

Os dejo un articulo que habla de empresas como airbnb: https://casaslujo.es/es/airbnb-no-ama-a-hacienda/

Puntuación 6
#1
Tony
A Favor
En Contra

#1

Tienes toda la razón. Queremos comprar barato, para ello estas grandes empresas deslocalizan toda la producción y tributan mediante mil y una argucias en paraisos fiscales. ¿y despues queremos tener trabajos bien remunerados....... ?

A este paso acabaremos siendo los camareros y el parque tematico de los turistas asiaticos.

Puntuación 4
#2