Economía

Crecen los rumores sobre unas elecciones anticipadas en Reino Unido para romper el bloqueo del Brexit

  • Unos comicios podrían cambiar los bloques existentes sobre el Brexit
  • El riesgo es que los dos mayores partidos acaben rompiéndose
Theresa May, en la campaña de 2017. Foto: Reuters.

En medio de la crisis del Brexit, una posibilidad sobrevuela la política británica desde hace meses: unas elecciones anticipadas que cambien la aritmética imposible en la que ha encallado el acuerdo de salida de la UE. Una opción que ya tendría fecha, según filtraciones a los periódicos The Times y Daily Mail: el 6 de junio.

Downing Street ha rechazado esos rumores, pero su credibilidad en este asunto no es la mejor desde que, en 2017, May convocara elecciones anticipadas después de prometer por activa y por pasiva que no lo haría.

Desde entonces, las encuestas se han mantenido en un empate técnico entre los dos grandes partidos, aunque la oposición laborista ha caído un poco esta última semana por las tensiones internas entre la mayoría de militantes anti-Brexit y su lider, Jeremy Corbyn, un conocido euroescéptico. Un posible crecimiento de esa división en los debates por el acuerdo de salida de la UE podría dar oxígeno al Gobierno de Theresa May.

En caso de no alcanzar un acuerdo, unas elecciones podrían servir como única forma de romper los bloques actuales en el Parlamento. Incluso si el resultado fuera similar, los 'tories' podrían deshacerse de sus diputados más proeuropeos, responsables de todas las rebeliones contra May en los últimos meses, y reemplazarlos por otros más euroescépticos. Si la convocatoria ocurre en los días previos a la fecha de salida, establecida en el 29 de marzo, la UE probablemente aceptaría prorrogar el plazo hasta finales de junio o principios de julio, cuando comience la nueva legislatura del Parlamento Europeo.

Y si se alcanzara una solución, con el Brexit ya atrás, la primera ministra podría plantear un programa político para el resto de su mandato, algo que ha sido del todo inexistente en estos años, y retrasar su prometida dimisión como líder de los 'tories' hasta 2024.

Según el Mail, el Partido Conservador estaría trabajando ya en una campaña que recuerde hechos de la II Guerra Mundial como el Desembarco de Normandía o la evacuación de Dunquerque, cuyos aniversarios coincidirían con las fechas escogidas. Su objetivo sería recuperar el "espíritu de la batalla de Inglaterra" en un momento tan clave como la marcha de la UE.

La 'urna de Pandora'

Sin embargo, un problema se plantea ante May: tras su desastrosa campaña electoral de 2017, en la que desperdició más de 20 puntos de ventaja inicial en las encuestas y acabó perdiendo la mayoría absoluta con la que comenzó, otras nuevas elecciones con ella como líder podrían resultar en su derrota. Su propio partido le hizo prometer que no se volvería a presentar a unos comicios, lo que ella aceptó, por lo que una convocatoria de emergencia que justificara su candidatura podría levantar ampollas.

En ambos casos, además, la latente división entre diputados y votantes pro y anti-Brexit dentro de los dos principales partidos podría acelerar la reconfiguración del escenario político británico, con un resultado imprevisto. En otras palabras, nadie sabe qué saldría de aquellos comicios. El ministro del Interior, Sajid David, afirmó en una entrevista en la BBC que "unas elecciones son lo último que necesitamos" y advirtió de que "podrían romper a ambos partidos".

Para convocar unas elecciones anticipadas hacen falta dos tercios del Parlamento, y no es descartable una rebelión interna en cualquiera de los dos grandes partidos, necesarios para sacar adelante la propuesta.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0