Economía

BBVA cree que las pensiones están garantizadas, lo que está en duda es su cuantía

  • "Habrá que replantearse la edad de jubilación para pagar muchas pensiones"
Foto de archivo

El director del Instituto BBVA de Pensiones, Luis Vadillo, ha apostado este viernes por replantear la edad de jubilación en España, que llegará a los 67 años en 2027, dado que actualmente la esperanza de vida es mucho mayor que cuando se pone en marcha el sistema de pensiones, a finales del siglo XIX.

"Pagar pensiones a más ciudadanos durante mucho más tiempo, lo que implica al final es que, en algún momento, va a haber que replantearse la edad de jubilación", ha apuntado Vadillo, que ha señalado que otra idea es la de flexibilizar esa edad de jubilación para que se pueda elegir, así como que se perciba una pensión en función de lo cotizado.

En relación al sistema público de pensiones en España, Vadillo, en declaraciones a Europa Press, ha manifestado que existe un "déficit estructural", por lo que la situación es "complicada", aunque no "preocupante" porque considera que se está "en el momento de proponer reformas y hacer cosas". "Pero un déficit estructural no se puede mantener, hay que intentar solucionarlo", ha señalado.

Por otra parte, haciendo un análisis de pensiones medias sobre salario medio, ha asegurado que las pensiones medias "cada vez son más altas", mientras que los salarios medios "o están planos o a la baja". "Tenemos una tasa de generosidad en las pensiones elevada y cada vez más elevada", ha manifestado.

Buscar el equilibrio

Vadillo cree que, a futuro, "se van a percibir pensiones" y, por lo tanto, están garantizadas, pero "lo que no se sabe es cuánto". "Los dos retos que tiene el sistema de pensiones es la sostenibilidad y la suficiencia, la sostenibilidad es conseguir que perdure en el tiempo y la suficiencia es que percibamos pensiones evitando situaciones de pobreza. Y si somos muy sostenibles, la pensión que vamos a percibir será más pequeña y, si queremos que sean muy generosas las pensiones, la sostenibilidad durará menos", ha asegurado.

Por tanto, considera importante "buscar un equilibrio", teniendo en cuenta que las pensiones en 30 años van a pasar de 9,5 millones a 15 millones y que hay una población en edad de trabajar "plana".

Vadillo ha indicado que, para garantizar la viabilidad del sistema, "no hay que inventar la rueda" porque es algo que han vivido países del entorno y está "inventado". Una de las ideas tiene que ver con las cuentas nocionales o individuales de reparto, que sería un sistema público contributivo por el cual la gente "percibiría una mayor relación con lo que cotiza".

Por otra parte, ha manifestado que también se pueden estudiar los sistemas complementarios de pensiones, aunque reconoce que requiere de "grandes consensos".

Pensionistas del País Vasco

En cuanto al País Vasco, un 35% de los pensionistas vascos, casi cuatro de cada diez, considera que su pensión es buena o muy buena, frente a un 65% que afirma que es regular, mala o muy mala, según se desprende de la VI Encuesta sobre la Jubilación y las Pensiones, elaborada por el Instituto BBVA de Pensiones dentro de la iniciativa Mi Jubilación y que ha sido presentada este viernes en Bilbao.

La encuesta se ha realizado a una muestra de 3.000 personas mayores de 59 años en toda España y cuatro quintas partes de los entrevistados son pensionistas cuando, hasta ahora, la encuesta se venía realizando únicamente a la población activa.

En declaraciones a Europa Press, Luis Vadillo ha señalado que la opinión de los encuestados vascos sobre sus pensiones, en concreto, las de jubilación, es "coincidente" con los resultados obtenidos para la media del conjunto del Estado.

Los resultados de la encuesta para el País Vasco muestran que, si bien un 68% de los pensionistas de jubilación actuales supieron con menos de medio año de antelación a cuánto ascendía su primera pensión, menos de la mitad (47%) reconoce haber ahorrado para la vejez antes de jubilarse.

Por lo tanto, el Instituto BBVA de Pensiones concluye que los actuales jubilados entraron en su jubilación "con tranquilidad y confianza generalizadas en el sistema de pensiones como mecanismo de sustitución de rentas".

En la actualidad, la confianza "no es completa", ya que un 60% de los entrevistados vascos de 60 años o más cree que las pensiones están garantizadas, en línea con la media del conjunto del Estado, mientras que un 34% opina lo contrario.

Sin embargo, el 59% de los encuestados vascos no cree que estén aseguradas las pensiones de quienes tienen actualmente entre 40 y 50 años, frente al 64% de la media del España.

La mayoría de los actuales pensionistas (seis de cada diez) rechaza la idea de reducir la prestación que cobran en un 10% para asegurar las pensiones de futuras generaciones pese a que consideran que las de quienes nacieron en los años 60 y 70 del pasado siglo son "inciertas", y un 88% se siente preocupado por las pensiones de "las generaciones más jóvenes".

Revalorizar las pensiones

Por otra parte, un 92% de los entrevistados vascos opina que el Gobierno debe revalorizar todos los años las pensiones para que no pierdan poder adquisitivo, un porcentaje superior a la media nacional (88%), mientras que solo el 6% considera aceptable que si la Seguridad Social tiene déficit, no se revaloricen.

Por otra parte, en contra de las estimaciones según las cuales un pensionista medio recupera aproximadamente 12 años después de jubilarse el valor de las cotizaciones realizadas por él y su empleador, casi cuatro de cada diez pensionistas vascos (38%) estiman que recibirán menos de lo que cotizaron. Por lo tanto, según Vadillo, perciben que el sistema es "menos generoso" de lo que, en realidad, es".

La proporción de quienes creen "salir perdiendo" dobla "holgadamente" a la de quienes piensan que la Seguridad Social va a acabar pagándoles más de lo que cotizaron, que son un 17%.

Sobre la edad de jubilación, dos de cada tres encuestados consideran necesaria una edad mínima de jubilación (63 años como media) y un 57% defiende que cada cual debería poder trabajar hasta que quisiera. Por su parte, un 39% se muestra favorable a que se establezca una edad máxima.

En cuanto a la situación general de los mayores, buena parte de la población vasca de 60 o más años se siente bien físicamente y bastante segura económicamente.

Vadillo ha destacado que los vascos ahorran más que el resto de los españoles con un "ahorro finalista" de cara a la jubilación, lo que, a su juicio, se debe a la implantación de las EPSVs, "un estupendo vehículo que ha funcionado muy bien como instrumento de ahorro".

Por otra parte, ha subrayado que en Euskadi hay "más ingresos por hogar" que en el resto del Estado y eso también sucede en el caso de los pensionistas.

El 97% de los entrevistados vascos tiene al menos una vivienda en propiedad (92% del conjunto de la media española). Por otra parte, el 96% de los encuestados del País Vasco asegura poder pagar puntualmente los gastos relacionados con la vivienda principal; el 79%, mantener la vivienda con una temperatura adecuada; el 78%, disfrutar de actividades de ocio; y el 69%, afrontar gastos imprevistos de hasta 650 euros.

Asimismo, los vascos tienen que ayudar menos económicamente a su familia que en el Estado, ya que el porcentaje que lo ha tenido que hacer en los tres últimos meses ha sido un 32%, mientras que en la media nacional es el 37%.

Por último, un 47% de los entrevistados que tienen una vivienda en propiedad estaría dispuesto a venderla, hipotecarla o alquilarla "si les hiciera falta más dinero para vivir", mientras que un 44% no lo haría. Una de las razones que esgrimen para no hacerlo es, según ha explicado Vadillo, porque quieren dejarla en herencia (19%), algo que no se constata tanto en el resto del Estado (8%).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin