Economía

La Comisión Europea advierte a España del riesgo de incumplir con los objetivos de déficit exigidos

  • Bruselas pide un ajuste estructural de 7.800 millones
  • Critica las cuentas enviadas por el Gobierno por inflar los ingresos

La Comisión Europea (CE) advirtió hoy de que el borrador de Presupuestos Generales para 2019 remitido por el Gobierno de España está en riesgo de incumplir las normas europeas de disciplina fiscal por desviarse "significativamente" del ajuste exigido y no cumplir con las directrices de reducción de deuda.

Primer aviso serio de la Comisión Europea al Gobierno sobre el incumplimiento de los objetivos de déficit y de deuda para 2019. El Ejecutivo comunitario ha metido a España en el Mecanismo de Alerta Temprana, que sirve para detectar desequilibrios en los borradores presupuestarios.

"Se considera que el plan presupuestario presentado por España corre el riesgo de incumplir las exigencias del Pacto de Estabilidad y Crecimiento para 2019", ha informado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Bruselas ha publicado finalmente su opinión sobre el proyecto elaborado por el Gobierno de Pedro Sánchez y basa su conclusión en las previsiones económicas que publicó a principios de mes y que "indican una desviación significativa de la senda de ajuste exigida hacia el objetivo presupuestario a medio plazo y el incumplimiento del valor de referencia transitorio para la reducción de la deuda en 2019".

El toque de atención no llega al nivel de Italia, que directamente ha entrado en el Procedimiento de Déficit Excesivo y corre el riesgo de terminar en sanciones multimillonarias, pero supone que España debe asumir nuevas medidas más allá de las presentadas en el borrador que fue enviado a mediados de octubre.

Justo se produce cuando cada vez parece más claro que aprobar los presupuestos son una quimera. Y mucho más introducir nuevos ajustes. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya reconoció hace dos días que "si no acordamos los Presupuestos, mi vocación de llegar al final de la legislatura se ve acortada".

La Comisión Europea remarca que el déficit público cerrará 2019 en el 2,1% y critica que el borrador presupuestario, según sus cálculos, no incluye ningún esfuerzo estructural. La senda pactada con las instituciones europeas exige unos ajustes estructurales equivalentes al 0,65% del PIB, unos 7.800 millones de euros.

El Gobierno defiende que sus cuentas incluyen un esfuerzo estructural del 0,4%, pero los servicios comunitarios lo reducen a cero porque considera que el Estado ingresará menos de lo que prevén las autoridades españolas.

"La Comisión Europea también piensa que España ha hecho avances limitados con respecto a la parte estructural de las recomendaciones fiscales (...) y por tanto invita a las autoridades (españolas) acelerar los progresos", resume el texto aprobado este miércoles por el Ejecutivo comunitario sobre el plan presupuestario para 2019.

La Comisión añadió en un comunicado que está previsto que el déficit español baje de la barrera del 3% del PIB considerado excesivo el año próximo, por lo que el país saldrá del brazo correctivo del proceso por déficit excesivo y pasará a estar en el lado preventivo de este procedimiento de vigilancia comunitaria.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud