Economía

El 1-O pasa factura al turismo en Cataluña: en un año ya ha perdido más de 200.000 visitantes de otras comunidades

  • El número de visitantes nacionales registra un descenso interanual del 6%
  • Los peores meses fueron los de noviembre y diciembre de 2017 y junio de 2018
En la imagen, vista del parque Guell de Antoni Gaudi, en Barcelona. Imagen: Dreamstime.

El 1-O marcó un antes y un después en muchos aspectos en Cataluña. Parece que uno de ellos es la marcha de turistas nacionales hacia otras comunidades autónomas. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), desde el mes de octubre de 2017 hasta el de junio de 2018 (últimos datos disponibles), visitaron Cataluña un total de 3,219 millones de españoles procedentes de otras comunidades.

En el mismo periodo justo un año antes fueron más de 3,2 millones de personas de las mismas características. Es decir, tras el 1-O han visitado Cataluña 208.000 turistas menos procedentes de otras autonomías, lo que supone un descenso interanual del 6%.

Mes a mes, las mayores caídas se produjeron en los meses posteriores al 1-O y en el mes de junio de 2018. Según el INE, en noviembre de 2017 el número de nacionales de otras comunidades visitando Cataluña se redujo en 77.000 personas respecto al año anterior (-22% en términos relativos), mientras que en diciembre la caída fue de 75.000 personas (-19,4%). Los malos datos continuaron en enero, con un retroceso interanual de 43.000 visitantes (-13%).

En enero de 2018, las cifras mejoraron en términos interanuales por primera vez desde octubre y Cataluña sumó 41.000 visitantes procedentes de otras comunidades más que en enero de 2017 (+15%). En febrero, marzo y abril las cifras fueron muy similares al año anterior, con mínimas diferencias internanuales. En mayo, aumentaron en 7.000 los visitantes de otras CCAA, mientras que en junio de 2018 se produjo el mayor descenso interanual desde el 1-O, con una pérdida de más de 116.000 turistas nacionales (-19% en términos relativos).

Más catalanes visitan Cataluña

De esta forma, en el primer semestre de este año, los turistas nacionales de otras comunidades supusieron un 18% del total de españoles, la cifra más baja desde que 2015, cuando empezaron estos registros. Esto significa que casi el 82% del turismo nacional en Cataluña fue de catalanes. Este incremento de la dependencia del turismo interno no ha hecho más que crecer en los últimos años. En 2015, los catalanes suponían el 77% del turismo nacional en esa comunidad.

Esta mayor dependencia de los turistas de la propia comunidad autónoma ha frenado ligeramente el crecimiento del sector en esta comunidad. En el primer semestre de 2018, se contabilizaron 12,431 millones de turistas nacionales, lo que supone un ligero descenso respecto a las cifras del año anterior.

Supone, además, frenar la tendencia al crecimiento mostrada en los años anteriores. Si tenemos en cuenta las pernoctaciones (el número de noches que pasan y no sólo los turistas que llegan), el turismo catalán presenta una ligera mejoría: del 2,2% interanual en el primer semestre del año. No obstante, se desacelera notablemente frente a los ejercicios anteriores (+8% y +5% en 2015 y 2016, respectivamente).

Este estancamiento en el número total de turistas frente al crecimiento del conjunto de España hace que el turismo catalán represente un 13,5% del total, tres décimas menos que un año antes.

El turismo internacional también ha perdido fuelle en la comunidad en los últimos meses. Según el INE, visitaron Cataluña 11 millones de visitantes extranjeros hasta julio, un 2,2% menos que en el mismo periodo del año anterior, frente al incremento medio nacional del 6,2%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud