Economía

China responde a EEUU con una bajada histórica de aranceles en mitad de la guerra comercial

  • Bajará las tarifas del 9,8% al 7,5% que suponen 7.500 millones de euros

El Gobierno chino acaba de informar que reducirá los aranceles para productos importados a partir del 1 de noviembre, como respuesta al ataque comercial de EEUU. El primer ministro Li Keqiang dice que espera reducir el coste en 60.000 millones de yuanes al año para familias y empresas.

China ante la imposibilidad de igualar los últimos aranceles aplicados por EEUU, ha optado por aplicarlos de forma inversa anunciando un recorte a las tasas de importaciones para maquinaria, productos eléctricos y textiles. Aunque no se ha confirmado, esta medida dejará fuera a los productos de EEUU.

Pekín ha anunciado que entrará en vigor a partir del 1 de noviembre. El primer ministro Li Keqiang ha anunciado que el nivel general de tarifas se reducirá a 7,5%  en 2018 desde 9,8%  en 2017, que pasaba por uno de los más altos entre los países industrializados.

Li Keqiang ha indicado que para los consumidores y empresas chinas supondrá un ahorro de 60.000 millones de yuanes (unos 7.500 millones de euros).

La reducción de aranceles normalmente debe ofrecerse a todos los países por igual según las normas de la Organización Mundial del Comercio, después de elaborar una lista de productos en los que se reducirán las tasas.

"Al reducir los impuestos a las importaciones, China está enviando un mensaje a la comunidad internacional" de que abraza el libre mercado y las reformas económicas, subraya Tommy Xie, economista de Oversea-Chinese Banking. El gesto todavía es más meritorio en plena guerra comercial con EEUU y con los países refugiándose en prácticas más proteccionistas.

De esta manera, China rompe la inercia de la guerra de comercial de ir gravando el comercio internacional, que iba abocada a congelar la actividad y dañar a las economías desarrolladas y emergentes.

Pese al tamaño del gigante asiático y que es el principal socio comercial de EEUU, la realidad es que no tiene suficiente fuerza para un intercambio directo de aranceles con Trump. EEUU importa mucho más productos de China, que China productos estadounidenses.

Los últimos aranceles aprobados por Trump afectaba a 200.000 millones en productos chinos gravados al 10%. China solo ha podido responder con la misma medicina a 60.000 millones de productos estadounidenses.

Esta decisión ha provocado que China renuncie a seguir negociando con EEUU una salida a este enfrentamiento, acusando a Trump de que quiere discutir poniendo un "cuchillo en la garganta". El presidente de EEUU adelantó que si no había acuerdo las tasas se elevarían al 25% a final de año.

La sorprendente decisión de China, que además de encajar las embestidas de EEUU, tiene que manejar una desaceleración que amenaza su economía, encaja con su estrategia económica. Pekín está aplicando medidas de estímulos para que el consumo interno no caiga, y los aranceles invertidos irían en la línea de fomentar las importaciones.

Nicholas Lardy, analista de China del Peterson Institute for International Economics en Washington, opina que la rebaja de tasas comerciales siguen la lógica de los últimos años de ir adaptándose al capitalismo global. Pero con el añadido de que supone una bofetada para Trump. "Tiene la ventaja adicional de que hará que las empresas estadounidenses carguen contra la estrategia de Trump por bloquear el acceso al mercado chino".

comentarios8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

roger
A Favor
En Contra

La mitad de las exportaciones Chinas y las mas valiosas son para EEUU, Europa no puede absorber mas baratijas chinas el resto del mundo simplemente no tiene dinero para comprarlas o endeudarse, son pobres, el resultado final es evidente, EEUU cerrara su mercado en 2019 a los productos Chinos, después veremos que pasa porque este conflicto económico y politico puede terminar en una guerra muy real.

Puntuación 3
#1
Floren
A Favor
En Contra

Trump ni siquiera sabe lo que ezuna cadena de valor ni comprende de lo intrincado de las relaciones comerciales. Eeuu tiene las de perder y mas con este zote al frente.

Puntuación -13
#2
Eh ?
A Favor
En Contra

Independientemente del asunto, tiene algún sentido escribir Li Keqiang ? El idioma chino, así como otros, tiene un alfabeto/escritura totalmente distinta a los occidentales europeos, por lo que escribir likeqiang para un lector español es un dislate ya que fonéticamente tanto la k como la q suenan igual, además se obvia la u que debe ir entre la q y la i.

Es como cuando ponen nombre de origen árabe utilizando fonética inglesa/francesa. Pero no se dan cuenta, melones ????

Puntuación -5
#3
Eh ?
A Favor
En Contra

.... Para que les quede clarito..., Los ingleses escriben Muhammad, los franceses Mohamed...., y los españoles deberíamos escribir Mojámed, si queremos pronunciar ese nombre como lo hacen sus portadores.

Qué manía/complejazo con utilizar ortografías extranjeras que no van con nuestra fonética !!!

Puntuación -5
#4
joseluisfernandez@polisur.es
A Favor
En Contra

si les interesa llenar de sus productos al resto del mundo y exportar el hambre que ellos tienen, acabaremos comiendo hormigas como ellos

Puntuación 0
#5
anonimen
A Favor
En Contra

si les interesa llenar de sus productos al resto del mundo y exportar el hambre que ellos tienen, acabaremos comiendo hormigas como ellos

Puntuación 0
#6
Papi
A Favor
En Contra

¿10,000 millones de dolares? Vamos migajas. Mientras devaluan el yuan(ya está en minimos de 4 años contra el euro), ea decir no han bajado nada, si no que ahora es mas caro exportar. Que vayan a tomar el pelo a otro.

Puntuación 2
#7
A Eh?
A Favor
En Contra

Pues claro que tiene sentido escribir Li Keqian, aunque tengan Hanzi, también tienen "pinyin".

Al igual que los Japoneses tienen Kanji pero también romaji. Tu has visto pocos pasaportes Chinos y Japoneses. Por cierto ni el chino ni el japonés tienen alfabetos, en todo caso serían silabarios.

Puntuación 2
#8