Economía

La jugada de Merkel para quedarse con la Comisión Europea sin perder el control del BCE

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y jefe del Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara, Manfred Weber.

Alemania, que tenía casi asegurada la Presidencia del Banco Central Europeo (BCE) con Jens Weidmann, jefe del Bundesbank, tiene unos planes más ambiciosos para controlar el brazo político y el financiero de la Unión Europea. Günther Oettinger, hombre fuerte de la CDU y de Merkel como comisario europeo de Programación Financiera y Presupuestos, ha adelantado en una entrevista al Handelsblatt que para Alemania "lo mejor sería un presidente de la Comisión alemana y un francés inteligente al frente del BCE".

El Ejecutivo de Jean-Claude Juncker encara la fase final de su mandato que finaliza en noviembre de 2019 y los gobiernos europeos ya se están moviendo para ocupar los puestos claves de la Unión Europea. El final de ciclo de la Comisión Europea coincide con la conclusión del mandato de Mario Draghi al frente del BCE, el guardián del euro.

Para el próximo año quedan vacantes en Europa el poder político y económico. Desde hace tiempo se daba por sentado que Alemania buscaría controlar el BCE. El mandato de Draghi ha estado marcado por medidas heterodoxas para salvar al euro y sacarle de la recesión, para incomodidad de Berlín.

La fórmula mágica de estímulos de Draghi ha chocado con la receta de austeridad dictada por Berlín. El presidente del Bundesbank y miembro del Consejo del BCE, Jens Weidmann, estaba en todas las quinielas para suceder a Draghi y terminar con las políticas monetarias creativas en el BCE.

Pero los planes de Merkel no solo pasan por el control financiero del euro, también por la influencia política de presidir la Comisión Europea. La semana pasada el alemán Manfred Weber, jefe del Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara y un aliado de la canciller anunció su candidatura para optar a la presidencia de la Comisión Europea en 2019.

"Quiero convertirme en el cabeza de lista del PPE para las elecciones europeas de 2019 y ser el próximo presidente de la Comisión Europea", anunció Weber, miembro de la Unión Social Cristiana (CSU) bávara, en su cuenta Twitter.

Günther Oettinger, hombre fuerte de la CDU y de Merkel como comisario europeo de Programación Financiera y Presupuestos, ha declarado hoy que para Alemania "lo mejor sería un presidente de la Comisión alemana y un francés inteligente al frente del BCE".

Es imposible que dos alemanes ocupen dos altos cargos como Presidencia del BCE y de la Comisión Europea, pero desde Alemania se tiene claro que París ha perdido en la última década la posición contrapeso contra Berlín y más con Macron en el Elíseo.

Francia estaría en disposición de ofrecer varios nombres que encajarían en los planes de Merkel. El presidente de Banco Central Francés, François Villeroy de Galhau, Benoît Cœuré, miembro del miembro del comité ejecutivo del BCE y Christine Lagarde, gerente del FMI, toman fuerza.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

economier
A Favor
En Contra

Jugada maestra de como seguir tomando el pelo a la gente beneficiando con la maquinaria impresora a sus amigos.

Papanatas.

Puntuación 5
#1