Economía

En libertad el presidente de Las Palmas tras ser detenido por presunto fraude a la Seguridad Social

  • Ha sido detenido en plena pista del aeropuerto tras volver de Miami
  • El juez dictó ayer una orden de búsqueda y captura
  • Ramírez mostró predisposición a entregarse: "Soy respetuoso con la Justicia"
Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas. Imagen: EFE

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la Unión Deportiva Las Palmas (equipo descendido el pasado fin de semana a Segunda División) ha sido detenido esta mañana en el aeropuerto de Gran Canaria apenas ha aterrizado su avión privado. Ramírez estaba de viaje de negocios en Miami. Ayer no compareció ante el juez que instruye uno de los casos que tiene abierto por presunto fraude a la Seguridad Social. Por ello, el magistrado dictó orden de búsqueda y captura. Pese a que su abogado recurrió esta orden, Ramírez ha sido detenido. Horas más tarde, el mandatario ha sido puesto en libertad, aunque sigue imputado.

La decisión se ha adoptado después de que Ramírez compareciera en dicho juzgado, al que fue conducido al poco tiempo de que esta mañana regresara de Miami en un avión privado a la isla, donde fue detenido por la Policía Nacional nada más aterrizar porque tenía pendiente desde el jueves una orden de busca y captura .

Esta fue dictada por no haberse presentado a declarar como imputado en una querella interpuesta contra él por la Fiscalía por un delito contra la Seguridad Social, en unos hechos relacionados con la política salarial de Seguridad Integral Canaria, sociedad de la que es accionista de referencia.

"No soy ningún prófugo"

Esta noche, Ramírez había informado de que se pondría a disposición de las autoridades apenas llegara a España. "La noticia me la comunicaron el viernes. Tenía que declarar el jueves y mis abogados entendían que no tenía que ir porque había recurrido la querella. El jueves se presentaron ellos ante el juez para enseñarle mi billete de vuelta y ponerme a su disposición, pero algo no habremos hecho bien o ha habido un malentendido porque su señoría no se lo ha tomado bien y creo oportuno poner una orden de captura, pero no soy ningún prófugo, soy muy respetuoso con la justicia", ha afirmado en la Cadena Ser.

Ramírez aseveró que tenía claro que "cuando aterrice" en Madrid para coger un vuelo a Las Palmas se irá directamente a la policía. "Voy a ir a su encuentro. Sé cómo funciona muy bien esto y voy ponerme a disposición de la autoridad. No voy a ponerme un gorro y unas gafas para esconderme", insistió. Finalmente Ramírez fue detenido en Gran Canaria, no en Madrid.

Dos causas abiertas

En estos momentos Miguel Ángel Ramírez tiene dos causas abiertas por posible fraude a la Seguridad Social. Ésta por la que ahora ha sido detenido lo investiga el juzgado de Instrucción número 6 de Las Palmas y trata de esclarecer si Ramírez pagó a sus trabajadores (posee una empresa de seguridad) por debajo de lo estipulado en el onvenio colectivo de la vigilancia y seguridad privada.

La otra causa la investiga el Juzgado de Instrucción número 8. Este caso pretende aclarar si Ramírez abonó de forma sistemática a los vigilantes de Seguridad Integral Canaria sus horas extras como si fueran dietas, un pago éste que está exento de tributación

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ya no caben mas.
A Favor
En Contra

Este paí­s es un completo fraude.

Puntuación 11
#1
Javier
A Favor
En Contra

En Canarias lo conocemos bien, a hecho y desecho lo que le ha dado la gana con total impunidad, con la complicidad por obra u omision de la clase politica y judicial de Canarias.

Como tantos que hay en estas "insulas de poder" y de cualquier sesgo politico.

!ojala nos invadieran de nuevo los holandeses!.....

Puntuación 3
#2
A Favor
En Contra

Casta polí­tica clientelista,

empresarios clientelistas y

sociedad clientelista.

El votante medio se indigna por la corrupción pero la realidad es que aquí­ todo el mundo quiere enchufarse al gasto píºblico es decir al bolsillo del vecino.

El problema de España no es solo polí­tico, es social y se llama clientelismo desde arriba hasta abajo el principal valor que articula a la sociedad es la redistribución de la ajeno, por lo tanto una sociedad inmoral así­, solo puede acabar en la absoluta miseria, el caos y la violencia, no pasará rápido pero pasará en largos años de decadencia.

Puntuación 0
#3