Economía

Trump arremete contra el modelo fiscal de Amazon y amenaza el patrimonio de Bezos

  • Lo critica días después de que Europa decidiera gravar a las tecnológicas

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, convirtió ayer en realidad lo que había sido una especulación en los últimos días: que ha declarado abiertamente la guerra a Amazon. Tras diversas especulaciones, y varias sesiones de caídas en bolsa del gigante tecnológico, que ha perdido cerca de un 6% de su valor en tres sesiones, Trump confirmaba el jueves lo poco que le gustaba el modelo de negocio del gigante norteamericano. "He expresado mi preocupación con Amazon mucho antes de las elecciones. A diferencia de otros, paga pocos o ningún impuesto a los gobiernos estatales y locales, usa nuestro sistema postal como repartidor (lo que causa una tremenda pérdida para los EEUU) Y está poniendo fuera del negocio a muchos miles de minoristas", resumió en un tuit, con el que alargaba las especulaciones sobre la posibilidad de que el presidente podría adoptar alguna medida en contra de la empresa de comercio electrónico e, indirectamente, contra su fundador, Jeff Bezos, con el que a lo largo de los últimos años no ha tenido mucha química.

La pugna en Internet del presidente de los Estados Unidos con Jeff Bezos, la primera fortuna del mundo, no es nueva. El presidente de los Estados Unidos habría criticado en otras ocasiones no solo el modelo fiscal de Amazon, sino también que presionara a la baja los precios del sistema público de entrega de paquetería, que pierde, según el presidente norteamericano, muchos millones cada año.

Esta obsesión, como la calificaban algunos confidenciales de Wall Street esta misma semana, parece que ganó cuerpo ya en campaña electoral -de ahí que el presidente norteamericano defienda que es previa- cuando el Washington Post, propiedad de Jeff Bezos, fue muy crítico con el presidente. Trump, que no duda en criticar fuertemente a la prensa, en varias ocasiones ha señalado que algunas de las informaciones que se publicaban eran falsas y entre sus ataques se encontraban tanto The New York Times, como la cabecera propiedad de Bezos. The Washington Post tampoco ha moderado en los últimos meses su tono contra el presidente estadounidense y le ha dedicado algunos titulares muy poco positivos: "Cómo Donald Trump debe salir de la Casa Blanca" o "Donald Trump posee poderes raros. ¿No lo sabías?", que no han debido gustar demasiado al mandatario.

4.000 millones menos

Aunque Trump todavía no ha anunciado ninguna medida que pueda afectar bien a Amazon, bien a otras compañías de Internet, el efecto de su malestar ya ha tenido un impacto directo en la cartera de Jeff Bezos. Si bien es pronto para que se ponga en riesgo su liderazgo en el ranking de ricos mundiales -es el único con una fortuna valorada en más de 100.000 millones de dólares (81.000 millones de euros)-, únicamente con la caída del miércoles en bolsa, cuando Amazon se dejó un 3,86% por las especulaciones de que Trump podría presentar alguna iniciativa fiscal que le perjudicara, Bezos vio reducida su fortuna en más de 5.000 millones de dólares (4.064 millones de euros). Ayer recuperó una parte, ya que, al no confirmarse ningún tipo de iniciativa, los títulos rebotaron.

Por el momento, lo que ha logrado Trump ha sido extender la sombra de la duda sobre las acciones de Amazon, que, no obstante, conservan el apoyo de los analistas. De acuerdo con datos de Bloomberg, ninguna de las firmas de inversión que ha revisado esta semana su consejo sobre el gigante de Internet ha recomendado otra cosa más que comprar o sobreponderar los títulos de la tecnológica.

Sistema polémico

En el caso de Estados Unidos, las críticas vienen por las ventas de terceros que se tramitan a través de Amazon. Estas adquisiciones, aunque se realizaran por estadounidenses, no recaudarían impuestos para las autoridades norteamericanas, que es lo que critica Trump.

Además, el otro frente sería la pérdida de negocio de las cadenas minoristas norteamericanas en favor de Amazon, que es otra de las argumentaciones del presidente norteamericano. Para Trump, la competencia del gigante fundado por Jeff Bezos estaría reduciendo el empleo en el sector comercial tradicional. Entre ellos, una de las cadenas estadounidenses que podrían servir de ejemplo a esta tendencia sería Wal-Mart, que se habría visto obligada tanto a cerrar numerosas tiendas, como a reducir el número de empleados.

El comercio tradicional está pidiendo que las autoridades aseguren un trato fiscal igualitario para las plataformas como Amazon y para las tiendas tradicionales, que cuentan tanto con establecimientos físicos como online. En esta línea, parece que se mueve Trump, al igual que Europa.

La semana pasada la Comisión Europea propuso gravar a las grandes tecnológicas con los mismos impuestos en todos los estados. Esta tasa, que sería del 3%, permitiría recaudar unos 5.000 millones de euros y aprovechar así el volumen de negocio que estas plataformas realizan en el continente europeo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado