Economía

Los jóvenes huyen del Apocalipsis del retail: las tiendas no encuentran trabajadores para Navidad

  • Prefieren trabajar en empresas como Uber que pagan un 20% más
  • Los altos ejecutivos se están quedando sin cobrar bonus

EEUU registra una tasa de paro históricamente baja pero el sector minorista es incapaz de reclutar personal para próxima campaña de Navidad. Los empleados más jóvenes prefieren trabajar en las oportunidades que le ofrecen empresas como Uber o Deliveroo, donde los salarios son de media un 20% más altos. Además, la crisis del sector asusta a los posibles candidatos de puestos de gerencia y medios. l La última víctima del Apocalipsis del retail: Toys R Us se declara en quiebra

Los bajos salarios y la incertidumbre en el sector del comercio minorista en EEUU está ahuyentando a los trabajadores en un momento crítico. El consumo encara la parte más importante del año con Halloween, Black Friday y la Navidad a la vuelta de la esquina, que suponen una parte sustancial de los ingresos anuales.

Macy's y JC Penney, los grandes almacenes más emblemáticos del país y que atraviesan una profunda crisis con cierre de tiendas, han anunciado que para la campaña de invierno que no aumentarán las contrataciones. Y Walmart, el mayor creador de empleo privado del país, ha decidido no incorporar más trabajadores temporales a plantilla, en un cambio de política laboral para mejorar las condiciones.

Las empresas de contrataciones apuntan que la presión que soporta el sector se está notando en una bajada de salarios y peores condiciones, que incluyen la ausencia de bonus, lo genera desinterés para trabajar en él, a pesar de ser una fecha clave para estudiantes y jóvenes que buscan su primer empleo.

No se cubren puestos

"Tenemos problemas para cubrir los puestos más bajos", explica Melissa Hassett, vicepresidenta de Manpower Group a Reuters. Son puestos que suelen estar ocupados por contratos temporales y trabajadores que buscan su primer empleo. La directiva subraya que ahora este perfil quiere más flexibilidad con sus horarios, capacitación y mejor sueldo.

Algo que ofrecen empresas como Uber o Deliveroo, centradas en la economía colaborativa. Las compañías gigs están reduciendo para los minoristas el grupo potencial de trabajadores. El salario promedio por hora para un nuevo trabajador en ventas es de 11,96 dólares frente a los 14,76 dólares de media que ganan los conductores de Uber.

Pese a la recuperación de empleo que está atravesando EEUU, la tasa de paro está en su nivel más bajo en 16 de años, los puestos de trabajo vacantes en el sector, apenas notan esta mejoría. Según el portal de empleo Glassdoor hay 829.500 vacantes frente a las 875.000 ofertas de trabajo de hace un año.

Andrew Chamberlain, economista jefe de la compañía, ofrece la clave de este descenso: "Simplemente no hay suficientes personas interesadas en este tipo de trabajo". Los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales avalan esta teoría, casi cuatro millones de trabajadores rechazaron las ofertas de trabajo en el sector minorista, el nivel más alto de la última década.

A la vez que se ha reducido el sueldo, los requisitos y exigencias han aumentado. "Las funciones de gerencia se han ampliado, no solo gestionará a los empleados, también repondrá productos, cobrará en caja e incluso ayudará en el inventario", indican desde Manpower.

Más exigencias para el empleado

La presión que sufre el sector no solo la están pagando los niveles inferiores de empleado, también la más cualificada. Los bonus y la retribución variable han pasado a mejor vida y los sueldos no son tan competitivos como en otras industrias.

Según el headhunter Korn Ferry, el 73% de grandes almacenes de América del Norte pagó poco o no pagó ningún tipo de bonus a sus altos ejecutivos en 2016. Para Hassett de Manpower es un reflejo de lo que está viviendo el retail.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum7
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

la incómoda verdad
A Favor
En Contra

Ahora esas empresas harán lo que siempre hicieron, presionar a los políticos para que abran la puerta y dejen entrar a millones de Mejicanos dispuestos a trabajar por esos sueldos (o más bajos) y así se soluciona el tema sin tener que mejorar ni un ápice las condiciones de trabajo. En problema es que con el actual inquilino de la Casa Blanca lo van a tener complicado.

Puntuación 38
#1
Nombre
A Favor
En Contra

La gente ya está asqueada de ser tratada peor que la mercancía de mierda que venden. Durante muuuchos años han inventado y aprovechado ciertas fechas señaladas para transformarlas en fechas puramente comerciales donde se engaña a mucha gente (día del padre y la madre, black friday, navidades, 5 "rebajas" al año, semana fantástica, halloween, los 8 días de oro, hasta nos quieren colar acción de gracias...) todo por puro lucro.

Por los coj.nes celebran el día mundial del sida, el cáncer o los niños desamparados haciendo campañas para recaudar fondos o haciendo importantes donaciones a estas causas.

Ganan mucho dinero en estas fechas señaladas, qué menos que pagar dignamente a los trabajadores que explotáis y que os hacen ricos.

Puntuación 25
#2
yo
A Favor
En Contra

A ESTOS SI QUE HABIA QUE HACERLES UN BOICOT.

QUE SE COMAN SU MIERDA

Puntuación 11
#3
su pvta madre...
A Favor
En Contra

cada día hay más vagos por m2

Puntuación -14
#4
david
A Favor
En Contra

senota que no sabeis leer EL BLS

CUANDO SABEMOS QUE HAY 90 MILLONES DE AMERCIANOS EN EDAD DE TRABAJAR QUE NI TRABAJAN NI ESTUDIAN PERO NBO PASA NADA SOLAMENTE SON 90 MILLONES

Puntuación 11
#5
Manolo
A Favor
En Contra

Ya debe ser malo un empleo para que la gente lo rechace. Que se lo quede el gerente, que para eso es responsable.

No cuesta nada compartir beneficios con los empleados, pero es lo que hay para quienes solo piensan en comprar un coche mas grande.

Puntuación 23
#6
Trabajo digno ya
A Favor
En Contra

Se trabaja para vivir, no para comprarse un Iphone. La gente joven ve imposible vivir con trabajos de mierda. Es normal, nos han quitado la vida, el futuro, ser independientes, y encima tenemos que servir a los langostas. Que trabajen los yayos y vendan en los supermercados las señoras o queridas de funcionarios. Es una forma de huelga, que trabajen ellos en esas condiciones. Esto se esta poniendo muy interesante, no tienen esclavos por las buenas y el siguiente paso sera tener esclavos por las malas.

Puntuación 14
#7