Economía

Economía.-(Ampl.) Banco Sabadell constata un encarecimiento de las hipotecas en España por "incertidumbre jurídica"

El banco está "en modo conservador" respecto a nuevas adquisiciones

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

Banco SABADELL (SAB.MC)ha constatado un encarecimiento de las hipotecas en España desde finales del año pasado por la "incertidumbre jurídica" surgida al haber sido cuestionados los sistemas de firma ante notario --por las cláusulas suelo-- y los gastos de constitución --hasta ahora asumidos--, ha afirmado el presidente de la entidad, Josep Oliu.

En un almuerzo de prensa previo a la junta anual de accionistas de banco, ha argumentado que este aumento de la pérdida esperada obliga a la banca a aumentar los diferenciales, lo que redunda y redundará en un mayor coste para los ciudadanos que recurren al préstamo para la compra de su vivienda.

El director de banca comercial de Banco Sabadell, Carlos Ventura, ha cifrado el encarecimiento de las hipotecas en lo que va de año en el sector financiero español tanto en comisiones --entre 25 y 50 puntos básicos-- como en precio propiamente dicho, que ha subido unos 40 puntos básicos, lo que en la práctica supone un coste para el cliente de entre un 15% y un 20% más que a finales de año.

La secretaria general del banco, María José García Beato, ha reconocido que en Banco Sabadell han recibido una "cantidad importante" de reclamaciones por cláusulas suelo desde la sentencia europea que las anulaba, si bien la entidad mantiene su postura de que las suyas son válidas porque fueron transparentes, y están llegando a acuerdos comerciales con los clientes de manera individualizada, partiendo de un número de contratos muy inferior al de otras entidades financieras, ha apostillado.

Oliu ha insistido en que Banco Sabadell no tiene ninguna sentencia firme que anule las cláusulas suelo y ha incidido en que los clientes que cambiaron a tipo fijo han salido muy beneficiados porque las hipotecas a tipo fijo han subido desde entonces, a la vez que hay clientes que "éticamente" no han reclamado porque eran cláusulas libremente fijadas ante notario, en su opinión.

Ha atribuido el malestar ciudadano a la duración de tipos de interés bajos, lo que ha provocado "sensibilidad" por tener que pagar un interés superior, y ha señalado que los casos de Banco Sabadell que han llegado a los tribunales han tenido tanto sentencias favorables como en contra.

Preguntado por la ley hipotecaria, ha asegurado que cualquier reforma va a tener consecuencias en los costes y repercusión en los clientes, y que la ley hipotecaria en sí misma no es lo único que afecta, sino también su interpretación.

NEGOCIO BANCARIO

Respecto a los planes de negocio bancario, Oliu ha afirmado que están en "modo conservador", lo que reduce la posibilidad de adquisiciones, ya que cualquier cosa que no sea orgánica debe generar valor para el accionistsa y no empeorar el perfil de riesgo de la entidad.

"No tenemos interés en aumentar el perfil de riesgo en el próximo futuro", ha aseverado, y preguntado por el interés por Banco Popular, ha dicho que encaja dentro de lo que es aumentar el riesgo y que hoy por hoy no existe una operación de venta, pero estarán atentos a lo que pueda desarrollarse y en qué condiciones.

Tras vender su filial de banca minorista en Estados Unidos por 1.025 millones de dólares --operación pendiente de las autorizaciones regulatorias, previstas para la segunda mitad de año--, Oliu ha indicado que el ratio de capital de Banco Sabadell se situará en el 13%, frente al 12% actual, por las plusvalías --que irán a resultado recurrente-- y la reducción de riesgos.

"No lo tenemos asignado a nada más que a reforzar nuestra solvencia; no hay operaciones en perspectiva, estamos en modo conservador", ha expuesto, defendiendo que las inversiones dependerán de la oportunidad y de la rentabilidad esperada.

DESINVERSION DE ACCIONISTAS

Ha situado la rentabilidad como el principal reto actual para el banco, ya que se sitúa en el 7% y quieren alcanzar el 10%, lo que ya ha descartado en 2017, que considera un año de transición entre el último plan estratégico y el próximo plan director.

En referencia a la desinversión de accionistas como el colombiano Jaime Gilinski y el presidente de Mango, Isak Andic, Oliu ha argumentado que su estructura accionarial es cada vez más la de un banco grande, por lo que no hay núcleo duro sino que la dureza del núcleo es la gestión: "Los accionistas están para hacer lo que quieran con sus acciones".

Ha considerado que el verdadero núcleo duro es el 50% de pequeños accionistas ahorradores que se mantiene estable, y también están potenciando la diversificación en fondos de inversión, que ya son el 25% de los accionistas del banco, y ha destacado que la acción de Banco Sabadell se ha revalorizado un 30% desde que empezó el año.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin