Economía

Así se financiarán las pensiones de viudedad y orfandad vía impuestos

  • La ministra de Empleo señala que será manera "progresiva"

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha explicado que el cambio en la financiación de las pensiones de viudedad y orfandad desde las cotizaciones sociales a los Presupuestos Generales del Estado deberá hacerse "de manera progresiva", con el traspaso de una cantidad cada año al presupuesto estatal.

Báñez, en declaraciones a la cadena Cope recogidas por Europa Press, ha indicado que el cambio en la financiación de estas pensiones no modificará la naturaleza jurídica de estas prestaciones. "El que se paguen las pensiones de viudedad y orfandad con los Presupuestos y no con cotizaciones es irrelevante para las personas que las perciben, porque la prestación en sí no cambia", ha señalado.

El gasto anual en las pensiones de viudedad ronda los 21.000 millones de euros y el de las pensiones de orfandad supone unos 1.800 millones de euros. Así, pagar estas prestaciones a través de los Presupuestos y no desde la caja de la Seguridad Social le supondría al sistema un ahorro anual próximo a los 23.000 millones de euros.

El Presupuesto estatal no puede asumir de golpe esa cantidad, por lo que la idea que tiene el Gobierno es que el cambio en la financiación de estas prestaciones se haga de manera progresiva.

"Es una propuesta que responde a lo que el Pacto de Toledo pidió en su día: que las pensiones de muerte y supervivencia se paguen desde los Presupuestos Generales del Estado", ha destacado la ministra, que ha apelado a la tranquilidad de la sociedad española asegurando que las pensiones a medio y largo plazo están garantizadas.

Recomendaciones para principios de año

Báñez fue precisamente la encargada de abrir ayer las comparecencias en la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso, de la que saldrán una serie de recomendaciones para acometer reformas en el sistema de pensiones, todo con el objetivo de garantizar su viabilidad a futuro.

Según ha señalado este miércoles el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, estas recomendaciones podrían estar listas a principios de año o para la primavera para trasladarse después a un acuerdo social y traducirse en iniciativas de carácter legislativo en el Parlamento.

Burgos, en declaraciones en Antena 3 recogidas por Europa Press, ha resaltado que el acuerdo social y político para reformar el sistema de pensiones es "posible, imprescindible y necesario" y que la idea es hacerlo "lo antes posible", pero sabiendo que esta materia "no hay una tecla mágica" para resolver los problemas de financiación de la Seguridad Social. Báñez, por su parte, no ha dicho cómo gestionará el fin del Fondo de Reserva y fía su recuperación al empleo y el crecimiento.

De hecho, el secretario de Estado piensa que habrá que tocar varios palos, es decir, que la reforma deberá combinar una serie de medidas. Entre las ya apuntadas se encuentran la de convertir en bonificaciones las llamadas 'tarifas planas' o reducciones en las cotizaciones al sistema, pues permitirían ingresar en la caja de la Seguridad Social unos 1.900 millones de euros que ahora se pierden.

"Lo razonable es que la política de empleo se financie con la imposición general y ahora que las cosas empiezan a ir mejor podemos liberar a la Seguridad Social de ese gasto", ha apuntado Burgos, que ha añadido que el Gobierno "está dispuesto a dedicar todo lo que sea necesario para mantener unas pensiones estables, seguras y dignas".

Destopar la base máxima de cotización

Otra medida que el Gobierno se ha mostrado dispuesto a estudiar es la de destopar la base máxima de cotización, establecida para este año en 3.642 euros. Si se elimina ese tope, todo salario que supere esa cantidad cotizaría más al sistema, lo que elevaría los ingresos de la Seguridad Social.

Burgos ha recordado que el Gobierno del PP ya subió las bases máximas de cotización en 2013 y 2014 y que está dispuesto a hablar sobre su destope, tal y como afirmó ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

También en Antena 3 ha estado el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, que haciendo gala de su condición de gallego ha señalado que "interpreta bien el rajoyniano" y que cuando el presidente dice que se puede estudiar algo "lo más probable es que no se haga".

Toxo ha subrayado que el destope de las bases máximas de cotización es una petición que lleva haciendo el sindicato desde hace tres años y ha añadido que para no desanimar la cotización de los grandes sueldos habría que destopar también la pensión máxima, aunque no en la misma medida. De esta forma, se cotizaría más por salarios elevados pero se recibiría una pensión mayor.

Otra propuesta planteada por Toxo para mejorar los ingresos del sistema pasa por hacer que toda la gestión administrativa de la Seguridad Social la soporte la imposición general y no el presupuesto de la Seguridad Social.

"Sé que los Presupuestos no son de chicle, por eso todo esto hay que conectarlo con una reforma fiscal que dote de recursos a las administraciones públicas", ha indicado el dirigente sindical.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
Enchufado
A Favor
En Contra

A ver cuanto tardan los iluminados de siempre, bajo distintos nicks claro, a afirmar que ahora son los viudos y los huérfanos los que arruinan el pais. Hay mucho listo que se aprovecha de las ayudas sin necesitarlas, pero de ahí a pagar justos por pecadores y acabar con las coberturas sociales de Senegal sólo hay un paso.

Puntuación 1
#1