Economía

Las patronales regionales apoyan el manifiesto de Cepyme por la libertad

  • Organizaciones como 'Foment' comparten el enfado ante el actual intervencionismo
El presidente de la patronal Cepyme, Gerardo Cuerva.

El comunicado que la patronal de la pequeña y mediana empresa, Cepyme, hizo público esta semana, coincidiendo con la celebración de su Asamblea General en Madrid, cuenta ya con el apoyo de las principales organizaciones empresariales autonómicas. Así lo adelantan a elEconomista.es fuentes conocedoras de las relaciones entre estos organismos, las cuales subrayan que hay una total sintonía con los llamamientos que el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, hizo en pro de la defensa de la libertad de empresa en España.

Ese alegato desembocaba en una dura crítica dirigida contra el "intervencionismo" y la "sobrerregulación" normativa de los que el actual Gobierno de coalición de PSOE y Sumar ha hecho bandera. Son mensajes que están calando en todas las patronales regionales, especialmente en un momento de cierta tensión como el actual, en el que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, desafía abiertamente a CEOE y Cepyme, en aspectos tan delicados como la reducción de la jornada laboral. El apoyo al manifiesto del pasado miércoles se puede considerar especialmente intenso en lo que respecta a los representantes de los trabajadores en territorios como Andalucía y Cataluña, especialmente en esta última comunidad autónoma.

Hartazgo ante las presiones

Foment del Treball fue especialmente rápida a la hora de sumarse a la expresión de hartazgo con las políticas del Gobierno que difundió Cepyme. La patronal catalana dejó claro su aval al texto a través de su Consejo Territorial de la Pyme, presidido por Xavier Panés, un órgano que aglutina las asociaciones regionales adscritas a Foment. Panés, que también lidera la patronal vallesana Cecot, aseveró que las pymes sufren "una situación cada vez más insostenible debido a la creciente intervención gubernamental, la sobrerregulación y el incremento constante de cargas fiscales y burocráticas". Para Panés, "estas políticas no solo afectan nuestra capacidad para crecer y generar empleo, sino que también están erosionando la cultura empresarial y estigmatizando la figura del empresario". "Es fundamental que el Gobierno escuche nuestras demandas y actúe en consecuencia", incidió el dirigente patronal, por lo que ha solicitado "el cese de las políticas intervencionistas que limitan nuestra flexibilidad y autonomía".

En el caso del Ejecutivo central, el manifiesto de Cepyme ha causado malestar. Esta misma semana, durante su viaje oficial a Japón el ministro de Economía, Carlos Cuerpo, aseguró que consideraba el escrito "extemporáneo". En cuanto al departamento más directamente aludido por los representantes de las pymes, el Ministerio de Trabajo, sus portavoces acusaron a las patronales de "sobreactuar".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud