Economía

La perla oculta del Mediterráneo que deslumbra a Europa entera con su milagro económico

  • La tasa de paro en Croacia ha pasado del 17,5% en 2015 a rozar el 5% este año
  • El turismo, que representa ya el 25% del PIB, está disparando la economía
  • Unicredit: "Es un país rebosante de confianza en sí mismo que recupera su sitio"
Hermosa puesta de sol en el puerto de Rovinj, Istria región de Croacia. Istock

Se habla mucho del buen momento de la economía de España, Portugal o incluso Grecia. Sin embargo, una pequeña y olvidada economía, situada a las orillas del Mediterráneo, se ha convertido en otra sorpresa positiva en la economía de la zona euro. Este país conocido por la belleza de sus playas y de sus ciudades, está convirtiéndose en una de las economías de mayor crecimiento dentro de la zona euro. El Fondo Monetario Internacional o la agencia Moody's han tenido que revisar al alza su crecimiento (también el banco central del país), mientras que la deuda pública está a punto de alcanzar el ratio 'mágico' del 60% sobre PIB, anotándose una caída de más de 20 puntos en los últimos años. Esta perla del Mediterráneo es Croacia, un país que está sabiendo aprovechar sus encantos naturales y culturales para apurar al máximo este ciclo de crecimiento económico que tiene a los países del sur de Europa como protagonistas.

Este testimonio en un comentario de un destacado analista económico como Erik F. Nielsen, asesor económico jefe de UniCredit Research, tras un reciente viaje a Croacia resume las positivas sensaciones: "Era la primera vez que visitaba Croacia desde que adoptó el euro y entró en Schengen hace poco más de un año, y el efecto fue evidente. Es un país rebosante de confianza en sí mismo, que ha recuperado el lugar que le corresponde en Europa. Si necesita una demostración de los beneficios de la integración europea (o simplemente quiere disfrutar de una de las costas más espectaculares del mundo), Croacia es su lugar".

Croacia, que se incorporó al euro el 1 de enero de 2023, está logrando algo espectacular. Con una población menguante, el PIB está creciendo casi cuatro veces más que la zona euro, lo que le está permitiendo rebajar su deuda a la vez que mantiene un superávit por cuenta corriente que en 2023 superó el 1% del PIB (gracias al turismo). Desde la Comisión Europea y el Fondo monetario prevén, además, que esta tendencia no se agote en el medio plazo. Bruselas vaticina un crecimiento del 3,3% para este año y del 2,9% para el siguiente. Desde el FMI revelan que la economía crecerá por encima del 2,5% durante todo su horizonte temporal que llega hasta 2030.

Tras un prolongado periodo de debilidad a raíz de la crisis financiera mundial, durante el cual el PIB se redujo un 11% entre 2008 y 2014 y la tasa de desempleo alcanzó un máximo superior al 17%, la economía croata volvió a crecer a partir de 2015. En la última década, la economía creció un 3% anual de media y el crecimiento se situó en el 2,8% en 2023, el segundo más rápido de la UE por detrás de Malta. El desempleo cayó a un mínimo histórico del 6,2% el año pasado y sigue bajando. Croacia ha experimentado el ritmo más rápido de convergencia de rentas de la UE desde 2019.

Esta pujanza se debe a varios factores. El primero es el turismo (que representa el 25% del PIB en algunas mediciones). Las llegadas de turistas superaron los niveles anteriores a la pandemia en 2023. El segundo es el mercado laboral. Croacia ha experimentado uno de los mayores aumentos de la tasa de empleo de la UE desde 2019. El crecimiento de los salarios también ha sido fuerte, subiendo a un máximo de varias décadas del 14% interanual y apoyando la demanda. Y el tercero son los fondos de la UE. Estos ascendieron (acumulativamente) al 25% del PIB en la última década, impulsando la inversión en infraestructuras, digitalización y transición ecológica.

"El sólido desempeño del crecimiento refleja una demanda interna boyante, ya que el fuerte mercado laboral y las políticas de las autoridades han apoyado los ingresos de los hogares y los fondos de la UE han impulsado la inversión", escriben los funcionarios del FMI en la última misión sobre el país, del 7 de junio. Aunque es cierto que la economía es una suerte de 'monocultivo' turístico, también están empezando a despertar otros sectores como el del aceite de oliva, que compite directamente con el de España.

El fuerte crecimiento ha contribuido a mejorar las finanzas públicas. Croacia ha tenido una elevada carga de deuda pública durante años, pero el ratio de deuda cayó del 86% del PIB en 2020 al 63% en 2023. Ningún país de la UE, aparte de Grecia, ha experimentado un descenso tan grande de su ratio de deuda durante este tiempo. El presupuesto general de Croacia se equilibró ampliamente en 2022-23, en comparación con un déficit medio del 4% del PIB en la región de Europa Central.

"De cara al futuro, creemos que el crecimiento del PIB seguirá siendo bastante fuerte en los próximos años. Aunque el margen para una mayor recuperación del turismo es limitado, la demanda interna debería impulsar la economía. El indicador de confianza económica de la Comisión Europea está cerca de máximos de varios años, el crecimiento del crédito al consumo supera el 10% interanual y los salarios reales crecen al 8% interanual. Es probable que el empleo se mantenga fuerte. Los flujos migratorios de fuera de la UE -principalmente de Serbia, Bosnia y Herzegovina y partes de Asia- han impulsado la oferta de mano de obra en los últimos años, y el banco central calcula que los trabajadores extranjeros podrían aumentar el crecimiento del PIB en un 0,4% sólo este año", escriben Megan Fisher y Liam Peach, analistas de Capital Economics en una nota para clientes.

Los indicadores de riesgo financiero consultados por la casa de análisis para los mercados emergentes muestran que el riesgo financiero en Croacia está cerca de su nivel más bajo en más de dos décadas, lo que refleja unas finanzas públicas más sólidas y un sistema bancario más saneado que en el pasado. Esto proporciona una base para lograr un crecimiento fuerte y sostenible en los próximos años.

Desde Capital Economics esperan que el crecimiento del PIB se mantenga cerca del 3% interanual en 2024-26, lo que supondría más del doble que el de la zona euro y ligeramente más fuerte que el del resto de Europa Central y Oriental. Reducir la inflación de forma sostenible, reconocen, será un reto en un entorno de fuerte crecimiento del PIB y de los salarios, no esperándose que vuelva al 2% hasta 2026.

El PIB per cápita y el empleo están disparados

Aunque la demografía es un obstáculo (Croacia pierde población cada año) para el crecimiento total, la otra cara es la del aumento del PIB per cápita. Este indicador, que es el reflejo imperfecto de los estándares de vida de la población, creció un 13% en 2021, más de un 8% en 2022 y alrededor de un 5% en 2023. Junto a este espectacular crecimiento se encuentra el buen momento del empleo. La tasa de paro está a punto de caer por debajo del 5%, unos niveles que mejoran la media incluso de la zona euro. El turismo es un sector intensivo en mano de obra y Croacia lo está sabiendo aprovechar muy bien.

Con todo, la deuda pública ha caído en 23 puntos porcentuales desde 2021, pasando del 86% del PIB al 63%, un dato que está a punto de entrar en la zona de sostenibilidad y equilibrio de largo plazo. "Se espera que el empleo aumente un 2% en 2024, mientras que la tasa de desempleos seguirá reduciéndose. Como resultado de la actual expansión económica, el crecimiento del empleo se aceleró algo a principios de 2024. El aumento del empleo también fue generalizado. La mayoría de las empresas continúan informando de que la escasez de trabajadores era el factor limitante más importante de la producción, que en cierta medida se mitigó con la contratación de trabajadores extranjeros y pensionistas", explican desde el banco central de Croacia.

Además, la inflación se acerca poco a poco al 2% mientras que los salarios reales ya empiezan a relajarse. La economía de Croacia es una balsa. "El crecimiento de los salarios nominales y reales se desaceleró en los primeros tres meses de 2024 (sigue siendo muy positivo), después de haber aumentado considerablemente en 2023. Sin embargo, el salario medio aumentó bruscamente en abril de 2024, principalmente como resultado de una reforma integral del sistema salarial por parte del gobierno y empresas públicas", señala el banco central.

Los puntos débiles de Croacia

Pese a todo, Croacia también tiene puntos negros y algunos riesgos en su economía. "A pesar de elevado crecimiento del PIB per cápita, la fortaleza económica de Croacia está limitada por la falta de diversificación económica (muy centrada en el turismo) y los desafíos al crecimiento potencial debido a una demografía adversa", aseguran desde Moody's. Además, "esperamos que el déficit gubernamental general se amplíe al 2,5% del PIB en 2024 debido al aumento de los costes de los salarios y pensiones del sector público, así como a la inversión de la UE financiada con préstamos", sentenciaba la nota. El milagro de Croacia es real, pero la complacencia y fiarlo todo al crecimiento del turismo podría poner en peligro el futuro de la economía.

Aun así, avisan Fisher y Peach, será difícil mantener unas tasas de crecimiento del PIB tan elevadas: "La demografía es un obstáculo. Croacia tiene una de las poblaciones más envejecidas de Europa y la Comisión prevé que la población en edad de trabajar disminuya otro 7,7% de aquí a 2030. Se necesitan reformas para reducir las ineficiencias del mercado laboral y aumentar la participación. Las encuestas siguen mostrando que el entorno empresarial es un impedimento para la inversión extranjera".

"Las perspectivas económicas de Croacia a corto plazo son favorables, pero la débil productividad y la escasez de mano de obra plantean desafíos a sus perspectivas de crecimiento a mediano plazo", apuntala la misión del FMI. "Es probable que la postura pro-UE de Croacia se refuerce bajo el nuevo gobierno liderado por la HDZ formado este mes, pero es probable que las reformas significativas sean limitadas", concluyen desde Capital Economics.

De cara al resto de la década, estos estrategas consideran que hay razones para considerar positivamente las perspectivas a medio plazo: "El fuerte crecimiento y una política fiscal responsable deberían conducir a una nueva mejora de las finanzas públicas y Croacia seguirá recibiendo grandes entradas de fondos de la UE. La productividad ha mejorado en los últimos años, lo que ha contribuido a mantener la competitividad de los costes frente al fuerte crecimiento de los salarios. Esto debería apoyar a los sectores orientados a la exportación en los próximos años".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud