Economía

Salarios de nueve cifras: Doncic ganará en un año más que Jordan en toda su carrera

El esloveno Luka Doncic celebra una canasta durante la temporada. Foto: Alamy
Madridicon-related

Luka Doncic está llamado con 25 años a ser uno de los grandes elegidos de la NBA. El esloveno, que se encuentra disputando ante Boston Celtics sus primeras NBA Finals, podría recibir por primera vez uno de los galardones estrella de la competición, como es el 'MVP' al mejor jugador. Síntoma de lo que bien que lo está haciendo desde que aterrizara en suelo americano, allá por 2019, y lo que puede llegar a conseguir en los próximos años.

Uno de los grandes hitos que puede lograr el esloveno, aparte de un hipotético anillo de la NBA, reside en el aspecto económico. Desde hace unos años, los salarios en la mejor competición de baloncesto del mundo se están volviendo tan locos que jugadores como Luka Doncic pueden alcanzar los 100 millones de dólares anuales. Así piensan los gurús financieros de las oficinales centrales de las franquicias, y también le ponen fecha: en la 2032-2033.

La situación actual favorece a esta hornada, entre los que se encuentra, además de Doncic, jugadores tan valiosos como Victor Wembanyama (20), Anthony Edwards (22) y Shai Gilgeous-Alexander (25), Jayson Tatum (26) y Jaylen Brown (27). El verano pasado, Brown firmó el contrato más alto de la historia de la NBA, con 304 millones de dólares en cinco años. Este 2024 será el momento para Tatum, y en 2025 de Luka Doncic, que según las informaciones que han salido al respecto, podría firmar el contrato más exitoso de la NBA: 346 millones para el próximo lustro: a casi 70 'kilos' por año, nada que ver con los sueldos actuales de LeBron James o Stephen Curry, que con 50 al año son los líderes absolutos. Este sería el tercer contrato de Luka Doncic en la NBA: el esloveno firmó su último en 2021, con 215 millones en seis años.

En los últimos diez años, el valor de las franquicias se ha multiplicado exponencialmente y equipos que antes (año 2013) valían 1.400 millones de dólares, como los Knicks o Lakers, ahora están en 6.500 millones, aproximadamente. O los Celtics, que en una década han pasado de 875 millones a 4.700. En este sentido, el caso más llamativo es el de Golden State Warriors, pasando de 750 a 7.700 millones, siendo la franquicia mejor valorada de las 30 que forman la NBA.

Aparte, la NBA se encuentra cercana a firmar un contrato estratosférico por los derechos de televisión, que rondaría los 76.000 millones de dólares para los próximos 11 años. Un acuerdo que multiplicaría por 2,5 los ingresos que obtiene el campeonato hasta ahora y que, además, superaría a la NFL, el deporte rey en Estados Unidos. Todo esto hace que los salarios crezcan. Por tanto, si le va bien a la NBA, le va bien a los jugadores. "Hay una generación más joven, de la que Luka forma parte, que participará en eso y lo llevará a un nivel económico aún más alto", señala Bill Duffy, agente de Luka Doncic. "Cien millones de dólares es realmente increíble y muestra el impacto de los deportes, el impacto de los medios, el impacto de la globalización y la economía que impulsa este negocio", recalca en declaraciones a Wall Street Journal.

Más que Jordan

Ya han pasado más de 20 años de la retirada del mejor jugador de siempre. Eran otros tiempos. Unos tiempos en los que en 1984, año de debut de Michael Jordan, se introdujo el tope salarial para los equipos (su origen, en realidad, se remonta a mediados de los años 40, en los comienzos de la competición, pero fue abolida tras una temporada en vigencia). Este límite fue aumentado unos pocos millones de dólares al año hasta 2016, cuando entró en vigor el actual acuerdo de medios de la liga. Ese verano, después de que los jugadores rechazaron las propuestas de la liga de introducir el dinero gradualmente, el tope repentinamente se disparó de 70 millones a 94 millones. Actualmente, el tope fijado llega a los 136 millones por franquicia.

En toda su carrera como jugador de la NBA, Michael Jordan acumuló 94 millones de dólares. Una cifra que se queda pequeña si la comparamos con LeBron James, el rey absoluto en este apartado, que llegará a los 500 millones en salario para cuando se retire. Y, viendo lo que viene, puede que James quede en segundo escalafón, ante los 1.000 millones que podría ganar Luka Doncic en toda su carrera NBA.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud