Economía

Díaz pacta con CEOE y sindicatos el nuevo plan de igualdad LGTBI en las empresas

  • Las firmas con más de 50 empleados estarán obligadas a implantar la normativa 
  • Incluye la creación de un protocolo contra el acoso y la violencia o cursos de formación 
  • Trabajo auditará el seguimiento de estas medidas y abre la puerta a imponer sanciones 
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Europa Press
Madridicon-related

El Ministerio de Trabajo que encabeza la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha alcanzado un acuerdo tripartito con la patronal CEOE y los sindicatos UGT y CCOO para obligar a que las empresas con más de 50 trabajadores implanten los nuevos planes de igualdad LGTBI, según ha avanzado Díaz. Las empresas deberán planificar un conjunto de medidas y recursos para alcanzar la igualdad real y efectiva de las personas LGTBI en el mercado laboral, incluyendo protocolos de actuación para casos de acoso o violencia, además de cursos de formación.

Según explican fuentes del Ministerio de Trabajo, el acuerdo preliminar confirmado por UGT y CCOO contempla un protocolo de acompañamiento a las personas Trans en el empleo, una medida decisiva y pionera para el colectivo. Las empresas de más de 50 personas trabajadoras estarán obligadas a tener medidas para garantizar la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI.

Las empresas con convenios en vigor deberán abrir negociación para incluir estas medidas. Será obligatorio la creación de un protocolo contra el acoso y la violencia donde se identifiquen prácticas preventivas y mecanismos de detección y de actuación frente al mismo.

Será necesaria la formación para la igualdad y no discriminación: incluyendo módulos específicos que incidan en la igualdad de trato y oportunidades y la no discriminación. Para garantizar el cumplimiento de la nueva normativa, la Inspección de Trabajo vigilará a las empresas y contempla imponer sanciones a aquellas que no cumplan con la norma. Con todo, los sindicatos explican que aun quedan por finalizar los últimos detalles del acuerdo.

El acuerdo desbloquea parcialmente el diálogo social, que está bloqueado en otros aspectos clave como la reducción de la jornada laboral. De hecho, Díaz tiene de frente el malestar de CEOE y Cepyme por burlar el reglamento y modificar a sus espaldas el reglamento del Consejo Económico y Social (CES), dando más poder a las organizaciones empresariales autonómicas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud