Economía

Milei empieza a vencer a la hiperinflación en Argentina y ya habla de levantar el cepo cambiario

  • La inflación mensual se sitúa en el 8,8% en abril, frente al 11% del mes de marzo
  • Los recortes de Milei están cercenando la economía a la vez que calman la inflación
  • Milei cree que con estos datos el fin del 'cepo cambiario' está un poco más cerca

Por primera vez en siete meses, la tasa de inflación mensual en Argentina ha caído a un solo dígito, un hecho relevante y esperanzador para un país que lleva años sufriendo una inflación que distorsiona las decisiones de los agentes, que se come el poder adquisitivo de las familias y que destruye el sector exterior del país. La situación sigue siendo extremadamente grave, puesto que los precios siguen creciendo a un ritmo elevado y las medidas para rebajarlos son especialmente gravosas para la economía (destrozar la demanda interna a base de drásticos recortes), pero los resultados están llegando algo más rápido de lo que se esperaba. La 'motosierra' de Javier Milei ha empezado a podar la hiperinflación, dando comienzo a un proceso de desinflación en Argentina que viene acompañada de la fortaleza relativa del peso.

La tasa mensual de inflación de Argentina volvió en el mes abril a niveles de un dígito tras cinco meses de fuerte aceleración en los precios, que ahora exhiben cierta moderación en un contexto de contracción de la actividad económica y de caída del consumo. Todo ello coincide con una caída importante del riesgo país (en la semana está a punto de caer por debajo de los 1.200 puntos básicos otra vez), la recuperación de la confianza de los inversores extranjeros (vuelven poco a poco) y con la estabilidad mostrada por el peso argentino en los últimos.

"Con la inflación cayendo, los tipos de interés bajando y el peso en alza, Milei ya está demostrando que el establecimiento económico global de izquierda, adicto a un gobierno más grande y déficits interminables, está equivocado. Y aún podría proporcionar una plantilla para que otros países escapen del estancamiento", comenta el analista Matthew Lynn en un artículo publicado en elEconomista.es.

Incluso el Fondo Monetario Internacional ha admitido que el Gobierno de Milei está 'sobrecumpliendo' con los esfuerzos requeridos para recibir los dólares que tanto necesita la economía argentina. En su último informe destacó el ancla fiscal (los superávits fiscales logrados) que había impuesto el Gobierno de Milei y el impacto positivo que estaba empezando a tener en los mercados y la inflación.

La desinflación de Argentina al detalle

Según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el índice de precios al consumidor (IPC) en Argentina se situó en abril en el 289,4% interanual ycreció un 8,8 % en comparación con marzo. La evolución de los precios en abril evidencia una notable desaceleración con respecto a las elevadísimas tasas mensuales que se registraron entre diciembre pasado (25,5%) y marzo último (11%).

De hecho, la inflación no mostraba una variación mensual por debajo de dos dígitos desde octubre pasado, cuando había subido 8,3%. Entre las subidas registradas en abril destacan la de vivienda y servicio (35,6% ), por los incrementos en las tarifas de gas, agua y electricidad, y la de comunicación (14,2%), por las alzas en los servicios de telefonía e internet.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas crecieron un 6% en relación con marzo y el 293 % en términos interanuales. De acuerdo al informe oficial, la inflación de Argentina acumuló en el primer cuatrimestre del año un alza del 65%. El año inició con la inflación al 'rojo vivo' tras la súbita devaluación del 50 % del peso argentino de diciembre pasado y la decisión del nuevo Gobierno de Javier Milei de liberar los precios 'reprimidos' de la economía, convalidando fuertes aumentos en bienes y servicios de todo tipo.

La economía sufre por los recortes

Alejandro Giacoia, economista de la consultora Econviews, asegura en una charla con Reuters que la devaluación controlada y gradual del peso conocida como "paridad móvil" estaba ayudando a anclar la inflación, mientras que la desaceleración económica estaba obligando a los precios a disminuir. "La recesión también contribuyó a moderar el aumento de los precios", afirma. "En mayo, con las subidas reguladas aplazadas, es posible que vuelva a bajar, aunque estos precios tendrán que corregirse en algún momento".

La consultora Management & Fit comentaba en declaraciones a Reuters que esperaba que la inflación siguiera desacelerándose, "impulsada por la contracción de la demanda, producto de la situación de los salarios reales, los recortes del gasto público y la decisión de retrasar el aumento de las tarifas de los servicios".

Con todo este progreso, el presidente argentino, Javier Milei, prevé que su gobierno levantará los controles cambiarios muy pronto mientras su equipo económico trabaja para limpiar el balance del banco central. "La verdad es que estamos muy cerca de levantar" los controles (el cepo cambiario), aseguró Milei el miércoles en una conferencia en Buenos Aires, sin dar más detalles sobre el momento. "Está en nuestros planes eliminarlos lo antes posible", según recoge la agencia Bloomberg.

Milei añadió que espera que su banco central avance hacia un tipo de cambio "flexible" en algún momento. En este momento, la autoridad monetaria mantiene un estricto control sobre el peso, permitiéndole solo devaluarse un 2% mensual a pesar de que la inflación mensual es cuatro veces ese nivel. Milei ha asegurado que una mayor liquidación de los pasivos de deuda del banco central y la acumulación de más reservas extranjeras serían pasos esenciales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud