Economía

Así se pueden sumar años cotizados a la jubilación sin necesidad de trabajar a través de convenios especiales

Foto: Getty.

La cotización a la Seguridad Social es una necesidad de los trabajadores que es especialmente acuciante cuando se acerca la edad ordinaria de jubilación, ya que son los años en los que se determina la cuantía de la pensión de jubilación que percibirán en el futuro.

Por eso, cualquier parón en las cotizaciones puede tener un impacto dramático de cara a la pensión. Aunque los ciudadanos que perciban el paro o un subsidio para mayores de 52 años mantienen ciertas cotizaciones, existe otra alternativa para no perder comba en la cuantía de la pensión: los convenios especiales de la Seguridad Social.

La Seguridad Social define en su página web a los convenios especiales como "una situación asimilada al alta, que deriva de un acuerdo de voluntades entre el suscriptor y la Tesorería General de la Seguridad Social, con obligación del suscriptor de abonar a su exclusivo cargo las cuotas que correspondan, con el fin de conservar el derecho a la cobertura de las prestaciones por las contingencias cubiertas".

Así, si un ciudadano suscribe un convenio especial con la Seguridad Social se garantizará el seguir cotizando, de tal forma que pueda generar, mantener o ampliar el derecho a las prestaciones que dependen del organismo.

Qué personas pueden suscribir un convenio especial

No todas las personas pueden suscribir un convenio especial con la Seguridad Social. El organismo impone una cotización mínima de al menos 1.080 días dentro de los 12 años inmediatamente anteriores a la solicitud del convenio. Además, es obligatorio que el ciudadano proceda de alguna de las siguientes situaciones:

  • Baja en un régimen de la Seguridad Social y no quedar encuadrado en otro.
  • Ser trabajador por cuenta ajena indefinidos o autónomo dado de alta con 65 años o más y acreditando los años de cotización efectiva necesarios para quedar exentos de cotizar a la Seguridad Social.
  • Situación de pluriempleo o pluriactividad y cesar en alguna de las actividades por cuenta propia o ajena.
  • Cesar en una actividad por cuenta propia o ajena y ser contratado por una base de cotización menor a la media de los doce meses inmediatamente anteriores.
  • Ser pensionista por incapacidad total y desempeñar alguna actividad por cuenta propia o ajena dado de alta en un régimen de la Seguridad Social y encontrarse en alguno de los casos anteriores.
  • Cese en el cobro de una prestación o subsidio por desempleo.
  • Haber sido pensionista por incapacidad permanente y después declarado capaz o con incapacidad parcial.
  • Ser pensionista de incapacidad permanente o jubilación y que la pensión haya sido retirada por sentencia firme.
  • Solicitar una pensión de jubilación que ha sido finalmente denegada.

La cuota que se paga con un convenio especial

Lo primero que hay que hacer es conocer qué base reguladora tenemos. El ciudadano cuenta con cuatro posibles opciones a su elección:

  • La base máxima de cotización por contingencias comunes del grupo de cotización de la categoría profesional o del Régimen en el que el trabajador esté dado de alta, siempre que haya cotizado por al menos 24 meses de los últimos 5 años.
  • Una base de cotización resultante de dividir entre 12 la suma de las bases por contingencias comunes por las que se hayan efectuado cotizaciones durante los doce meses consecutivos anteriores al cese o se haya extinguido la obligación de cotizar, siempre y cuando este valor sea superior a la base de cotización mínima.
  • La base mínima de cotización del tramo 1 de la tabla general de bases de cotización de autónomos, siempre que no sea superior a la base de cotización mínima de autónomos vigente el 31 de diciembre de 2023 (si fuese esa la base mínima de cotización aplicable será esta última).
  • Cualquier base de cotización comprendida entre la base mínima y máxima de aplicación al trabajador.

A esa base reguladora habrá que aplicar las cuotas que afectan al trabajador: el 28,3% de la cuota por contingencias comunes y el 0,7% de la cuota correspondiente al Mecanismo de Equidad Intergeneracional, el MEI. Después, esa cifra se ha multiplicar por 0,94 y esa será la cantidad que haya que pagar todos los meses en concepto de convenio especial.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud