Economía

Trabajo pide a los agentes sociales que decidan si van a apoyar la reforma del subsidio por desempleo

. ee
Madridicon-related

El Ministerio de Trabajo volvió este lunes a la actividad negociadora después de unas semanas sin reuniones públicas con los agentes sociales. La cartera de Díaz, con el secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, a la cabeza, retomó el contacto con los representantes de CEOE-Cepyme, UGT y CCOO para desbloquear la reforma del subsidio por desempleo. Tras esta reunión, Pérez Rey ha emplazado a patronal y sindicatos a que convoquen a sus órganos internos para tomar una decisión y sacar adelante la norma con la mayor celeridad posible.

Tras la reunión con los agentes sociales, el secretario de Estado de Trabajo destacó que el propósito de esta medida es "muy claro", y está en evitar que el desempleo se cronifique.

"Por lo tanto, a partir del año, que es cuando empezamos a tener problemas grandes de inserción en el mercado de trabajo, que haya toda una serie de estímulos para que las personas puedan incorporarse al mercado de trabajo. Por lo tanto, va a ser una fórmula especial de protección a los parados de larga duración", explicó tras la reunión que comenzó a las 16:00 horas.

Según su perspectiva, se han sentado las bases para un acuerdo inmediato con los interlocutores sociales. "Lo que hemos pedido a las organizaciones es que ahora hagan su proceso de consulta interna y que nos den una respuesta. Yo tengo mucha confianza en que, una vez que el texto que ya ha sido puesto encima de la mesa, podamos contar con un acuerdo", expresó Pérez Rey.

El secretario de Estado enfatizó su deseo de que la CEOE participe en este posible acuerdo, ya que "no hay ningún motivo de peso para que la patronal se quede fuera".

"Es cierto que hay algunas posturas de la patronal española que no son asumibles para el Ministerio de Trabajo, pero creo que una reforma del subsidio que incorpora a nuevos colectivos (eventuales agrarios, menores de 45 años, víctimas de violencia de género), que mejora las cuantías, que garantiza la compatibilidad, no hay ninguna justificación para que la patronal no esté dentro", afirmó.

En todo caso, el secretario de Estado cree que en la reunión de este lunes "se han sentado profundamente los mimbres para que, en un plazo inminente, se pueda anunciar un nuevo acuerdo de diálogo social que será trasladado al Boletín Oficial del Estado".

Camino correcto para los sindicatos

Los representantes sindicales, Cristina Estévez de UGT y Carlos Bravo de CCOO, valoraron de manera positiva los avances logrados en esta negociación, ya que mejoran la protección por desempleo del nivel asistencial al incluir nuevos colectivos y aumentar sus prestaciones. Sin embargo, señalan que la referencia de los subsidios (actualmente el Iprem) no es la más adecuada.

Los sindicatos esperan recibir un nuevo texto en las próximas horas que contenga las aportaciones realizadas en la reunión, para someterlo a consideración de sus respectivos órganos de dirección.

Compatibilidad del subsidio con el trabajo

Durante la mañana, La vicepresidenta segunda y responsable de Trabajo, Yolanda Díaz, adelantó que se facilitará la compatibilidad entre la prestación contributiva por desempleo y la actividad laboral. La ministra recordó que en la propuesta de reforma del subsidio presentada anteriormente y rechazada por el Parlamento, se contemplaba la posibilidad de compatibilizar el subsidio por desempleo con un empleo. "Ahora damos un paso más y permitimos la compatibilidad con la prestación contributiva de desempleo", señaló la vicepresidenta.

Actualmente, la legislación permite la compatibilidad de la prestación contributiva o el subsidio por desempleo con el trabajo a tiempo parcial, donde se reduce la prestación según las horas trabajadas; el trabajo autónomo; los jubilados a tiempo parcial, incluso con pensiones provenientes de otros estados; los contratos dentro del programa de sustitución de personal en formación; las indemnizaciones por despido; las prestaciones de la Seguridad Social por hijos a cargo; y otras prestaciones no contributivas como el Ingreso Mínimo Vital (IMV) o las rentas mínimas autonómicas. Solo los mayores de 52 años que reciben un subsidio pueden combinar esta ayuda con un contrato a tiempo completo, sea este indefinido o temporal, con una duración superior a los 3 meses.

La vicepresidenta ha resaltado que los sindicatos están presentando propuestas "muy favorables" durante las negociaciones, como la eliminación de los subsidios parciales. Ahora, estos subsidios se recibirán en su totalidad en casos de trabajadores a tiempo parcial que se queden desempleados.

Por su parte, Pérez Rey adelantó durante la mañana que esta medida pretende que no haya "un escalón tan pronunciado" entre subsidio y prestación, sino que puede haber una "cierta continuidad en la compatibilidad con el trabajo". Preguntado por si el modelo planteado para compatibilizar prestación contributiva y empleo será semejante a lo planteado para compatibilizar subsidio y empleo, Pérez Rey reconoció que el modelo ya previsto para el subsidio es el que "más gusta" a Trabajo también para la prestación, pero que los detalles se cerrarán en la mesa de diálogo social junto a los agentes sociales.

La reforma del subsidio es uno de los hitos vinculados al cuarto desembolso de los fondos Next Generation UE, al cual el Ejecutivo debe dar respuesta antes del 20 de mayo. En ese momento, concluye la prórroga de dos meses que España acordó con Bruselas para la evaluación de este desembolso, que asciende a una cuantía de 10.021 millones de euros. Sin embargo, el Gobierno no descarta en este momento solicitar una nueva prórroga.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud