Economía

Cuerpo confía en aprobar la reforma del subsidio de desempleo y no perder fondos 'Next Gen'

  • La reforma es una de las medidas exigidas por la Unión Europea para liberar los fondos europeos
El ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo. EFE
Madridicon-related

El ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, ha asegurado esta mañana en una entrevista para EFE que hay "avances positivos" en las negociaciones con agentes sociales y políticos para aprobar la reforma del subsidio de desempleo, y no perder una parte de los 10.021 millones de euros del cuarto desembolso de fondos europeos.

De hecho, el Gobierno está considerando la posibilidad de extender nuevamente el plazo acordado con Bruselas para evaluar el cumplimiento de los hitos relacionados con este cuarto pago del plan de recuperación, que actualmente está programado para vencer el próximo 20 de mayo. El propósito es ganar tiempo para aprobar la reforma del subsidio de desempleo, previamente rechazada por Podemos en el Congreso en enero por reducir la sobrecotización de los beneficiarios del subsidio mayores de 52 años, y no solo fue un acto de confrontación política hacia el Gobierno de coalición, sino que ahora está a punto de generar un serio contratiempo en la estrategia económica del ejecutivo.

"Es una de las posibilidades", afirma Cuerpo, que no concreta si la reforma volverá a ser aprobada como decreto ley. En marzo, la Comisión Europea y el Gobierno de Pedro Sánchez acordaron extender dos meses el plazo de evaluación del cumplimiento de los 61 hitos y objetivos asociados al cuarto pago. En el documento con la actualización de las previsiones macroeconómicas y fiscales remitido este martes a Bruselas, el Gobierno recoge que su previsión es que la transferencia de 10.021 millones del cuarto desembolso se reciba, una vez aprobada, en 2024.

No obstante, en el caso de que España no logre aprobar la reforma del subsidio para el plazo establecido, recibiría solo una parte del cuarto pago de los fondos Next Generation, aunque la cantidad exacta aún no está determinada. No obstante, la falta de aprobación de la reforma no implica la pérdida inmediata de los fondos. En caso de un desembolso parcial, se activaría un plazo de hasta seis meses, que incluso podría extenderse hasta ocho, para completarla. Sin embargo, si al finalizar este plazo la reforma no se ha concluido, sí existe el riesgo de perder los fondos. Tanto la Comisión como el Gobierno no contemplan esta posibilidad.

Ahora Cuerpo ve posible el acuerdo para "terminar aprobando esta importante reforma", aunque no se ha aventurado a dar un plazo concreto, ha indicado en la entrevista.

En este sentido, ha reconocido que la reforma es "importante" porque "da lugar a una financiación adicional por parte de la Comisión Europea", pero también porque "responde a la identificación de un reto y una necesidad, en este caso del mercado de trabajo" y llevarla a cabo "es algo positivo y beneficioso".

La Comisión Europea ha anunciado también que los países tendrán más tiempo este año para desarrollar sus programas de estabilidad, ya que las reglas fiscales de la UE entrarán en vigor a principios del próximo año. En lugar de presentar los programas en abril como de costumbre, tendrán hasta el otoño para elaborar y presentar sus planes.

Jornada laboral "flexible"

El ministro ha expresado su apoyo a la negociación directa entre empresarios y sindicatos para la reducción de la jornada laboral, considerándola como la vía más adecuada para alcanzar un acuerdo equilibrado. Ha mostrado optimismo en la capacidad de ambas partes para lograr un acuerdo que pueda ser respaldado tanto por el Gobierno como por los partidos en el Congreso.

Según ha recalcado, la reducción de jornada debe hacerse "de manera suficientemente flexible como para que no afecte a la productividad de las empresas y tampoco al empleo o a los salarios de los trabajadores", y ha insistido en que las pequeñas empresas necesitan un "margen adicional".

Impuesto a la banca

Cuerpo ha reconocido que hay un compromiso de Gobierno para llevar a cabo la extensión permanente del impuesto temporal a la banca y al sector energético, pero "tiene que pasar por un acuerdo en el Congreso, es decir, una negociación con el resto de fuerzas políticas".

Ha dicho que para pensar en este gravamen ya de forma permanente hay que tener claro que su estructura debe ser otra.

El ministro ha destacado que hay aspectos importantes a considerar, como la evolución de los tipos de interés, ya que esto afecta tanto a la rentabilidad del sector como al impacto en la recaudación del impuesto.

Según fuentes del ministerio, este impuesto ha contribuido a incrementar la percepción de que se está llevando a cabo una redistribución equitativa de los costos, al tiempo que no ha impedido que estas empresas registren los mejores resultados de su historia.

El titular de Economía ha querido destacar el "éxito" de la puesta en marcha de un impuesto temporal a la banca y a las grandes energéticas, ya que estos dos sectores han contribuido "de manera justa" y sin ver afectados sus buenos resultados a sufragar las ayudas a quienes más sufrieron el incremento de los precios derivado de la invasión de Ucrania.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud