Economía

Los titulados de FP Dual ganan casi un 12% más que los alumnos con una formación básica

  • El 27,1% de los empleos creados en los próximos 12 años estarán destinados a profesionales cualificados
  • El 83% de los titulados están empleados dentro de los 3 o 4 años posteriores a su graduación
  • La FP generará más de 3,8 millones de oportunidades laborales hasta 2035
Madridicon-related

La Formación Profesional ha experimentado un cambio notable en su percepción y relevancia en el mercado laboral. Antes vista como una alternativa secundaria a la educación universitaria, ahora se posiciona como primera opción en algunos sectores por su alta empleabilidad. Sobre todo, porque el 83% de los titulados en FP de Grado Superior están empleados dentro de los 3 o 4 años posteriores a su graduación, en comparación con los graduados universitarios que alcanzan esa cifra después de cinco años, según el informe Panorama de la Educación 2023 de la OCDE.

Por eso, el número de titulados totales en FP no ha parado de crecer, desde aproximadamente 150.000 titulados en 2005 a cerca de un cuarto de millón en los últimos años, según datos del estudio de Randstad y la Fundación Universitaria San Pablo CEU, presentado hoy. Este cambio de rumbo en las opciones de estudios de los alumnos viene determinado por una tasa de desempleo juvenil que alcanza el 30%, siendo la más alta en la Unión Europea. Ante esto, las proyecciones son claras. Más del 27% de los empleos generados en los próximos 12 años requerirán profesionales cualificados formados en FP. Además, se estima que esta opción educativa creará más de 3,8 millones de oportunidades laborales hasta el año 2035. Estos datos subrayan la importancia creciente de la FP como motor clave para la empleabilidad y el desarrollo económico del país.

Ante este panorama, la FP Dual se convierte en la llave maestra para reducir el desempleo. La tasa de afiliación media de estos titulados es significativamente mayor que la de FP No Dual, con una diferencia de 12 puntos porcentuales, alcanzando el 74,5% y el 62,5%, respectivamente, según el informe de Randstad y CEU. Esta disparidad se evidencia en todas las familias profesionales. Las mayores discrepancias entre ambas modalidades se observan en Actividades Físicas y Deportivas, con una brecha de 15,7 puntos porcentuales, mientras que las diferencias más modestas se registran en Sanidad y Agraria, con 3,2 y 3,4 puntos porcentuales, respectivamente.

La base de cotización media en Dual es un 12,9% superior a la de No Dual, con cifras de 24.578 euros frente a 21.770 euros, respectivamente (casi 3.000 euros de diferencia).

Por familias profesionales, se observa que en todos los casos la base de cotización media es más alta para los titulados de Dual, con excepción de las familias de Servicios Socioculturales y a la Comunidad, y Agraria. Las mayores diferencias se observan en Hostelería y Turismo, donde la base de cotización media supera en un 23,0% a los de formación básica, con cifras de 29.350 euros frente a 23.862 euros, respectivamente.

La aprobación de la ley orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional en marzo de 2022 marcó un cambio significativo en el sistema educativo español que busca transformar toda la FP en modalidad dual, combinando la enseñanza en el centro educativo con la experiencia práctica en empresas. Hasta ese momento, solo uno de cada 22 estudiantes de FP estaba en esta modalidad.

Tasas de empleo por encima de la media

En general, se cumple el principio lógico de que, a mayor formación, mayor nivel de empleo y mejores salarios. Eso significa que cursar una FP de grado superior, en lugar de grado medio mejora la retribución.

Los titulados de FP de grado medio exhiben una tasa de actividad y empleo por encima de la media, así como una tasa de desempleo inferior en comparación con otras personas del mismo grupo de edad (25 a 29 años). Los egresados presentan una tasa de actividad 5 puntos por encima de la media y 7,6 puntos más alta que los trabajadores con nivel educativo bajo. Su tasa de empleo es 14,3 puntos más alta que la de los trabajadores con nivel educativo bajo. Además, su tasa de desempleo es 1,2 puntos inferior a la media y 9,9 puntos inferior a la de los trabajadores con nivel educativo bajo.

Si se atienden a los datos del ciclo superior, su tasa de actividad es 2,5 puntos por encima de la media y 7 puntos más alta que la de los trabajadores con niveles educativos bajos. Además, su tasa de empleo es 5,6 puntos superior a la media y 14,8 puntos más alta que la de los trabajadores con niveles educativos bajos. En cuanto a la tasa de desempleo, es 3,8 puntos inferior a la media y 10,2 puntos inferior a la de los trabajadores con niveles educativos bajos, lo que representa la mitad de esta última.

Por otro lado, hay una gran disparidad regional en los resultados de empleabilidad de los titulados en FP. Por ejemplo, la tasa de desempleo de los titulados de ciclo medio en Murcia es más de tres veces superior a la de los titulados en el País Vasco. De manera similar, la tasa de empleo entre Ceuta y el País Vasco difiere en más de 20 puntos porcentuales.

En el ciclo superior, dos de cada tres titulados están empleados en Ceuta y Melilla, esta proporción aumenta a casi 9 de cada 10 en Aragón, La Rioja o Cataluña.

Las familias profesionales que más empleabilidad ofrecen son las de Instalación y Mantenimiento, seguida de Fabricación mecánica, Transporte y Mantenimiento de vehículos y Marítimo-pesquera. Cabe destacar, por ejemplo, que la tasa de paro de los titulados de FP de grado medio de Comercio y Marketing es 2,7 superior a los titulados de instalación y mantenimiento, con una diferencia de 15,6 puntos porcentuales (24,9% frente a 9,3%).

La tasa de empleo varía desde un 65,6% para Técnicos en Instalaciones de Telecomunicaciones hasta un 90,7% para Técnicos en Emergencias Sanitarias. Los datos de las titulaciones de Técnico en Vídeo Disc-Jockey y Sonido, Técnico en Sistemas Microinformáticos y Redes, Técnico en Gestión Administrativa y Técnico en Atención a Personas en Situación de Dependencia se agrupan bajo las familias profesionales de Imagen y Sonido, Informática y Telecomunicaciones, Administración y Gestión, y Servicios Socioculturales y a la Comunidad, respectivamente. Esto se debe a que son las únicas titulaciones de estas familias, según la guía del Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes.

La tasa de desempleo en el ciclo superior de los titulados en Melilla, la más alta de todas, es casi tres veces superior a la de los titulados en Cataluña, la más baja.

Si se atiende a salarios, cuatro de cada diez titulados en ciclos medios ganaban menos de 1.000 euros al mes, mientras que solo uno de cada diez (11,4%) superaba los 1.500. No obstante, es importante tener en cuenta dos cuestiones a la hora de valorar estas cifras. La primera es que los datos son de 2019, año en el que el salario mínimo se situaba en 900 euros/mes frente a los 1.134 de 2024. La segunda es que la encuesta del INE ofrece datos de sueldo mensual neto, es decir, tras el pago de impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social. Por lo tanto, los salarios brutos actuales de estas titulaciones son más elevados que los que muestran los datos disponibles.

En cuanto a los egresados superiores, un tercio ganaba menos de 1.000 euros al mes, mientras que solo un quinto (21,3%) superaba los 1.500. Casi la mitad (46,2%) se situaba entre los 1.000 y los 1.500 euros. Por titulaciones, existen diferencias significativas. Casi dos tercios de los titulados en Educación Infantil ganan menos de 1.000 euros al mes, lo que está relacionado con el hecho de que cuatro de cada diez trabajen a jornada parcial. En contraste, los titulados en Desarrollo de Aplicaciones Web o Multiplataforma, así como en Química Industrial, Fabricación de Productos Farmacéuticos e Industrias de Proceso de Pasta y Papel, ganan salarios considerablemente más altos, con aproximadamente la mitad de los titulados superando los 1.500 euros.

Una cuarta parte trabaja en Sanidad

Aunque se suele asociar la Formación Profesional con sectores como la industria, cerca de una cuarta parte de los titulados trabajan en actividades sanitarias y de servicios sociales, y una cantidad similar en comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos de motor y motocicletas, así como en hostelería. Sin embargo, dentro de estas cifras generales hay una gran variabilidad por familias profesionales. Por ejemplo, sectores como Sanidad o Hostelería y Turismo concentran aproximadamente dos tercios de los titulados en un único sector. En contraste, otras familias como Artes Gráficas, Electricidad y Electrónica, o Actividades Físicas y Deportivas muestran una dispersión sectorial significativa.

Las diferencias en las tasas de desempleo varían considerablemente, desde un desempleo muy bajo en titulaciones como Técnico en Emergencias Sanitarias hasta tasas superiores al 20% en Gestión Administrativa, Atención a Personas en Situación de Dependencia o Cocina y Gastronomía.

¿Por qué es más fácil emplear a un titulado de FP?

Existen varias razones detrás de este cambio de percepción. En primer lugar, la FP está diseñada para proporcionar habilidades prácticas y conocimientos específicos que son directamente aplicables en el lugar de trabajo. Esto significa que los graduados a menudo están mejor preparados para satisfacer las demandas del mercado laboral en sectores específicos. Además, muchos programas de FP están estrechamente alineados con las necesidades y demandas de la industria, lo que significa que los graduados son altamente buscados por los empleadores. Esto se traduce en tasas de empleabilidad más altas y en oportunidades laborales más sólidas para los graduados de FP en comparación con algunos campos universitarios que pueden tener una saturación de graduados.

De hecho, en los próximos años se registrarán más de dos millones de oportunidades de trabajo para técnicos en FP en España. Esto se relaciona directamente con la tendencia que se ha venido viendo en España, donde los últimos 15 años la economía ha creado 2,5 millones de empleos con nivel educativo alto y ha destruido 2,8 millones de empleos con nivel educativo bajo. La tasa de desempleo entre jóvenes (de 25 a 29 años) es un claro reflejo de este cambio: el paro entre los jóvenes con nivel educativo bajo es el doble que entre los jóvenes con nivel educativo alto.

En 2022, más del 50,5% de los jóvenes españoles entre 25 y 34 años tenían estudios terciarios, en comparación con el 41% en 2015. Este aumento coloca a España por encima de la media tanto de la OCDE (47,2%) como de la Unión Europea (44,7%) en términos de educación terciaria.

Los estudios de FP son altamente demandados en el mercado laboral debido a varios factores, siendo la demografía uno de los principales. Muchas personas que actualmente trabajan se jubilarán en los próximos años, lo que significa que casi uno de cada tres profesionales abandonará el mercado laboral. Aunque habrá nuevos trabajadores que ocupen estos puestos, su cantidad no será suficiente para cubrir todas las vacantes. Sin encontrar una solución a este problema, en tan solo 15 años se espera que el déficit entre los que abandonan el mercado laboral y los que entran genere alrededor de dos millones de plazas vacantes.

Uno de los mayores atractivos de la FP, sobre todo, la Dual es su alta tasa de empleabilidad, lo que motiva a muchos jóvenes a optar por estos estudios al decidir su futuro académico. El Observatorio de la Formación Profesional de CaixaBank Dualiza estima que, hasta el año 2030, una de cada cuatro oportunidades laborales creadas se destinará a técnicos en FP, lo que equivale a alrededor de dos millones de empleos. Sin embargo, pese a la significativa demanda cualitativa, se espera que aproximadamente 100.000 plazas queden sin cubrir debido a la falta de titulados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud