Economía

El INE confirma el acelerón del 0,6% del PIB de España en el cuarto trimestre aunque revisa a la baja el consumo de los hogares

  • También ratifica que el PIB creció un 2,5% en el conjunto del año 2023
  • El INE revisa una décima a la baja la demanda interna intertrimestral
  • La economía española sigue creciendo con la de la eurozona estancada

La economía española batió todas las previsiones en el cuarto trimestre de 2023 creciendo un 0,6% respecto al trimestre anterior, ha ratificado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE) en una lectura de Contabilidad Nacional Trimestral de España que confirma la estimación preliminar publicada el pasado 30 de enero y el crecimiento del 0,4% en el tercer trimestre y del 0,5% en cada uno de los dos anteriores. La principal diferencia con respecto a este dato preliminar ha sido la revisión de una décima la baja de la demanda nacional, que contribuyó con 0,4 puntos al crecimiento intertrimestral del Producto Interior Bruto (PIB). Dentro de los agregados de demanda, el gasto en consumo final de los hogares creció un 0,2% (un 0,3% en la lectura de enero) y el de las Administraciones Públicas un 1% (un 1,4% en la lectura preliminar). Pese a estas revisiones a la baja, la economía española presume de crecimiento dentro del incierto escenario europeo, con el PIB de la eurozona estancado en el último cuarto de 2023.

Por agregación temporal de los cuatro trimestres, el crecimiento en volumen del PIB en el conjunto del año 2023 respecto a 2022 se estima en un 2,5%, cifra que también confirma la avanzada en enero y que supera en una décima las previsiones del Gobierno. De este modo, la economía española encadenó en 2023 su tercer crecimiento anual consecutivo, aunque el del año pasado ha sido el más moderado de dicho periodo: en 2021, el PIB avanzó un 6,4%, en 2022 creció un 5,8% y ahora ha suavizado su impulso hasta el 2,5%. Estos tres años de crecimiento se han producido tras el descenso histórico del PIB del 11,2% provocado por la irrupción del coronavirus.

El ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, ha subrayado que los datos definitivos de crecimiento de 2023 publicados hoy por el INE "confirman, una vez más, la buena marcha de la economía española". "Frente a las predicciones catastrofistas y los relatos sesgados, las cifras son claras e incontestables", ha dicho Cuerpo, que ha destacado que el crecimiento del 2,5% logrado es 2023 es "más de cinco veces superior al de la media de la zona euro y el más elevado entre las principales economías europeas".

Volviendo a la evolución intertrimestral, si la demanda nacional contribuyó con 0,4 puntos al crecimiento, la demanda externa aportó 0,1 puntos, al igual que en el desglose de enero. Dentro de los agregados de demanda, la revisión a la baja del gasto final de los hogares y el de las Administraciones Públicas ha sido compensada en parte por la corrección al alza de la formación bruta de capital registró, que una variación del 0,6% (un 0,2% en la contabilidad de enero). En términos de intercambio, tanto las exportaciones de bienes y servicios (2,7%) como las importaciones (2,5%) registraron tasas positivas, ambas cifras dos décimas inferiores a las de la lectura preliminar.

Por el lado de la oferta, todos los grandes sectores presentaron tasas positivas en su valor añadido. Así, las ramas industriales crecieron un 2,3% intertrimestral (una décima menos que en los datos de enero). Dentro de las mismas, la industria manufacturera se aceleró tres décimas, hasta el 1,1%.

Otra generosa revisión al alza ha llegado en el valor añadido bruto de la construcción, que aumentó un 1,2% intertrimestral (1,9 puntos más que en el trimestre anterior) frente al 0,6% que se había avanzado en enero. El de los servicios se desaceleró el pasado trimestre nueve décimas, hasta el 0,1% (se informó de un 0,2% el 30 de enero). Las ramas primarias, como se había publicado, registraron una variación intertrimestral del 5,3%, frente al -4,2% del trimestre anterior.

"Se ha revisado en 0,4 puntos porcentuales al alza la evolución de la inversión, de tal modo que según los nuevos datos la inversión cayó un 1,6% intertrimestral en el cuarto trimestre en lugar del 2% estimado previamente. La revisión al alza se explica por una menor caída de la inversión en equipo de transporte al pasar del -6,4% intertrimestral en el flash al -4,5%, y por un mayor crecimiento de la inversión residencial que pasó del 0,2% intertrimestral al 0,9%", explica Oriol Carreras Baquer, economista de CaixaBank Research. La publicación de la lectura de este martes no introduce sesgos a su previsión del PIB para el 2024, que se mantiene en el 1,9% para el conjunto del año.

"A pesar de estos avances, la continua debilidad en la recuperación de la inversión productiva está demostrando ser un desafío clave para la sostenibilidad del crecimiento a largo plazo. En este contexto, es importante abordar las preocupaciones del sector empresarial y reducir la incertidumbre para estimular el crecimiento de la inversión y fortalecer los fundamentos de la economía española", valora Javier Molina, analista de eToro.

De regreso a los agregados anuales de 2023, la demanda nacional aportó 1,7 puntos al crecimiento del PIB en 2023, cifra 1,2 puntos inferior a la de 2022, mientras que la demanda externa contribuyó con ocho décimas, 2,1 puntos por debajo del ejercicio anterior. El PIB a precios corrientes se situó en 2023 en 1.461.889 millones de euros, un 8,6% más que en 2022.

En términos interanuales, la variación interanual del PIB fue del 2% en el cuarto trimestre, una décima más que la del trimestre precedente y en línea con el avance de enero. La demanda nacional contribuyó con 2,1 puntos al crecimiento interanual del PIB. Por su parte, la demanda externa aportó -0,1 puntos.

Por agregados, el gasto en consumo final se aceleró 1,2 puntos respecto al trimestre anterior al crecer un 2,8% interanual. El de los hogares aumentó un 2,3%, tasa 1,9 puntos mayor que el trimestre anterior, y el de las Administraciones Públicas se incrementó un 4,1%, seis décimas menos que en el trimestre precedente. Por su parte, la formación bruta de capital registró una variación del -0,1%, inferior en un punto a la del trimestre anterior. Las exportaciones de bienes y servicios presentaron una tasa interanual del 1,0%, lo que supuso dos puntos más que en el trimestre anterior. Por su parte, las importaciones presentaron una tasa interanual del 1,7%, con un incremento de 4,1 puntos respecto al trimestre precedente.

En lo tocante a la inflación, el deflactor del PIB aumentó un 5% interanual en el cuarto trimestre, 1,1 puntos menos que en el tercer trimestre. En tasa intertrimestral, se incrementó un 2,1% (un 2,2% en la estimación preliminar). En cuanto a las rentas, la remuneración de los asalariados creció un 8,8% en tasa interanual (un 8,5% en la estimación preliminar), con aumentos del 3,9% del número de asalariados y del 4,7% de la remuneración media por asalariado (un 4,4% en los datos avanzados en enero). En tasas intertrimestrales, la remuneración total aumentó un 1,2%, el número de asalariados, un 0,6% y la remuneración media, un 0,6%.

El número de horas efectivamente trabajadas aumentó un 2,8% interanual este trimestre, nueve décimas más que en el precedente. En términos intertrimestrales, creció un 0,7%. Los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo se incrementaron un 3,9% en tasa interanual, 0,6 décimas más que en el trimestre precedente. En términos intertrimestrales su variación fue del 0,7%. Por su parte, la productividad por puesto de trabajo equivalente a tiempo completo registró este trimestre una tasa interanual del -1,8%, y la productividad por hora efectivamente trabajada, del -0,8%. En términos intertrimestrales estas tasas fueron del -0,1% tanto para una como para otra.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud