Economía

Planas achaca a la UE los problemas del campo europeo por falta de diálogo

  • El titular de agricultura no aplaca a unos agricultores que mantienen el calendario de movilizaciones anunciadas
  • El campo exige una flexibilización y simplificación de la PAC
  • Las protestas solo cesarán si se eliminan todos los problemas de la burocracia de la PAC
Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación Luis Planas, ha responsabilizado a la Unión Europea de los problemas del campo en el continente, alegando que mientras que España lleva años negociando y hablando con sus agricultores, Europa no lo ha hecho hasta ahora, cuando las protestas se han generalizado y han llegado a las puertas de Bruselas. Planas ha ligado ese clima de descontento a la actitud de la Comisión Europea y la UE, "que no han sido capaces de hacer con el mundo rural lo que se ha hecho en España desde 2018". Lo ha manifestado tras su reunión de este viernes en el Ministerio con las principales asociaciones agrarias españolas para abordar los problemas que afectan al campo, las cuales han anunciado que continuarán con el calendario de movilizaciones previsto.

El titular de agricultura considera que Bruselas "llega muy tarde" y ha hecho una propuesta "muy ajustada a las necesidades" del país que lo ha pedido, en alusión a Francia, cuando hacía unos meses parecía "legalmente imposible" para la Comisión. Recordó también que mientras en en Francia se han destinado la campo 80 millones de euros, en nuestro país el Gobierno ha desembolsado 1.380 en los últimos dos años.

Planas ha recalcado que España solo apoyará los cambios de la PAC que protejan los intereses de sus agricultores, en alusión a la propuesta comunitaria de eliminar la obligación de dejar en barbecho parte de las tierras en 2024. Además, reconoció que la "sucesiva acumulación" de las normas de la PAC y de otras normativas debe pasar a una mayor "simplificación", por lo que se ha comprometido a trabajar con los agricultores para identificar formas de reducir esa carga administrativa, "teniendo en cuenta que los fondos públicos tienen que estar justificados y cumplir los objetivos planteados".

En ese sentido, ha apuntado que en una próxima reunión analizarán los ajustes técnicos necesarios para la aplicación del plan estratégico de la PAC en España. Tras la reunión con las organizaciones agrarias, Planas ha asegurado que muchos de los temas que se discuten en Europa y Francia ya están "resueltos" en España, y ha puesto de ejemplo la reforma de la ley de la cadena alimentaria de 2019, cuya aplicación quiere seguir reforzando el Ejecutivo. Sobre los ecoesquemas, las ayudas vinculadas a las prácticas sostenibles a las que se han acogido tres de cada cuatro productores en la presente campaña de la PAC, Planas se ha mostrado "satisfecho, pero sensible" a la realidad del sector en las zonas más áridas. "Tenemos que ver cómo se aplican esas ayudas porque no vamos a perder un solo euro" de la PAC, ha señalado.

Las protestas en España se mantienen

Tanto Coag, como Asaja y UPA coinciden en su diagnóstico: la burocracia medioambiental de la PAC acabará con el campo. Tras dos semanas de protestas en Francia, ahora es el turno de los agricultores españoles, quienes han anunciado que mantendrán su calendario de movilizaciones. Entre las más importantes, las previstas en Bilbao, el día 6 de febrero; en Barcelona y La Rioja el 13, y en Madrid el 21.

El vicepresidente de Asaja, José Manuel Cebollada, ha señalado que en estos momentos la burocracia de la PAC, el transporte animal y la protección al lobo "priman más" que la actividad agraria. "Somos más papistas que el Papa", ha subrayado, y "lo que necesitamos es que nos dejen trabajar" y "nos quiten esta Política Agraria Común", con los ecorregímenes, una "sinrazón" en nuestras explotaciones. "La burocracia medioambiental de la PAC acabará con el campo", asevero Cebollada, quien también ha puesto en el punto de mira pedir partidas presupuestarias para poder solucionar el problema de sequía".

Respecto a las manifestaciones previstas, aún sin fecha, ha precisado que solo las cancelarían si se suprimieran todos los problemas de burocracia de la PAC, se eliminara el cuaderno de explotación y los ecorregímenes y se contara con una partida presupuestaria para paliar los problemas de sequía. Ha llamado la atención sobre que es un buen momento para la unidad de acción del sector productor al haber elecciones al Parlamento Europeo, por lo que se puede hacer notar que "el rural" en Europa pesa mucho.

Por su parte, el secretario general de la organización agraria COAG, Miguel Padilla, ha pedido medidas "inmediatas" frente a la sequía y un observatorio de las importaciones de productos alimentarios a la Unión Europea, de la "máxima transparencia". "Vamos a exigir una simplificación y flexibilidad de la PAC, abordar la situación de las zonas con sequía y, naturalmente, los costes de producción, pues aunque ha habido una bajada (de costes) no es suficiente", ha recalcado.

A escala nacional, Padilla exige un refuerzo de la aplicación de la Ley de la Cadena Alimentaria para que sea "más efectiva" porque bajo su punto de vista no están cumpliendo las funciones que gustarían al sector. Padilla también ha mostrado su preocupación por los seguros agrarios, en un contexto de cambio climático, por lo que ha reclamado que se "refuerce económicamente" la ayuda a su contratación, se reestructuren las tasas, las franquicias y sus rendimientos.

Por su parte la vicesecretaria general de la organización agraria UPA, Montse Cortiñas, en una misma línea, pide "medidas a corto plazo" para luchar contra la sequía en el campo, además de una mejora sobre el sistema de seguros agrarios porque el actual "naufraga" y es "la única red de seguridad ante esta situación climática". Para Cortiñas, también es imprescindible rebajar "toda la burocracia" de la actual PAC porque hay requisitos "que no se ajustan" a la realidad y que "no tienen ningún sentido".

Además, solicita mayor contundencia a la hora de aplicar la reformada Ley de la cadena alimentaria porque "funciona en unos sectores pero en otros no". Entre las peticiones que lleva al encuentro, nuevamente la necesidad de implantar "cláusulas espejo" a los alimentos importados desde fuera de la Unión Europea porque "no se entiende que aquí nos pidan un esfuerzo adicional para producir de una determinada manera y luego dejen entrar alimentos que se producen de cualquier forma". En general, cree que estas protestas se deben a que hay una "sensación de desafección" en el campo porque "muchas veces se regula sin tener un diálogo" con los productores.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud