Economía

Calviño afronta una semana clave en la carrera a liderar el BEI

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño y la ex vicepresidenta de la Comisión Europea, Margrethe Vestager.
Bruselasicon-related

La elección del próximo presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI) está más cerca. El Consejo de Gobernadores del BEI, formado por los ministros de Economía y Finanzas de la UE, se reunirá el viernes de esta semana en un intento por dilucidar si la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, cuenta con los apoyos necesarios para suceder a Werner Hoyer.

Concretamente durante el desayuno del Ecofin del próximo viernes, el ministro de Finanzas de Bélgica, Vincent Van Petehem, (que preside el Consejo de Gobernadores del BEI), "tomará nota de los apoyos de los Gobernadores a la candidata Nadia Calviño", según han confirmado fuentes del ministerio belga a elEconomista.es.

La principal rival de la española es la exvicepresidenta de la Comisión Europea, Margrethe Vestager. Aunque en la liza también figuran el ex ministro de Economía italiano, Daniele Franco, la actual vicepresidenta del BEI, la polaca Teresa Czerwinska, y el exministro de Asuntos Financieros, de Educación y de Comercio en el Gobierno sueco en el inicio de los 2000, Thomas Ostros.

Calviño ha ido ganando terreno en los últimos meses hasta posicionarse como favorita a hacerse con el cargo. De su parte tiene a Alemania, que se decantó a su favor a principios de noviembre. Esta misma semana, Bélgica ha decidido presentar a la española como candidata de consenso. Italia, por su parte, votará por la danesa, en caso de que su aspirante no salga seleccionado.

Entre los países con más peso en la decisión falta por posicionarse Francia, de quien se sospecha que pueda utilizar su postura en esta negociación para conseguir otros intereses. El nuevo presidente del BEI debe aglutinar el 68% del capital social del BEI y 18 Estados miembros de apoyo, es decir, algo más que una mayoría del 50%.

Los apoyos en esta carrera son importantes. Pero los países con más peso en el accionariado del BEI, Francia, Alemania e Italia, tendrán la llave de la decisión. Estos tres Estados miembro cuentan con un 18% del capital del brazo inversor de la UE cada uno. España copa un 11,3% seguida del poco más del 5% de Bélgica, Países Bajos y Polonia (cada uno).

A Bélgica, en calidad de líder de las negociaciones, le aprietan los plazos. Y no es para menos. El mandato del actual líder del BEI finaliza el próximo 31 de diciembre, por lo que el relevo debe producirse en el arranque de 2024. Fuentes diplomáticas apuntan que la elevada competencia podría propiciar que la negociación se alargase a julio, tras las elecciones europeas, pero no sería lo óptimo pues los estatutos del BEI no prevén ninguna fórmula para este escenario.

El relevo en la cartera de Economía

De salir la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos seleccionada para liderar la institución comunitaria, sería la ministra de Hacienda, María Jesús Montero la que le diera el relevo, tal y como avanzó elEconomista.es.

La vicepresidenta cuarta se vería aún más reforzada y se acentuaría todavía en mayor medida el perfil político del Gobierno de Sánchez. Sin embargo, el ascenso de Montero no implicaría un superministerio que integre las carteras de Hacienda y Economía, ya que este último podría constituirse en un departamento independiente.

Montero es partidaria de asumir todas las atribuciones de Calviño, aunque choca con el interés de otorgar más peso al PSC en el nuevo Ejecutivo. También hay discrepancias sobre el control de la Sepi, ahora en manos de Hacienda, pero cuyo destino final se debate desde antes de la investidura de Pedro Sánchez. Y Sumar quiso integrarla en Industria.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud