Economía

Sánchez aumenta la presión sobre los empresarios con un incremento del 17% en costes laborales

  • Madrid, País Vasco y Navarra son las autonomías con mayores gastos salariales en 2023
  • El Instituto de Estudios Económico dice que los alzas repercutirán en trabajadores y empresas
Pedro Sánchez presidente del Gobierno

Las cotizaciones sociales han disparado los costes laborales un 17% desde la llegada al poder de Pedro Sánchez. De acuerdo con los datos del INE, el coste total se situaba al cierre del segundo trimestre de 2018 —cuando Pedro Sánchez llegó a la Moncloa— en 2.602 euros y se ha incrementado ahora hasta 3.037. La razón fundamental de esta subida está en el encarecimiento de las cotizaciones, que han aumentado un 20,5%, pasando de 595 a 717 euros por trabajador.

Aunque también han subido los sueldos, según los datos recogidos en la Encuesta de Coste Laboral por Trabajador que elabora el INE, el coste salarial ha aumentado, sin embargo, en menor proporción. En concreto, un 15%, hasta 2.262 euros como consecuencia de la inflación. A la par además que suben las cotizaciones sociales, se incremetan también los ingresos por este concepto de la Seguridad Social.La subida, en este caso, ha sido del 9,9% interanual de acuerdo con los datos acumulados hasta septiembre de este año, alcanzando los 114.711 millones de euros (10.317 millones más que un año antes).


Algo que se puede explicar, en parte, por el mecanismo de equidad, una cotización del 0,6% sobre los salarios, y que el año que viene se elevará hasta el 0,7%. Si se toman como referencia los datos del último ejercicio que no estuvo afectado por la pandemia, 2019, el incremento de las cotizaciones es de 22.104 millones de euros, lo que supone un 23,9% más.

Por Comunidades Autónomas

Si se desglosan los datos por autonomías, varían considerablemente. Los costes laborales no son los mismos en la capital que en Extremadura o en Islas Canarias. Según los últimos publicados en el INE, estas dos autonomías tienen los menores costes. En concreto de 2.409 euros y 2.584 euros, respectivamente. Ahora bien, entre las comunidades con mayores costes laborales están Madrid, País Vasco y Navarra.


En la primera, los costes se han elevado un 16,7% en los últimos cinco años, pasando de 3.053 euros a 3.562 euros. Le sigue de cerca País Vasco ,que a cierre del segundo trimestre de 2023 presentaba un incremento del 13,8%, hasta 3.378 euros y Navarra, que ha elevado sus costes un 17,3%, pasando de 2.841 euros a 3.334 euros. A continuación figuraría Cataluña, que cerró el segundo trimestre del año con un coste laboral de 3.313 euros, un 18,1% más que en 2018.


Por sectores, servicios ha sido el que más ha elevado su coste laboral. En concreto un 18,3%, pasando de 2.496 euros en el segundo trimestre de 2018 hasta 2.953 euros en el mismo periodo de 2023. Industria y construcción presentan un crecimiento similar de, entorno, al 12%, situándose en 3.524 euros y 3.064 euros respectivamente según los últimos datos publicados.

El panorama es bastante similar para el costes por cotizaciones obligatorias. Sin embargo, en este caso el podio lo encabeza País Vasco. La comunidad ha pasado de un coste por cotizaciones de 719,5 euros a 852,4 euros, un 18,4% más. Navarra ocupa el segundo puesto, con un incremento del 19,3%, hasta 800 euros y la comunidad de Madrid la tercera con 785,2 euros por trabgajador, según la última información publicada en el INE. Cataluña y Asturias también son autonomías con un coste de cotizaciones elevado. En el caso catalán, el coste se sitúa en 767,2 euros, un 21,2% más que en hace cuatro años y en el asturiano en 707,2 euros, un 14,8% más.

Consecuencias

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha advertido ya de que estos incrementos de las cotizaciones "repercutirán sobre todos los trabajadores" pero, sobre todo, "sobre las empresas", pudiendo provocar la destrucción de entre 100.000 y 190.000 puestos de trabajo, frenando tanto el PIB como el consumo y la inversión privada. Las cotizaciones que pagan las empresas equivalen actualmente a un 10% del PIB, lo que nos sitúa muy por encima de la media tanto de la Unión Europea, del 5,6%, como de la OCDE, donde el porcentaje baja hasta el 4,5%.


Aunque la subida de las cotizaciones ha permitido que las cuentas de la Seguridad Social presenten un saldo positivo a 30 de septiembre de 2023 de 1.207 millones de euros, frente a los 740 millones de euros de déficit registrados en la misma fecha del año 2022, pero está disparando de forma paralela los costes laborales. Y no es solo eso. El Banco de España ha advertido en su último análisis sobre la situación económica nacional que debido, entre otras razones, a la falta de profesionales las empresas han tenido que incrementar las remuneraciones de los trabajadores un 5,8% hasta septiembre, batiendo de esta forma a la variación de los precios, que acumula una subida hasta septiembre del 3,1%.


El supervisor apunta a que esto, unido a una caída de la productividad, puede afectar al empleo, además de mermar la competitividad de las compañías españolas. De hecho, el comportamiento del indicador de Resultado Ordinario Neto (RON) de las empresas ha moderado su crecimiento hasta el 15% y las empresas en pérdidas aún suponen el 29%, más por lo tanto que antes de la pandemia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud