Economía

El PMI de la eurozona mejora en septiembre, pero las empresas acusan la mayor caída de pedidos en tres años

  • Reino Unido cae a mínimos de 32 meses y apunta a una contracción del PIB del 0,4%
  • El índice de servicios representó el peor resultado en 30 meses
  • La caída de demanda es la más significativa desde noviembre de 2020
. Bloomberg
Madridicon-related

La actividad del sector privado en la zona euro registró una ligera mejora en septiembre, aunque aún se mantuvo en territorio de contracción debido al deterioro en el sector manufacturero y a la disminución en los servicios, según los datos preliminares del índice de gestores de compra (PMI) de S&P Global.

El PMI compuesto de la zona euro, que considera tanto manufactura como servicios, aumentó a 47,1 puntos en septiembre, en comparación con los 46,7 puntos del mes anterior, que fue el peor resultado en 33 meses. El sector manufacturero mantuvo su PMI en 43,4 puntos, la misma cifra que en agosto, mientras que el PMI de servicios subió a 48,4 puntos desde los 47,9 puntos del mes anterior, aunque todavía representó el peor resultado en 30 meses.

La disminución en la actividad se debió en gran parte a un nuevo deterioro en la demanda del consumidor, lo que resultó en el cuarto mes consecutivo de caída en los nuevos pedidos. S&P Global señaló que la caída en septiembre fue pronunciada y la más significativa desde noviembre de 2020.

Los nuevos pedidos en el sector manufacturero se contrajeron rápidamente, pero la aceleración de la caída se centró en los servicios, que experimentaron la caída más intensa desde la pandemia y la más significativa desde mayo de 2013 si se excluye el período pandémico. Los nuevos pedidos de exportación también se redujeron de manera aún más rápida que el total de nuevos pedidos en septiembre.

Para mantener sus niveles de actividad, las empresas se enfocaron en los pedidos pendientes de entrega, lo que resultó en una nueva disminución significativa en septiembre.

A pesar de la debilidad en la demanda, las empresas continuaron aumentando sus plantillas en septiembre, aunque a un ritmo marginal debido al exceso de capacidad y a las perspectivas más pesimistas desde noviembre de 2022. El ritmo de creación de empleo fue el segundo más lento en 32 meses de crecimiento.

A pesar de la debilidad de la demanda, los costos siguieron aumentando, y la tasa de inflación se aceleró en comparación con agosto. Los precios de venta también aumentaron, aunque al ritmo más lento en más de dos años y medio debido a la falta de poder de fijación de precios.

En cuanto a los países, Alemania y Francia fueron los principales responsables de la desaceleración general de la actividad total, especialmente Francia. En el resto de la eurozona, la actividad se mantuvo prácticamente estable.

A pesar de la reducción en la actividad, algunas empresas están contratando personal a un ritmo ligeramente más rápido que en agosto, lo que muestra resiliencia y optimismo frente a la disminución de la demanda.

Sin embargo, las estimaciones en tiempo real sugieren una contracción del PIB del 0,4% en comparación con el segundo trimestre.

32 meses de caídas en Reino Unido

Por su parte, la caída de la actividad del sector privado en el Reino Unido en septiembre sugiere una contracción del PIB del 0,4% en el tercer trimestre. La estimación preliminar del PMI compuesto para septiembre se situó en 46,8 puntos, en comparación con los 48,6 puntos del mes anterior, marcando así el peor resultado en 32 meses.

En cuanto al sector servicios, el índice PMI cayó en septiembre a 47,2 puntos desde los 49,5 puntos de agosto, lo que también representa su peor lectura en 32 meses. Por otro lado, la actividad en el sector manufacturero del Reino Unido mostró un aumento, elevando el PMI a 44,2 puntos desde los 43 puntos de agosto.

El informe de S&P Global señaló que los precios de los insumos experimentaron su mayor caída en 2023, a pesar de las presiones al alza en los precios de los combustibles. Esto se debió a una demanda débil y a la moderación en la inflación de costos, lo que resultó en un aumento más lento en los precios de venta, el menor desde febrero de 2021.

Chris Williamson, economista jefe de S&P Global Market Intelligence, expresó que los datos preliminares de septiembre indican una pronunciada caída en la producción, lo que es consistente con una posible contracción del PIB de hasta el 0,4% en el trimestre. Williamson calificó estos datos como "decepcionantes" y destacó que ofrecen pocas perspectivas de una mejora inminente. Además, señaló que esta caída en septiembre es la más significativa desde la crisis financiera de 2009, si se excluyen los meses de confinamiento durante la pandemia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud