Economía

¿En qué casos es necesario tasar la vivienda para hacer una subrogación de hipoteca?

  • La tasación permite al banco calcular las condiciones del préstamo
  • No es obligatoria, a no ser que se cumplan ciertos requisitos
  • El banco puede siempre solicitar la tasación original y otros documentos
Foto: iStock.
Madridicon-related

La subrogación de la hipoteca consiste en el cambio de la entidad financiera para dicho préstamo. Para quienes piensen llevar esta operación a cabo, idealista advierte de que el banco podría entonces solicitar una nueva tasación del inmueble, aunque ello depende de las condiciones y circunstancias a la hora de la solicitud.

Con la subrogación, un cliente puede renegociar las características y condiciones del préstamo, que se pueden volver menos ventajosas con el paso del tiempo. Por tanto, la misma puede ayudar a ahorrar dinero a la hora de amortizar el préstamo.

Pero como ya se dijo, para poder llevar la operación a cabo se deben cumplir unos requisitos exigidos por la entidad bancaria, entre los que puede estar la tasación de la vivienda.

¿Qué es y para qué sirve?

La tasación de vivienda es un estudio para conocer el valor objetivo de una propiedad, dentro del mercado inmobiliario. Solo lo pueden llevar a cabo las personas y empresas cualificadas para ello, y para garantizarse precisamente esa objetividad, la misma debe contar con el visto bueno del Banco de España.

Su objetivo es conocer el 'precio real' de la vivienda en cuestión, por lo que el banco podrá entonces establecer la cantidad exacta de dinero que prestará a su cliente para el pago de la hipoteca.

¿Es obligatoria para la subrogación?

Como ya se mencionó anteriormente, el banco en cuestión se fijará en las circunstancias del momento y de la persona hipotecada, por lo que la tasación no siempre será obligatoria para que se admita la subrogación

Más concretamente, las entidades solo exigirán esta subrogación para los casos que siguen:

-Hipoteca firmada hace más de 2 años.

-Deuda pendiente mayor de 300.000 euros.

-Deuda pendiente menor de 300.000 euros, pero supera el 80% del informe de tasación.

-Si el cliente solicita una ampliación (de plazo o de capital) de la hipoteca con la subrogación.

-Ante incidencias como el incumplimiento de pago de las cuotas hipotecarias.

Si se cumple uno o varios de estos elementos, entonces es muy probable que la entidad solicite la nueva tasación de la propiedad. En caso negativo, entonces esta no solicitará un nuevo estudio para realizar la subrogación.

Esto no exime, sin embargo, de presentar la tasación original (cuando se contrató el préstamo) y demás documentación de la hipoteca que sea requerida por el banco.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud