Economía

Cómo pagar a Hacienda el Impuesto de Sucesiones sin gastar: así se hace usando el dinero de la herencia

  • La normativa permite el adelanto de parte de la herencia
  • Cone se dinero emite talones a favor de la Administración
Foto: Dreamstime.

El Impuesto de Sucesiones es un tributo de obligado cumplimiento para poder disfrutar de la herencia que nos ha dejado un ser querido al fallecer. Por lo tanto, a pesar de las difíciles circunstancias en las que se ha de gestionar una herencia, es importante tenerlo en cuenta si se desean evitar problemas posteriormente.

El motivo por el que este Impuesto de Sucesiones es obligatorio es realmente simple: el tributo tiene la intención de gravar el aumento en el patrimonio del contribuyente cuando recibe los bienes de la herencia que le ha dejado su cónyuge, un familiar, un amigo cercano...

Así, el funcionamiento normal de este impuesto es su pago de forma previa por parte de los herederos, que entregando la pertinente justificación podrán hacerse cargo de los bienes que le hayan sido entregados. Pero, ¿y si en ese momento no tiene dinero para poder realizar el pago? Sin embargo, para este problema existe solución.

La normativa permite que, en lugar de usar su propio dinero, un heredero pague el importe del Impuesto de Sucesiones con parte de esa herencia que va a recibir, si dentro de los bienes heredados se encuentran cuentas bancarias en las que todavía haya saldo.

Se trata de una solución que desbloquea esas situaciones en las que una persona vulnerable o con escasos recursos va a recibir una herencia. El proceso no es complicado y en él se tiene la inestimable ayuda de las entidades bancarias en las que el fallecido o fallecida tenía la cuenta.

El Reglamento del Impuesto de Sucesiones explica en su artículo 80 (puede consultarlo en este enlace del Boletín Oficial del Estado) el derecho del heredero a que las entidades bancarias enajenen "valores depositados en las mismas a nombre del causante y, con cargo a su importe, o al saldo a favor de aquél en cuentas de cualquier tipo, librar los correspondientes talones a nombre del Tesoro Público por el exacto importe de las citadas liquidaciones".

En la práctica, lo que permite la normativa es que se adelante al heredero parte del dinero de la herencia para pagar el Impuesto de Sucesiones...pero solo la parte justa para la liquidación de ese tributo y sin que realmente pase por el bolsillo del contribuyente.

Cómo pagar el Impuesto de Sucesiones con el dinero de la herencia

El Banco de España explica cómo se tiene que realizar este procedimiento para no tener problemas con el cobro de la herencia. En su página web, el organismo advierte de que, para dar a los herederos los fondos de las cuentas, las entidades les pedirán "el documento de adjudicación y partición de herencia y la justificación del pago del impuesto sobre sucesiones" y avisa de que la "normativa permite que las entidades autoricen la disposición de fondos de la propia cuenta del cliente fallecido para su abono".

Tras esa petición, la entidad bancaria se encargará de gestionar el pago del Impuesto de Sucesiones a través de los fondos de la cuenta que el heredero va a recibir, emitiendo "un cheque a nombre de la Agencia Tributaria con el exclusivo fin del pago de dicho impuesto". Tras ello, el heredero podrá recibir la herencia que le dejó el fallecido poniendo fin al trámite.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud