Economía

El-Erian alerta a los bancos centrales: "Corren el riesgo de perder su autonomía si no asumen sus errores"

  • "La autonomía operativa es absolutamente fundamental para ello", recalca
  • Según él, "el propio mercado está dudando de la Reserva Federal"
Mohamed El-Erian, asesor económico jefe de Allianz. Foto: Bloomberg

Si por algo es conocido Mohamed El-Erian, el presidente del Queens College de la Universidad de Cambridge y asesor económico jefe de Allianz, es por no tener pelos en la lengua a la hora de dar su opinión sobre los mensajes y las políticas monetarias de la Reserva Federal de EEUU (Fed) para controlar la inflación. Hace apenas un mes, llegó a decir que los comentarios del presidente de la entidad, Jerome Powell, alimentaban "una considerable volatilidad en los mercados" y, por consiguiente, suponían una amenaza para la estabilidad financiera y económica. Ahora, el economista va un paso más allá y asegura que la entidad, así como el resto de bancos centrales, corren el riesgo de perder su autonomía.

En concreto, El-Erian se refiere al peligro que al que se enfrentan "si no asumen sus errores, si no aprenden de ellos y hacen público este proceso". Y es que, de no hacerlo, los ciudadanos podrían pensar que las entidades bancarias "no son lo suficientemente responsables", lo que las incapacita para tener la autonomía política que ostentan en la actualidad. "La autonomía operativa es absolutamente fundamental para los bancos centrales", recalca el presidente del Queens College de la Universidad de Cambridge.

Para el economista, todo esto se suma a una gran desconfianza en las previsiones de la Fed sobre los tipos de interés, que en marzo eran del 5,1%. Un recelo que no siente solo él, ya que "el propio mercado está dudando de la Reserva Federal".

Sin embargo, los bancos centrales no son los únicos que se enfrentan a serios peligros derivados de la subida de tipos de interés y su efecto en la estabilidad financiera, apunta El-Erian y recoge Bloomberg. El asesor económico jefe de Allianz lo dice por los responsables políticos, quienes tendrán que enfrentarse a un "mundo de tipos más altos durante más tiempo", tan diferente al viviendo hasta el año pasado, donde el sistema financiero estaba "condicionado a vivir con tipos ultrabajos y abundante liquidez".

El FMI opina similar

El Fondo Monetario Internacional (FMI) comparte la visión de El-Erian sobre ambas cuestiones. Respecto a la actuación de los bancos centrales, Gita Gopinath, primera subdirectora gerente del prestamista, considera que las entidades deben ser más ágiles a la hora de orientar sobre la dirección de los tipos de interés o el tamaño de los balances, entre otras cosas.

Tras el repunte de la inflación durante la pandemia, el compromiso de orientación "acabó básicamente retrasando lo que era necesario", es decir, actuar con contundencia para frenar la escalada de precios. "La orientación futura es fantástica en el sentido de que proporciona mucho compromiso", así como certidumbre, apunta Gopinath. No obstante, "a veces realmente te ata las manos", continúa. Por ese motivo, cree necesario "refinar" los marcos de política monetaria para responder correctamente cuando las cosas cambien.

Asimismo, el prestamista internacional advierte que las turbulencias del sector bancario no han terminado. En un informe publicado recientemente, el FMI explicaba que lo vivido las últimas semanas -la quiebra de Silicon Valley Bank y la compra de Credit Suisse por parte de su rival UBS, entre otros acontecimientos- son los síntomas de una "peligrosa combinación de vulnerabilidades" que han estado "acechando bajo la superficie del sistema financiero mundial durante años". Dichas debilidades han quedado al descubierto ahora como consecuencia de la restricción del crédito para combatir la inflación, detalla.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud