Economía

Esto es lo que se ha ahorrado la India comprando petróleo ruso desde el comienzo de la guerra

  • Las sanciones a Rusia han sido un duro golpe para sus finanzas
  • La India ha adquirido un papel clave en el nuevo mapa mundial del crudo
Una refineria en la India. Foto: iStock

Aunque parezca increíble, ya ha pasado un año desde que comenzó la guerra en Ucrania. Un acontecimiento que muy pocos previeron y que ha puesto patas arriba la vida de millones de personas, así como las economías de todo el mundo, la rusa la primera. Para este país, las acciones de Vladimir Putin se han traducido en dolorosas sanciones que han mermado su principal fuente de ingresos: la venta de sus combustibles fósiles y derivados. Sin embargo, lo que para las finanzas de Rusia ha sido un duro golpe, para las de la India ha sido una oportunidad. Y es que, en menos de un año, la nación asiática se habría ahorrado unos 30.000 millones de rupias (casi 343 millones de euros) en la importación de crudo ruso, según el diputado del BJP, Shivkumar Udasi.

La India es sumamente dependiente de las importaciones de combustibles fósiles: el 85% de sus necesidades energéticas se cubren con productos procedentes de Arabia Saudí, Irak y Rusia. Antes de la invasión de Ucrania en febrero de 2022, el petróleo ruso tan solo representaba el 1% de las compras indias. Cuatro meses y varias sanciones occidentales después, ese porcentaje rondaba ya el 18%, lo que convertía a Rusia en el segundo proveedor de crudo del país asiático. Desde entonces, la imposición de nuevos topes ha reducido todavía más el precio del crudo ruso, lo que, a su vez, ha disparado las adquisiciones por parte de esta nación hasta alcanzar la cifra récord de 1,4 millones de barriles diarios en enero, un 9,2% más que en diciembre, según Reuters. A día de hoy, Rusia es su principal suministrador.

La cuestión es que la suma que se ha ahorrado la India importando petróleo ruso con descuento podría superar los 30.000 millones de rupias, según Quartz. Y es que se cree que las refinerías indias están comprando combustibles fósiles procedentes de Rusia por debajo del tope de 60 dólares impuesto por las naciones occidentales, pero los proveedores no están dispuestos a declarar el precio franco de los productos que llegan a la nación asiática, recoge Reuters.

El abaratamiento de los precios de los combustibles fósiles procedentes de Rusia no solo ha servido a la India para ahorrarse mucho dinero, sino también para refinarlos y exportarlos a Europa y EEUU a un precio más elevado. En enero, el país envió al Viejo Continente unos 172.000 barriles diarios de gasóleo bajo en azufre, algo que no ocurría desde hacía más de un año. Ese mismo mes, llegaron cada día a Nueva York otros 89.000 barriles de gasolina y gasóleo, la mayor cifra en casi cuatro años, según Kpler, una empresa de inteligencia de datos. Y todo esto fue antes de que entrara en vigor la prohibición de importar petróleo y derivados rusos.

Problemas para pagar el crudo ruso

Las sanciones al petróleo y los productos refinados rusos establecidas por Occidente tienen por objetivo reducir al máximo los ingresos de Moscú. Al mismo tiempo, le interesa mantener el flujo de combustibles fósiles procedentes de Rusia para evitar una escasez de suministro. Dado que la India cumple ambos propósitos, la comunidad internacional no está criticando su estrategia y el país ha adquirido un papel muy relevante en el nuevo mapa mundial del crudo.

No obstante, tampoco está facilitando su desarrollo. Aunque el país asiático no reconoce las sanciones occidentales contra Moscú, los bancos y otras instituciones financieras no quieren arriesgarse a incumplir involuntariamente estas medidas y, por eso, están dificultando el pago de las importaciones de petróleo ruso por parte de las refinerías indias.

Una de las empresas afectadas por esta situación es la estatal Hindustan Petroleum, la cual ha incrementado en 5 puntos porcentuales sus importaciones de crudo ruso, hasta representar alrededor del 30% de su spot, desde el ejercicio fiscal de 2021/2022 y se ha visto obligada a buscar canales bancarios alternativos. Según una fuente a Reuters, otras refinerías han optado por pagar sus compras de petróleo ruso en dirhams.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud