Economía

Empleados menos estresados y más ingresos: la semana de cuatro días 'encandila' a Reino Unido

  • Se publica el informe de conclusiones de la prueba piloto de Reino Unido
  • El 71% de los empleados vieron reducido sus niveles de agotamiento
  • Más ingresos y beneficios para las empresas y empleados más 'fieles'
Foto: iStock

A mitad de camino ya se preveía exitosa y el resultado final puede confirmarse como un triunfo. La mayor prueba hasta la fecha de la semana laboral de cuatro días realizada en Reino Unido ha llegado a su fin con una conclusión principal rotunda: el 92% de las empresas que han participado en el piloto seguirán aplicando el nuevo modelo de jornada.

Acaba de publicarse el informe de resultados del programa al que se suscribieron 61 empresas de Reino Unido con 2.900 trabajadores en total. El experimento se alargó de junio a diciembre tras dos meses de preparación en los que organizadores y participantes (empresas de diversos sectores y tamaños) se nutrieron de la experiencia de empresas que ya habían pasado a una semana laboral más corta.

No había un modelo único de aplicación. Durante esos seis meses de ensayo, la condición necesaria era aplicar una reducción "significativa" del tiempo de trabajo semanal manteniendo el 100% del salario de los empleados, así que fueron varias las formas en las que las empresas adaptaron las jornadas a su organización y cultura de trabajo: decretaron desde el clásico modelo de 'viernes libres' hasta estructuras 'escalonadas' en función de la compañía, o división de plantilla en grupos intercalando lunes o viernes de libranza.

Los resultados se extraen de los datos administrativos facilitados por las empresas y de las encuestas y entrevistas a empleados (el 62%, mujeres). De las 61 empresas que participaron, 56 continúan con la semana de cuatro días (92%) y 18 de ellas ya confirman que el cambio será permanente.

El 71% de los empleados vio reducido su nivel de agotamiento

Uno de los hallazgos por los que la reducción de la jornada convencional de 40 horas se confirma como exitosa es la mejora del bienestar de los empleados. El 'antes y después' muestra que el 39% de los empleados estaban menos estresados y el 71% tenía niveles reducidos de agotamiento al final de la prueba.  Disminuyeron los niveles de ansiedad, fatiga y problemas de sueño y mejoraron la salud mental y física.

La conciliación también mejoró durante la prueba piloto. Los niveles de satisfacción por la forma de administrar su tiempo aumentaron. Para el 54% resultó más fácil equilibrar el trabajo con las tareas del hogar, el 60%  encontró una mayor capacidad para atender a los cuidados, y el 62% aseguró que era más fácil compaginar el trabajo con la vida social.

De hecho, el experimento redujo la desigualdad de género en cuanto a la carga de cuidados que históricamente soportan las mujeres en mayor medida. Con más tiempo libre disponible, los hombres pueden dedicar más tiempo a las tareas domésticas o al cuidado de los niños, reduciendo la brecha de género en el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado. En concreto, el informe indica que el tiempo que los hombres pasaban cuidando a los niños aumentó en más de el doble que el de las mujeres (27% a 13%), pero la proporción del trabajo doméstico entre ambos sexos permaneció exactamente igual para un 68%.

Más ingresos y beneficios para las empresas y empleados más 'fieles'

Si a nivel empleado, la jornada de cuatro días mostró numerosos beneficios, también lo hizo de cara al empresario. Los ingresos de las empresas aumentaron en todas las organizaciones encuestadas; de media lo hicieron un 1,4%. También se elevaron los ingresos (un 35% en promedio) lo que confirma un crecimiento saludable pese a la reducción del tiempo de trabajo.

Además, las plantillas se mantuvieron más estables. El número de empleados que dejaron las empresas participantes disminuyó un 57% en esos seis meses: primaron las ventajas de la semana de cuatro días que un aumento de sueldo en otra empresa. En concreto, el 15% de los empleados dijo que ninguna cantidad de dinero los induciría a aceptar de nuevo un horario de cinco días.

Joe Ryle, director de '4 days week' y uno de los impulsores del piloto junto a la Universidad de Cambridge y el Boston College, ha indicado que los "increíbles resultados muestran que la semana de cuatro días sin pérdida de salario realmente funciona [...] Seguramente ha llegado el momento de comenzar a implementarlo en todo el país".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud