Economía

Los salarios reales son un 4% inferiores a los de 2008: la alerta de Oxfam al inicio del Foro de Davos

  • De 2010 a 2020 se mantuvieron por debajo y ahora vuelven a caer
  • La devaluación del poder adquisitivo en 2026 podría llegar a 10 puntos
  • Un 92,5% del aumento de precios se explica por los beneficios empresariales
Foto: Dreamstime

"Mientras los salarios pierden peso y capacidad de poder adquisitivo, las grandes empresas aumentan beneficios y la riqueza en España sigue concentrándose en manos de unos pocos". Es una de las conclusiones de Franc Cortada, director de Oxfam Intermón que ha publicado un informe coincidiendo con la celebración del Foro Económico de Davos para advertir de que la evolución de la desigualdad en España es un "fenómeno preocupante".

La acumulación de riqueza en una parte ínfima de la población ocurre a escala global y nacional. Según la organización, en 2008, el 1% con mayor riqueza concentraba el 15,3% de la riqueza neta total del, y en 2021, un 23,1%; aproximadamente uno de cada cuatro euros.

Las crisis no se afrontan igual con dinero. A esta obviedad le pone cifras el estudio, que si bien confirma que los milmillonarios también se han visto afectados por la actual crisis -el valor de su riqueza desciende-, logran que sus ganancias se recuperen rápidamente, por encima del crecimiento del país.

"Todo lo contrario a la realidad de millones de hogares en España en los que llegar a fin de mes es una tarea cada vez más difícil", indica Cortada. Entre enero y noviembre de 2022, la inflación ha reducido el poder de compra de los hogares en peor situación un 26% más que el de aquellos con mayores ingresos.

Los salarios 'reales' son un 4% inferiores a los de 2008

Oxfam Intermón alerta de que mientras los salarios en términos reales (medidos por su capacidad de compra) están un 4% por debajo de los niveles de los peores años de la crisis de 2008, los beneficios, especialmente de las grandes empresas, se han mantenido e incluso han crecido.

En análisis toma como referencia los salarios reales de 2008. No es hasta 2020 cuando recuperan ese poder adquisitivo después de mantenerse por debajo de los del año de la crisis financiera durante la década entre 2010 y 2020.

El peor momento, según los datos de la Encuesta de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), se anotó en 2013, cuando los salarios reales eran casi un 5% inferiores a los de cinco años antes. Basados en el incremento pactado por convenios colectivos hasta noviembre del año pasado (2,69%), los salarios volverían a registros similares a los de entonces, llegando a ser un 4% más bajos que 15 años atrás.

Considerando el mismo empleo en 2008 que en 2022 para evitar las posibles distorsiones motivadas tanto por la creación como por la destrucción de empleo con niveles salariales determinados (por el efecto composición), a partir del Índice de Precios del Trabajo (IPT) del INE, el poder adquisitivo de los salarios hoy sería un 12,5% más bajo, es decir, la pérdida de poder adquisitivo es incluso mayor que la observada durante los años más duros de la crisis financiera.

La evolución mensual de los salarios también corrobora la pérdida de poder adquisitivo en plena escalada de precios, especialmente entre las rentas más bajas. En 2019 crecieron mes a mes más rápido que la inflación, pero la crisis de precios que comenzó a finales del primer trimestre de 2021 revertió esta tendencia "de manera notable" y desde entonces, el avance mensual promedio de los salarios es del 1,7%, mientras que el de los precios es superior al 6%.

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios en 2026 respecto de 2008 sería de diez puntos

Las proyecciones de Oxfam no son optimistas. La organización insta a plantear medidas para evitar una devaluación aún mayor de los salarios. Teniendo en cuenta las proyecciones de evolución del IPC realizadas por el Banco de España (suponiendo que a medio plazo la inflación se acercará al objetivo del Banco Central Europeo, del 2% anual en 2025), y manteniendo una evolución salarial tanto en el salario medio como en el salario pactado en negociación colectiva similar al observado desde 2008, "podemos estimar que, de no tomarse medidas adicionales, se abriría una notable brecha en el poder adquisitivo de los salarios que no se recuperaría a corto plazo" que aumentaría de forma notoria la desigualdad económica.

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios en 2026 respecto de 2008 sería de diez puntos en el caso del salario medio, y de cinco puntos en el caso de las personas trabajadoras con salarios sometidos a negociación colectiva: "Este proceso supone una devaluación salarial que doblaría la experimentada durante la crisis económica entre 2008 y 2014". En el caso de los trabajadores con salarios más bajos, la pérdida llegaría al 15%.

Un 92,5% del aumento de precios se explica por los beneficios de las empresas

"Aunque el origen y motivo principal que explica el aumento de precios que estamos viviendo lo podemos encontrar en la fuerte subida de los costes de materias primas y otros bienes intermedios esenciales para la producción, los beneficios empresariales retroalimentan esta inflación, especialmente desde finales de 2021".

El informe apunta a los beneficios empresariales como los principales responsables del alza de precios (aproximado a partir del deflactor del valor añadido bruto) desde finales de 2021. Los últimos datos disponibles, del tercer trimestre de 2022, muestran como un 92,5% del aumento de precios se explica por los beneficios de las empresas (incluyendo las rentas mixtas).

En promedio, indica la organización, a lo largo de 2022, han supuesto el 90% de la variación. Los salarios, en cambio, apenas han contribuido un 7%.42 "El propio Banco Central Europeo ya alertó a mediados de año que este es un fenómeno que se estaba produciendo también a nivel europeo", recuerda.

Según Oxfam Intermón, en 2021, el beneficio de las empresas del Ibex 35 en su conjunto fue un 63% superior al de 2019, y un 55% por encima a la media de los resultados de los cinco años pre pandemia (entre 2015 y 2019). En el tercer trimestre de 2022 anunciaron resultados un 30% superiores a los del mismo periodo del año anterior.

"Estamos ante una crisis alimentada porque algunas de las grandes empresas y los superricos se han aprovechado del contexto de incertidumbre, la pandemia y la guerra en Ucrania y están sacando tajada, inflando precios y márgenes, a costa de una gran mayoría", ha indicado Cortada en la presentación del informe.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud