Economía

El Banco de España no ve techo a la falta de mano de obra: ya afecta al 34% de las empresas

  • En la hostelería llega al 62% y en la construcción al 49%
  • Las empresas que dicen que afecta a su actividad se disparan 21 puntos desde 2020
  • Los datos contradicen la escasez de vacantes que recoge el INE

En un contexto sombrío bajo el impacto de la inflación y en el que el mercado laboral español empieza a mostrar síntomas de agotamiento, las empresas que prevén que la falta de mano de obra tendrá un impacto negativo en su actividad siguen aumentando y ya suponen el 34% del total, según el Banco de España.

La dificultad para contratar se ha convertido en el tercer motivo de preocupación después de los costes energéticos y las incertidumbres de política económica

Según la Encuesta sobre la Actividad Empresarial (EBAE), correspondiente al cuarto trimestre de 2022 que elabora el supervisor, el porcentaje es dos puntos porcentuales superior al anotado en el tercer trimestre. Desde cierre de 2020, cuando apenas llegaban al 13%, esta tasa se ha disparado en 21 puntos porcentuales.

También es el factor cuya incidencia más ha aumentado desde entonces, si descontamos los precios de la energía, que irrumpieron con fuerza en la encuesta a finales del pasado año, en el contexto de las tensiones previas al estallido de la guerra de Ucrania.

Incluso supera ya, por primera vez, a la preocupación por las restricciones de suministro de sus proveedores habituales.

En esta evolución destaca el hecho que desde el tercer trimestre de 2021 la preocupación por la falta de mano de obra supera a la inquietud por la caída de la demanda, que solo llega al 22% de las empresas, pese a que también se ve afectada por la inflación.

Solo queda por debajo, como es lógico, la preocupación por la pandemia, que se ha desplomado desde hace dos años.

Los datos del Banco de España resultan sorprendentes en un país con 12,67 millones de parados y perspectivas económicas a la baja.

Sin embargo, el volumen de empleo habría aumentado ligeramente en el trimestre en curso entre las empresas encuestadas por el supervisor. Una evolución que contradice el descenso que las empresas esperaban en la anterior edición del estudio, realizado en septiembre.

En cualquier caso, la resistencia que muestra la actividad de las empresas no impide que España siga siendo el país de la UE con la mayor tasa de paro de Europa. Todo ello hace aún más llamativo el elevado y creciente porcentaje de empresas que destacan el impacto de la falta de trabajadores.

Un incremento viene liderado por la hostelería (62%, cinco puntos más que en el tercer trimestre) y la construcción (49%), sectores con un elevado porcentaje de mano de obra extranjera, lo cual sería compatible con un cambio en la composición de la migración tras la pandemia, como ha estudiado el Banco de España en otras ocasiones.

Las vacantes no llegan al 0,9%

Aun así, los resultados contrastan con los de Encuesta Trimestral de Costes Laborales elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que estima una cifra de 143.871 vacantes de las empresas, 1.366 menos que en el trimestre anterior, que equivale apenas al 0,9% de los empleos en España, una de las tasas más bajas de la Unión Europea.

Sigue en zona de máximos de la última década, si bien muy lejos del récord de 193.000 vacantes registrado en el segundo trimestre de 2010. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que aquellos datos, en pleno epicentro de la crisis financiero, venían sesgados por la inyección del dinero público del Plan E para rescatar el empleo en la construcción tras el pinchazo de la burbuja inmobiliario.

Tampoco coinciden ambos análisis a la hora de determinar en qué sectores se se concentra esa dificultad para encontrar mano de obra.

Según el INE, los sectores con más vacantes son las de comercio y el sector público. La hostelería se sitúa en el quinto puesto, tras las actividades sanitarias y la industria manufacturera. Por su parte, la construcción cae al décimo puesto.

La diferencia se puede explicar por muchos factores, pero hay que recalcar que el el sondeo del Banco de España estima las expectativas de las empresas.

En este sentido, el empeoramiento de las previsiones para encontrar trabajadores de cara al cierre del año, implica que las que manejaban para el trimestre anterior, cuando alcanzaron a un histórico 32% de las empresas, se han cumplido.

Y la llegada de la campaña navideña, especialmente en la hostelería, estaría contribuyendo a empeorarlas aún más. 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud