Economía

Desgranando el salario medio en España: las desigualdades tras el récord de 2.087 euros

  • El sueldo medio bruto subió un 2,4% hasta los 2.086,8 euros, nuevo récord
  • El 40% de los asalariados ganaron entre 1.366,5 y 2.342,2 euros al mes
  • El 30% de los asalariados no llegó a 1.370: mujeres y jóvenes, sobre todo
Foto: iStock

Quinto aumento consecutivo del salario medio bruto en España, aunque por debajo de la inflación media. En 2021 alcanzó los 2.086,8 euros mensuales, un nuevo récord tras aumentar 48,2 euros (+2,4%) respecto al año anterior, cuando superó por primera vez la cota de los 2.000 euros. Algo más se elevó el salario mediano, el que resulta de dividir lo percibido en dos mitades idénticas entre quienes más y menos cobran. Ascendió a 1.757,4 euros, 51 euros más que en 2020 (+3%). Los datos se extraen del análisis por deciles de la Encuesta de Población Activa (EPA) y a partir de ellos se puede hacer una radiografía de las diferencias salariales en el país.

Para el cálculo, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ordena los asalariados totales (16.601.500 en caso del año pasado) por cuantía del salario mensual del empleo principal y los divide en 10 grupos iguales (deciles) que incluyen, cada uno, el 10% de los trabajadores en cada grupo, es decir, en cada grupo hay 1,66 millones de asalariados. Este detalle destapa una 'cara b', la de la brecha que separa a quienes más cobran de quienes menos.

Los datos reflejan que el 40% de los asalariados (6,64 millones) ganaron entre 1.366,5 y 2.342,2 euros brutos al mes en 2021, la remuneración del 30% (4,98 millones de personas) fue de al menos 2.342,2 euros mensuales y el 30% restante (otros 4,98 millones de asalariados) cobró por debajo de 1.366,5 euros al mes.

Mujeres y jóvenes, quienes más perciben los salarios más bajos

La estadística permite concretar más. De la comparación por sexo se desprende una primera desigualdad, la de género. El salario medio de las mujeres en 2021 fue de 1.883,4 euros al mes, mientras que el de los hombres alcanzó los 2.276,9 euros. Según las tablas publicadas por el INE, los hombres tuvieron mayor concentración relativa en salarios altos que las mujeres. El 33,6% de los hombres ingresaron 2.342,2 euros o más en 2021, frente al 26,3% de las mujeres, sin embargo, en los salarios bajos ocurrió al contrario: el 40,5% de ellas tuvo un salario inferior a 1.366,5 euros, frente al 20,2% de ellos.

La principal razón de esta diferencia tanto en salario medio como en distribución salarial reside en que las mujeres trabajan más a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas en mayor proporción que los hombres, principalmente por la asunción mayor de roles del hogar y de cuidados.

Esta y la comparativa de edad -a continuación- confirman que trabajar menos de la jornada habitual y con contratos temporales implica una mayor probabilidad de estar en tramos inferiores de remuneraciones. También influyen el nivel de formación o la antigüedad en la empresa.

El detalle también posibilita el análisis por edad y también destapa desequilibrios. El salario medio bruto se incrementó en 2021 con la edad, pasando de los 1.234,9 promedio que percibieron los jóvenes menores de 25 años a los 2.348,5 euros de los asalariados de 55 y más años. 

Desgranando las tablas, las diferencias se hacen más evidentes. El 63% de los asalariados menores de 25 años recibió un salario mensual el año pasado inferior a 1.366,5 euros. Suponen la mayor parte del 30% que cobró los sueldos más bajos. Solo el 5% de esa franja de edad obtuvo un salario de 2.342,2 euros y más.

Las cuentas se dan la vuelta si se observan las remuneraciones de los asalariados de 55 y más años. En este caso, el 24,6% se encontraba en el tramo bajo del salario mensual mientras que un 37,7% estaba en el superior.

La conclusión es que los trabajadores más jóvenes se concentran en los salarios más bajos, mientras que los de más edad tienen mayor representación en los más altos. Esto responde no solo a los contratos sino a los 'galones'. En edades más elevadas se acumula una mayor proporción de contratos indefinidos, más antigüedad en el puesto de trabajo y más experiencia laboral. Los jóvenes, sin embargo, cuentan con más contratos a tiempo parcial, temporales y menos antigüedad.

De empleados de banca a empleadas del hogar: los sueldos según el empleo

Pocas sorpresas supone que los salarios medios más elevados en 2021 se concentraran en el sector de banca y seguros (3.583,2 euros) y que los más bajos correspondieran a las empleadas del hogar (858,1 euros), trabajadores de la hostelería (1.225,8 euros) y de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (1.352,7 euros).

Los salarios más bajos (por debajo de 1.366,5 euros) los concentraron el personal doméstico (88,7%), cuyo salario además bajó desde los 997 euros de 2020, a y en el sector de Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (65,2%). Aquí, la mayor proporción de empleos a tiempo parcial en el primer sector (representado en su mayoría por mujeres) y la temporalidad en el segundo explican que copen los sueldos más bajos.

Por último, la diferencia entre el sector público y el privado. En el año 2021 el salario medio bruto en el primero alcanzó los 2.807,1 euros, mientras que en el segundo escaló a 1.901,7 euros. En concreto, el 22,3% de los trabajadores en el sector privado obtuvieron un salario de al menos 2.342,2 euros en 2021, frente al 59,9% de los trabajadores del sector público.

En el sector público están incluidas todas las Administraciones Públicas, así como las empresas públicas y tanto los trabajadores adscritos a Mutualidades como los que cotizan a la Seguridad Social, explica Estadística.

También en este caso, la mayor concentración de salarios elevados en el sector público la determina el mayor porcentaje de asalariados con estudios superiores, el tipo de ocupación desempeñado, el menor peso del trabajo a tiempo parcial y la mayor antigüedad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud