Economía

La inflación se modera al 7,3%, su nivel más bajo desde enero pero sin piedad con los alimentos

  • Tercer descenso consecutivo en octubre y el segundo por debajo del 10%
  • La subyacente se mantiene en el nivel del 6,2% al que descendió en septiembre
  • Los alimentos se disparan un 15% y marcan un nuevo máximo desde 1994

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado este martes el retroceso de 1,6 puntos del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en octubre. El dato definitivo coincide con el avanzado a finales de mes y sitúa la inflación en el 7,3% interanual gracias principalmente a la bajada de los precios de la electricidad. Con este tercer descenso consecutivo, el índice se modera hasta situarse en el nivel más bajo desde enero y suma dos meses por debajo del 10%, aunque sigue en cotas muy elevadas. La inflación subyacente, por su parte, se mantiene en el 6,2% que se anotó en septiembre, cuando dejó atrás 14 meses de alzas consecutivas.

El descenso de la luz, y en menor medida del gas, ayudó a mitigar la evolución de los precios en el décimo mes del año. También el grupo de vestido y calzado, que registró un aumento de los precios inferior al del año anterior coincidiendo con el cambio de temporada.

Las medidas aprobadas por el Gobierno para contener los precios de la energía influyen directamente en la evolución. Sin tener en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en octubre el 7,7%, cuatro décimas por encima de la tasa general, según el IPC a impuestos constantes.

Los alimentos no dan tregua: la leche sube un 25% en el año

Vuelven a ser los alimentos y bebidas no alcohólicas los que tiran del índice hacia arriba. Este grupo de influencia en el IPC sitúa su tasa en el 15,4%, un punto por encima del mes anterior que supone un nuevo máximo desde enero de 1994, cuando se inició la serie. Destaca la subida de los precios de las legumbres, hortalizas, leche, quesos, huevos y carne.

En el año, las mayores alzas son las del azúcar (+42,8%), las legumbres y hortalizas frescas (+25,7%), los huevos (+25,5%), la leche (+25%), los aceites y grasas (+23,9%) y los cereales (+22,1%). No son los únicos alimentos que avanzan a doble dígito. Lo hacen también los productos lácteos (+19,9%), el pan y la carne de vacuno (14,9% en ambos casos), los preparados de legumbres y hortalizas (+13,9%), las frutas frescas (+12,8%), otros preparados alimenticios (+12,4%), la carne de porcino (+12,3%), crustáceos, moluscos y preparados de pescado (+12%), café, cacao e infusiones (+11,9%), y el pescado fresco y congelado (+11,2%).

Varios ejemplos gráficos sobre cómo está impactando la incertidumbre global en el día a día. Hacer un bizcocho es hoy casi un 43% más caro que hace un año, desayunar una tostada de pan y mantequilla cuesta un 34% más y hacer una tortilla de patatas se ha encarecido un 25%.

Hay productos que sin embargo han visto reducidos sus precios desde octubre de 2021, especialmente aquellos beneficiados de los descuentos y bonos gratuitos aplicados por Gobierno y CCAA: el transporte combinado de pasajeros y en metro y autobús (-38,7%, -18,2% y12,4% respectivamente), la electricidad (-15,4%) o los ordenadores personales (-8,4%).

Sobre el mapa, todas las comunidades así como las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla moderaron su nivel de inflación interanual. Aún así, hay diferencias entre las regiones. Doce territorios cuentan con un índice por encima del nivel nacional (Castilla-La Mancha y Navarra cuentan con los registros más altos con un 8,6% y 8,4% respectivamente) y seis por debajo, con los niveles más bajos en Madrid (6,3%), Cataluña (6,8%) y País Vasco (6,9%).

La fruta se encarece un 8,5% de septiembre a octubre

La evolución mensual del índice general sí aplica cambios sobre el avance del INE. Los precios subieron un 0,3% de septiembre a octubre, una décima menos de los estimado en un primer momento. En cuanto a la subyacente, la que aporta una visión más realista de cuánto se ha filtrado la subida de los precios en la cesta de la compra al ignorar los productos más volátiles, en el mes ha avanzado un punto porcentual.

Los grupos con mayor repercusión mensual positiva en la tasa mensual del IPC, es decir, los que han influido en el laza de precios fueron el de alimentos y bebidas no alcohólicas, vestido y calzado y transporte. El primero registra una variación del 2,3% y una repercusión de 0,541 en el índice general. Aquí destacan la subida de alimentos básicos como las frutas (+8,5%), las legumbres y hortalizas (5,1%), la leche, queso y huevos (2,1%) y la carne o pescado (0,9%).

En cuanto a la ropa, la variación mensual fue del 8,5% por el comienzo de la temporada de otoño-invierno. Este grupo repercute 0,442 en el IPC general. Y el transporte, con una tasa del 1,4% y una repercusión del 0,192 en el IPC general, a causa del aumento de los precios de los carburantes y lubricantes.

A la baja, influyó en el mes el grupo de vivienda, que tiene una repercusión del 0,938 en el índice y presentó una variación del 6,6% por la caída de los precios de la energía (-22,5% la electricidad y -6,4% el gas).

En el mes de octubre la tasa de variación anual estimada del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), el que tiene en cuenta Bruselas para sus previsiones, se sitúa en el 7,3%, también más de un punto y medio por debajo de la registrada el mes anterior.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud