Economía

El INE rebaja una décima la inflación de septiembre, hasta el 8,9%, pero los alimentos siguen sin freno

  • La caída desde el doble dígito se explica sobre todo en el descenso de la luz
  • La euforia por la tregua se desvanece con los alimentos ahondando en máximos
  • La inflación subyacente cede hasta el 6,2 tras 14 meses de alzas consecutivas

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha rebajado una décima más a la baja la caída del Índice de Precios al Consumo (IPC) en septiembre avanzada a finales de mes. La inflación retrocedió hasta el 8,9%, 1,6 puntos por debajo del nivel de agosto que ponen fin a tres meses consecutivos por encima del 10%. La inflación subyacente, la que indica realmente cómo se está filtrando la subida de precios en la cesta de la compra, cerró el mes en el 6,2% -esta sí según lo avanzado- y acabó con una racha de 14 meses al alza.

La fuerte caída desde el doble dígito se explica, sobre todo, en la bajada de la electricidad frente a la subida registrada en septiembre de 2021, y, en menor medida, en el descenso de los carburantes.

La euforia por el segundo retroceso consecutivo del índice general se desvanece ante el avance de  alimentos y bebidas no alcohólicas, que siguen profundizando en los máximos de más de 28 años en los que entró en mayo. En concreto, han subido un 14,4% interanual tras avanzar seis décimas sobre el mes previo.

Destacan especialmente el encarecimiento de legumbres y hortalizas (+17,9%), leche (la entera ha subido un 25,3%), quesos (16,1%) y huevos (23,6%), y carne (la de cerdo, por ejemplo, es un 11,2% más cara que en septiembre de 2021).

No son los únicos alimentos que registran subidas de dos dígitos en sus precios. Las frutas frescas se han encarecido un 12,3% en el año; el pan lo ha hecho un 14,9%. Los productos lácteos han subido un 17,3% o las patatas, un 16,8%... la lista es amplia.

Los precios con mayores variaciones al alza en el año han sido los combustibles líquidos (+72,7%); otros aceites (+65,9%); las harinas y otros cereales (+39,4%); la mantequilla (+33%) y la pasta (+29,6%). Los que más se han abaratado desde entonces son el transporte combinado de pasajeros (-38,7%); el transporte de pasajeros en metro (-18,2%); el transporte de pasajeros en autobús (-12,3%); los equipos de telefonía móvil (-8,2%), y el transporte de pasajeros en tren (-6,6%). Estos es reflejo de los descuentos en el transporte aprobados por el Gobierno central y las CCAA.

Si se ignora la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos (IPC a impuestos constantes) el índice alcanzó en septiembre el 9,3% interanual.

La inflación interanual en septiembre extendió la tregua a todas las comunidades autónomas, sacando a todas del doble dígito menos a Castilla-La Mancha, que se mantiene en el 10,6% pese a descender dos puntos sobre agosto.

El mayor retroceso mensual desde julio y el mayor para un septiembre desde 1961

En términos mensuales, el IPC registró un descenso de siete décimas con respecto a agosto, una décima más de lo avanzado a finales de mes y el mayor retroceso mensual desde julio de 2021, cuando bajó ocho décimas. También es el mayor descenso del IPC en un mes de septiembre desde el inicio de la serie histórica, en 1961.

Luz (-17%), gasolinas y la caída de los precios de los paquetes turísticos (-14,7%) son los responsables del retroceso mensual mientras que ropa y calzado y los alimentos y bebidas no alcohólicas tiraron al alza de los precios.

Desglosando el avance de estos productos, la ropa se encareció un 3,9% en el mes y el calzado un 2,6% mientras que las legumbres y hortalizas subieron un 2,4% en el mes, leche, queso y huevos, un 1,2% y la carne un 0,6%. Excepción en las frutas, que cayeron un 1% mensual. También los libros se cobraron el inicio de curso con precios un 2,3% superiores a los de agosto,

La inflación subyacente (la que no tiene en cuenta los alimentos no elaborados ni productos energéticos por su volatilidad) bajó en septiembre dos décimas, hasta el 6,2%, para situarse casi tres puntos por debajo de la tasa del IPC general. El descenso pone fin a 14 meses consecutivos al alza.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), el que utiliza Bruselas, situó su tasa interanual en el 9%, un punto y medio inferior a la registrada en el mes anterior, mientras que la variación mensual registró un descenso de dos décimas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud