Economía

El precio de la guerra: Putin subirá un 43% el presupuesto de Defensa ante la resistencia de Ucrania

  • Tras anunciar una movilización parcial de reservistas

Putin prepara un ambicioso plan de gasto para el ejército en los próximos dos años, más de lo planeado inicialmente, ya que Rusia adapta el presupuesto a las necesidades de una guerra más larga y cada vez más costosa en Ucrania. Ahora se prevé que el gasto en defensa para los próximos presupuestos supere los actuales en más del 43 %, mientras que la categoría relacionada de seguridad nacional y aplicación de la ley aumentará en más del 40 %, según un plan fiscal de tres años visto por Bloomberg.

Las proyecciones fiscales están cambiando a medida que las prioridades se desvían a favor de las fuerzas armadas y se alejan de áreas como la protección ambiental. Con casi 5 billones de rublos (84.000 millones de dólares), o el 3,3% del producto interno bruto, los desembolsos en "defensa nacional" ahora ocupan el segundo lugar después de los programas sociales del gobierno como parte del gasto.

El Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo, o SIPRI, estima que la línea de "defensa nacional" en el presupuesto de Rusia representa aproximadamente las tres cuartas partes de su gasto militar total y cuenta con fondos para los costos operativos, así como para la adquisición de armas.

Por el contrario, la asignación de dinero en educación y cultura apenas aumenta para 2023, según el documento. El gasto en medio ambiente será alrededor de una cuarta parte menos que el presupuesto inicial del 0,2% del PIB. El plan inicial requería que el gasto en defensa el próximo año cayera al 2,4% de la producción económica, desde un 3,2% estimado en 2022 y un 2,6% el año anterior.

El cambio refleja un mayor compromiso con una guerra que ya ha tenido un costo enorme en sangre y dinero para Ucrania y Rusia. Los grandes reveses en el campo de batalla hicieron que Putin intensificara sus esfuerzos para recuperar algo de impulso esta semana, cuando anunció una "movilización parcial" para reclutar hasta 300.000 reservistas.

El plan presupuestario sitúa el costo de la convocatoria en casi 16.000 millones de rublos en 2023 y 16.500 millones de rublos anuales en 2024-2025. La mayoría de los demás detalles del gasto militar permanecen clasificados y solo se hacen públicas las cifras generales.

Rusia estuvo entre los cinco países que más gastaron en defensa el año pasado, según SIPRI, que rastrea la industria armamentística mundial. El grupo de expertos estima que el Kremlin aumentó el gasto militar en un 2,9% en 2021 a 65.900 millones de dólares, el tercer año consecutivo de crecimiento tras las caídas entre 2016 y 2019.

El gobierno aprobó el jueves el plan presupuestario, y el proyecto de ley ahora debe obtener el respaldo de ambas cámaras del parlamento y ser firmado por el presidente para convertirse en ley. Todavía está sujeto a cambios, pero es poco probable que la mayoría de los supuestos vean revisiones importantes.

Según las últimas proyecciones, el déficit presupuestario se ampliará el próximo año al 2% del PIB desde el 0,9% en 2022. El gobierno financiará principalmente el déficit con deuda y reservas. El plan también prevé pedir prestado hasta 1.000 millones anuales en monedas extranjeras.

Rusia dejó de pagar sus bonos soberanos externos a fines de junio, como resultado de las sanciones internacionales que bloquearon los canales de pago a los acreedores extranjeros desde la invasión de Ucrania en febrero.

Tensión financiera

El desvío de recursos y mano de obra hacia las fuerzas armadas será una sangría para una economía en recesión, cuyo mercado laboral ya está sobrecargado por la mala demografía y con el desempleo en su nivel más bajo.

También amenaza con convertirse en una carga para las finanzas públicas, especialmente a medida que se intensifica el enfrentamiento por el suministro de energía de Rusia a Europa. Se prevé que las exportaciones anuales de gas por gasoducto caigan casi un 40% entre 2023 y 2025, según el plan presupuestario, y los envíos de crudo aumentarán ligeramente.

El balance del gobierno se ha mantenido bien durante la crisis, gracias en parte a las ganancias inesperadas del costo más alto de las materias primas. Aún así, los retiros del fondo de riqueza soberana significan que se contraerá en poco más de 3 billones de rublos en dos años. El gobierno también deberá compensar los mayores gastos con el aumento de los impuestos.

Las proyecciones fiscales más allá del próximo año sugieren que Rusia no está cerca de elaborar planes para alejarse de una situación de guerra. En relación con las proyecciones anteriores, el gasto en defensa aumentará casi un 30 % en 2024, pero sigue en línea con los supuestos anteriores para 2025.

Entre otros cambios, el presupuesto también asignará más dinero para la "educación patriótica", un programa que incluye exhibiciones de historia y factores en los aumentos de gastos para equipar las escuelas con símbolos estatales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud