Economía

El G-7 respalda el plan de EEUU para poner un tope al precio del petróleo ruso

  • Esto permitiría que el petróleo ruso siga vendiéndose en todo el mundo
  • La medida busca reducir los ingresos de Rusia sin dañar más el mercado energético
Joe Biden, presidente de EEUU. Foto de archivo

Los ministros de finanzas del grupo de los siete países más ricos han acordado imponer un límite o tope máximo para los precios del petróleo ruso, una medida inicialmente propuesta por el Gobierno del presidente estadounidense Joe Biden, que ha sido bien acogida por el resto de grandes potencias. Ahora toca la parte más difícil: convencer a todos los países de la Unión Europea para que adopten esta medida.

Esta proposición, liderada por el Gobierno de EEUU, podría aliviar las presiones del mercado energético a la vez que se presionaría a los ingresos generales que Moscú obtiene con las exportaciones de energía. 

Los líderes del G7, formado por Gran Bretaña, Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia y Japón, han estado debatiendo cómo establecer el tope de precios y han considerado otras alternativas, como el bloqueo del transporte de petróleo ruso. Otras opciones también pasaban por permitir la vuelta de Irán al mercado de petróleo, lo que ayudaría a rebajar los precios del 'oro negro'.

Los ministros de finanzas del G-7 se han reunido este viernes para analizar la propuesta y han dado un respaldo unánime al plan de EEUU. El plan del G-7, que es parte de esfuerzos para castigar a Rusia por su invasión militar de Ucrania, permitiría a los compradores de petróleo ruso bajo un precio tope continuar recibiendo servicios cruciales como financiación y todo lo relacionado con la industria de los seguros para cubrir compras, ventas y envíos de petróleo. 

En el comunicado hecho público tras la reunión, se explica que la limitación de precios se realizará de forma efectiva mediante una prohibición generalizada de prestar servicios que permitan el transporte marítimo de estos productos de origen ruso. Únicamente se permitirá proveer servicios de transporte si el petróleo y los derivados se compran a un precio igual o menor al fijado por la coalición.

Los ministros de Finanzas de las naciones del G-7 no han detallado el precio límite. Únicamente han señalado que la cifra se decidirá con arreglo a un abanico de detalles técnicos. "El límite de precios se comunicará públicamente de una forma clara y transparente", han indicado. Además, estos precios se revisarán en caso de ser necesario.

El G-7 ha invitado a todos los países que quieran a aportar comentarios e ideas sobre el diseño y la implementación del límite de precios. "Buscamos establecer una amplia coalición para maximizar su efectividad e instamos a todos los países que todavía busquen importar petróleo ruso a que se comprometan a hacerlo a precios iguales o inferiores al del límite", recoge el comunicado.

El petróleo reacciona a la baja

Los precios del petróleo moderan ligeramente las ganancias después de conocerse la noticia, ya que los operadores y traders se enfrentaban a la probabilidad de que se impusieran medidas más estrictas contra el petróleo ruso.

Ahora que el apoyo del G-7 es oficial, los diplomáticos tendrán que convencer a los países miembros de la Unión Europea para que modifiquen su sexta ronda de sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania, y eso aún puede resultar difícil.

Ese paquete, que prohíbe la compra de petróleo ruso a partir del 5 de diciembre, incluía una prohibición del uso por parte de terceros países de las empresas del bloque para proveer servicios financieros y de seguros relacionados con el petróleo.

La respuesta de Moscú

Por otro lado, Moscú ya ha respondido a esta medida. El Kremlin ha afirmado este viernes que Rusia dejará de vender petróleo a los países que impongan topes a los precios de los recursos energéticos rusos, lo que, según Moscú, provocaría una desestabilización importante del mercado mundial del petróleo.

"Las empresas que impongan un tope de precios no estarán entre los receptores del petróleo ruso", asegura el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a los periodistas en una conferencia telefónica, respaldando los comentarios hechos el jueves por el vice primer ministro, Alexander Novak.

"Sencillamente, no vamos a cooperar con ellos por principios ajenos al mercado", dijo Peskov.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud