Economía

España, el segundo país de la UE que más ha subido el SMI desde 2017

  • Solo nos ha superado Lituania, cuyo salario mínimo es de apenas 730 euros
  • Los datos de Eurostat apuntan a que la hoja de ruta de los expertos del Gobierno se queda corta

España es el segundo país europeo que más ha incrementado el salario mínimo mensual en los últimos cinco años, pasando de los 825,65 euros del segundo semestre de 2017 a los 1.166,67 euros en 2022. Un incremento de 341 euros que solo ha sido superado por Lituania, con 350 euros. Aunque en su caso el SMI se queda en 730 euros.

Con este aumento, España se convierte en el séptimo país de la Unión Europea por retribución mensual, si bien los que superan demás han registrado subidas más moderadas. Esto vale incluso para Luxemburgo, que anota el mayor SMI, con 2.313,4 euros, pero solo lo ha elevado en 314 euros durante estos años.

En términos de variación porcentual, la subida de España del 36% se ve superada, además de por Lituania (92%), por República Checa (55%) y Bulgaria (54%). Pero el importe se traduce en 234 y 123 euros, respectivamente. Los checos tienen hoy un SMI de 654,84 euros y los búlgaros de 360,2, una cantidad muy por debajo de la de España hace cinco años.

Por su parte, Dinamarca, Italia, Chipre, Austria, Finlandia y Suecia siguen sin contar con un SMI.

La publicación de estos datos por parte de la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat) se produce cuando el Gobierno ha reactivado el debate sobre la subida del SMI en 2023, que pretende llevar al 60% del salario mínimo.

Pero conseguirlo puede tener un coste mayor del esperado, a medida que cada vez más datos apuntan a que la evolución de la economía y el empleo han dejado desfasada la hoja de ruta planteada hace un año para alcanzar este objetivo.

El Gobierno insiste en el 60%

El grupo de expertos que, a petición de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, diseñaron la fórmula y publicaron la primera estimación de cómo deberían encadenarse estas subidas, volverá a reunirse en septiembre para revisar la senda para ajustarla a la evolución real de los salarios.

Tanto la vicepresidente segunda y su número dos, Joaquín Pérez Rey, han admitido que esta actualización es necesario para cumplir su objetivo de Legislatura, algo para lo que, a diferencia de lo ocurrido en 2021, cuenta con el respaldo explícito de los ministros del PSOE.

Aunque no está nada claro que el consenso se mantenga a la hora de fijar el importe de dicha subida, que también afecta a la negociación del 'pacto de rentas' que capitanea la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

Y es que, según la hoja de ruta planteada inicialmente, el salario mínimo debería llegara a un máximo de 1.049 euros en 2023 para alcanzar su objetivo en el próximo ejercicio.

El Gobierno utilizó ya esta estimación de los expertos para avalar las subidas de 2021 y 2022, que aprobó sin acuerdo con la patronal. Y previsiblemente es la que manejará Calviño en la negociación con los representantes de las empresas y los trabajadores.

Ahora el Gobierno necesita un acuerdo para convencer a la Comisión Europa de su voluntad para atajar la crisis inflacionaria en un escenario de subida de tipos que tendrá consecuencias en la actividad y el empleo. Máxime tras el anuncio de un impuesto a la banca por el incremento de estas tasas que puede agravar aún más sus efectos sobre el crédito.

En este sentido, la reunión de Díaz está lejos de ser un mero formalismo, ya que una propuesta de subida del SMI por encima de la prevista puede dificultar cualquier negociación .Y el hecho es que cada vez más indicadores apuntan a que así ocurrirá, ante una previsión que era papel mojado cuando se formuló.

Eurostat revela el desfase

Uno de los datos más llamativos que apuntan en esta dirección está en la propia estadística publicada por Eurostat. El organismo revela que la proporción entre el SMI mensual y los ingresos brutos medios retrocedió tres puntos en 2021, pasando del 53,2% al 50,3%.

Este dato se calcula sobre el promedio anual de los datos trimestrales de salarios medios de la Encuesta Trimestral de Costes Laborales de cada país. Ello explica que el porcentaje de relación sea menor que si se compara con la Encuesta Anual de Estructura Salarial, sobre la que pivotan las estimaciones del Gobierno para fijar su objetivo.

Pero ello no resta gravedad a los datos europeos. Y es que se trata del primer retroceso desde 2015 y el más intenso de una serie histórica que se remonta a 2008.

Además, este paso atrás ha llevado a España a perder dos puestos en el ránking europeo: si en 2019 ocupaba el segundo puesto tras Estonia, en 2021 bajó al quinto, superado también por Portugal, Polonia y Malta.

comentarios13WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 13

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Y la luz , la inflacion ,los combustibles
A Favor
En Contra

Y la luz , la inflacion, los combustibles, especulacion , delincuencia economica y corrupcion politica adjunta

Puntuación 30
#1
Pobreza y miseria sube mucho mas
A Favor
En Contra

Pobreza y miseria sube mucho mas

Puntuación 16
#2
D Villamil
A Favor
En Contra

Esto es una vergüenza,..hay que subirlo mucho mas.. ponerlo en 2000 pavos .. mínimo.. valga la redundancia.. me cago en mi pta madre. 2500! pa grandes y grandas, médicas y jóvenas nusoltras

.. qué no hay dinero?.. da igual ya lo pagará alguien.

ji ji ji

Puntuación 9
#3
Jesús
A Favor
En Contra

Madre mía Javier Esteban infórmate mejor. Los sueldos con la inflación cada día pierden más poder de compra. Como podéis presentar una noticia así con ese enfoque.

Puntuación 2
#4
Usuario validado en elEconomista.es
mpedro659
A Favor
En Contra

Por subir tanto el SMI somos unos de los países de la Unión Europea con más inflación.

Puntuación 18
#5
albert
A Favor
En Contra

a base de cargarse la clase media...

Puntuación 19
#6
INÚTIL
A Favor
En Contra

Cualquier subida del S. M. I. con la inflación desbocada es INÚTIL.

Le llegaba a la gente para comprar bastantes más cosas cuando estaba a 900,00 euros.

Puntuación 23
#7
Usuario validado en elEconomista.es
Miguel Bulgakov
A Favor
En Contra

Los salarios suben si la productividad lo permite, no porque una ley fije el SMI. Eso lo vende la izquierda para hacerse propaganda de buenos y necesarios. Lo que pasa es que, como las políticas de izquierdas en lo económico son un desastre, la ley lo que produce es despidos, por mucha estadística se inventen después. Las mentiras más grandes se visten siempre de estadística.

Puntuación 25
#8
SMI para politicos y cargos
A Favor
En Contra

Salario SMI para politicos y cargos sin productividad de ningun tipo

Puntuación 21
#9
Pedro Sánchez dimisión
A Favor
En Contra

El PSOE sube sueldos a los más vagos, y las pensiones a los que nunca contribuyeron... sube las NO contributivas

Y a los demás que les den. Al que se infla a currar le sube cero el sueldo y además les aumentan los impuestos

Puntuación 13
#10
artesano
A Favor
En Contra

Si la juventud tiene que aportarpara la entrada de una vivienda el equivalente a 4 años de salario es porque estamos en la miseria salarial. Esto no tiene arreglo y menos bajando fisco y salarios. La curva Laffer = La presión fiscal es inversamente proporcional a la incompetencia y la corrupción de los políticos.

Puntuación 9
#11
Kiko
A Favor
En Contra

Es mejor regalárselo a los bancos.

Puntuación -3
#12
Grups
A Favor
En Contra

Hay que compara el SMI de España con otros países europeos a 12 pagas al año, no a 14. El SMI español, teniendo en cuenta productividad, es de los más altos de Europa. España es el 15° país en Renta per Capita de la UE, pero el 7° por SMI. Eso no puede funcionar.

Puntuación 10
#13