Economía

España, a la cabeza de las grandes economías europeas en trabajadores de ETT

  • Su uso supera al de Alemania, Francia e Italia
  • El sector espera novedades legales en España para impulsar su transformación
  • Aportan una sexta parte de los empleos temporales

La contratación a través de empresas de trabajo temporal resurgió en 2021, en sintonía con la evolución del mercado laboral, y se situó en los niveles previos a la pandemia, con un porcentaje que supera ampliamente la media de la Unión Europea.

En 2021, España registró 677.000 personas trabajando a través de una ETT, un 4,1% del total de los asalariados. Se trata de la cuarta mayor tasa de la Unión Europea, después de Países Bajos (5,2%), Eslovaquia (4,8%) y Eslovenia (4,2%). Pero hablamos de países con un mercado laboral mucho más reducido en términos de población.

Sin embargo, el dato de nuestro país queda muy por encima de Alemania (2,8%), Francia (2,7%) e Italia (1%), los principales pilares de Europa por volumen de población y PIB. España también supera la media de la Unión (2,7%) y la zona euro (3,3%).

El nivel de empleo creado por las ETT en nuestro país en 2021 es equivalente al de 2019 y supera en 1,4 puntos al registrado en 2012. Consolida de esta forma un incremento interrumpido por la pandemia en 2020, cuando sus trabajadores retrocedieron al 3,5% del total.

El aval de la reforma laboral

En esta década se ha producido una serie de cambios legales para impulsar la transformación de estas empresas en agencias de colocación.

Tras las reformas en 2010 y 2013, una nueva fase de este proceso se ha vivido con la negociación y entrada en vigor de la reforma laboral. La norma trata de potenciar el convenio de ETT para impulsar la contratación fijo-discontinua: una modalidad tenía un carácter casi residual en su negocio, al suponer un 4% de los empleos que gestionaban.

Sin embargo, esta idea ha tenido poco éxito hasta hora, según explican fuentes del sector a elEconomista, que achacan a la dificultad y las dudas legales tras la entrada en vigor de la nueva norma los reparos para intensificar su uso.

Mayor interés hay en la reforma del Estatuto de los Trabajadores como en en la reforma del Servicio Público de Empleo Estatal, que se ve como una oportunidad para reforzar el papel de las agencias de colocación para que puedan participar en la colocación de parados.

El techo de las ETT

Es un proceso que ya han recorrido en el resto de países europeos, ante la constatación de que el negocio tradicional de puesta a disposición de trabajadores con carácter temporal tiene sus límites.

Incluso en países con una temporalidad tan elevada como España, donde las ETTs apenas participan en una sexta parte de los empleos eventuales.

De hecho, pese a que de las cesiones de trabajadores por parte de las empresas de trabajo temporal se mantuvieron estables respecto a 2019, nuestro país redujo la temporalidad, del 26,9% al 25,25. De tal forma que se vio superado por Países Bajos, que escaló al 27,7%.Allí, las ETTs están detrás de uno de cada cinco trabajadores temporales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud