Economía

La nueva tarifa plana para autónomos de Castilla y León incrementa en 360 euros la ayuda por beneficiario

Valladolid

La Dirección General de Economía Social y Autónomos se publican hoy las nuevas bases reguladoras de ayudas para autónomos. El principal cambio en la Tarifa Plana Plus es que contempla el pago de las cuotas, tanto por contingencias comunes como por contingencias profesionales, lo que supone un incremento del 70 % en la cuantía por beneficiario.

La cuantía de la subvención facilitará a la persona trabajadora por cuenta propia el pago de las cuotas durante los seis meses subvencionables, por los conceptos de carácter obligatorio de la base mínima de cotización establecida con carácter general, contribuyendo, de esta forma, al fomento y consolidación del trabajo autónomo.

Desde la Consejería se pretende que con esta modificación se pueda revertir la tendencia decreciente del empleo autónomo en Castilla y León, con una variación interanual del -0.32 %, pasando de 191.137 trabajadores autónomos en junio de 2021 a 190.520 en Junio de 2022.

En las reuniones que ha tenido la Dirección General con el sector y la Mesa del Autónomo que se celebró el mes pasado se han puesto en evidencia las necesidades de mejorar la Tarifa Plana que existía por la coyuntura actual, caracterizada por una galopante inflación que se traduce en elevados precios de las materias primas y costes energéticos en tendencia alcista, que para un trabajador autónomo son de difícil repercusión a precios, lo que desincentiva el establecimiento por cuenta propia. Por otro lado, una coyuntura recesionista podría motivar mayor economía sumergida, algo que con esta medida se pretende evitar, fomentando el emprendimiento por cuenta propia en momentos adversos.

Como apunte, procede recordar que en Castilla y León hay más de 190.000 autónomos y en España la cifra total es de algo más de 3,3 millones, lo que representa el 5,7 % del total nacional. Según el informe publicado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, a 31 de marzo de 2022, el perfil mayoritario del trabajador por cuenta propia en Castilla y León era de un autónomo del sector servicios, en un 56,9 % (aunque con una importante presencia en la agricultura), sin asalariados a su cargo (82 %), con una sola actividad (9 3%), varón (68,4 %), entre 40 y 54 años, en un 41,7 % (aunque con una importante presencia de mayores de 55 años), español (95 %), que lleva 5 años o más en su negocio (70,3 %), y que cotiza por la base mínima de cotización (84,7 %).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin